Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN MIÉRCOLES 17 s 10 s 2007 ABC REVISTA DE PRENSA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Juan Pedro Quiñonero LA RECESIÓN DE ZP O está claro quién cree en la palabra de Rodríguez Zapatero. En París, Euro Minority resume el encuentro ZapateroIbarretxe con este titular: País Vasco, hacia un referéndum por la independencia En Ginebra, Romandie afirma que el presidente ha rechazado el plan del lendakari, dejando en suspenso todas las puertas de un diálogo imprevisible. En el terreno económico y social, el optimismo presidencial se percibe muy alejado de las realidades profundas. En Berlín, Die Welt se pregunta si la política de Zapatero no está condenada a precipitar una recesión a finales del año que viene o primeros de 2009. Die Welt razona por lo menudo los riesgos de recesión española: mucho gasto, muchas deudas, baja productividad, muchas promesas electorales, etcétera. Hasta que el cuerpo aguante. En París, News Bourse afirma que la Coface, institución especializada, ha situado a España en una posición de vigilancia negativa a la espera de acontecimientos inmobiliarios. La cadena de información permanente France 24 prefiere insistir en un dato sobre el consumo: en Europa, la compra de automóviles nuevos cayó en septiembre un 2,1 por ciento, como media europea, mientras que en España cayó un 7,7 por ciento. Por su parte, un analista financiero de cierto renombre, Favilla, comenta en Les Echos el inquietante déficit exterior de la balanza comercial española, consecuencia de un modelo económico basado en la desindustrialización, la construcción y los servicios a bajo precio. Al sur nos aparece un vecino satisfecho de una cierta complicidad en la desdicha. L Opinion marroquí estima que la desertización en el sur y el Mediterráneo español está alcanzando cotas muy semejantes a la desertización marroquí, tan próxima a las tormentas y desiertos saharianos. Hay otro tipo de inquietudes. En Alemania, SüdWest publica un análisis titulado: Las mujeres temen un retroceso Tras el optimismo orquestado, las mujeres españolas contemplan con inquietud profunda el inmediato futuro personal y familiar. A vueltas con la ley de la Memoria Histórica Yo me pregunto si, con la ley de la Memoria Histórica, el Gobierno de España pretende que todos los escritores, músicos, escultores, etcétera, que vivieron en tiempos de Franco y que fueron, supuestamente, de derechas sean abolidos, prohibidos y sepultados en el olvido. ¿Se pretende que sus obras sean destruidas? ¿Se pretende, también, que sus hijos, nietos y resto de familia sean ajusticiados para que todo vestigio de estas personas desaparezca? ¿Es ésta su forma de hermanar y unir a todos los españoles? ¿No es, claramente, una forma de tapar los odios, venganzas, envidias de todos aquellos que aprovecharon una guerra entre hermanos y padres para solucionar lo que no eran capaces de hacer con la palabra? ¿Eran culpables las miles de mujeres que en el momento que comenzó el conflicto tenían hijos e hijas de meses o de pocos años? En esa desgraciada guerra todos perdimos a alguien de nuestra misma sangre por estar en un lugar en el momento inapropiado. Lo único que van a conseguir es que todos los que habían tratado, después de setenta años, no de olvidar, sino de convivir, vuelvan a vivir aquellos tristes días y piensen que los descendientes son culpables de la muerte de sus padres, abuelos, etcétera. Y me estoy refiriendo, concretamente, a los que el Gobierno de España dice que son de derechas. Ángel López Badalona (Barcelona) ¿España serena? Tras incendios, dispendios, claudicaciones ante los nacionalismos, negociaciones con asesinos, disposición de 682 asesores (con un coste de 28 millones de euros, más siete en concepto de construcción de su edificio en el interior de La Moncloa- -todo ello financiado con el erario, del que dijo el inquilino de aquélla que no es de nadie el presidente nos tranquiliza: vivimos en una España serena Señor Rodríguez Zapatero, yo también tengo preguntas para usted: ¿nos toma el pelo? ¿cree que todos somos tan crédulos, dóciles y que nos sonríe la vida tanto como a usía? Ni siquiera Ulises, en su viaje de regreso a Ítaca, necesitó tantos guías; Méntor era su amigo, sí, pero el protagonista de esta epopeya homérica no sería tal si, en su época, hubiese recibido el auxilio de tantas personas para retornar a su tierra. Aunque, sinceramente, dudo que pensara usted en las vicisitudes de Odiseo a la hora de confesar que la nación, víctima de tanto trasiego, se ha serenado. ¿Y a qué debemos esa ataraxia? ¿Hemos vuelto nosotros a nuestra Ítaca? ¿Podemos vivir ya tranquilos ante las amenazas de ETA, los órdagos del lendakari Ibarretxe o las exigencias procedentes de Cataluña, en el sentido de un mayor peso práxico para su estatut? ¿No pasará factura a los españoles (crematística y estresante) la ingente cantidad de millones que gasta en cocineros, orientadores y Dios sabe en qué más otras labores? ¡Qué caro resulta ser gobernado por su talante! Nos sume en interminables crisis nerviosas. ¿No se le ocurre alternativa a este estado de cosas? Manuel Castellanos Plaza. El Palmar (Murcia) N Máster de Tenis En la edición del pasado día 15 leo un artículo hablando sobre las instalaciones que existen actualmente en el pabellón de Cristal de la Casa de Campo, donde se está desarrollando el Máster de Tenis, del que parece desprenderse que al aficionado se le trata con un exquisito cuidado. Como mi opinión es la contraria, escribo estas líneas para resaltar las muchas deficiencias y limitaciones que padecemos. Si usted es un buen aficionado al tenis, como yo lo soy, intentará lógicamente estar presente a las once de la mañana para presenciar el primer partido del día. Teniendo en cuenta que el último termina sobre las doce de la noche, esto da una jornada de unas trece horas, durante las cuales, en el periodo comprendido desde las once de la mañana hasta las siete de la tarde, el abonado no es- tá autorizado- -regla en vigor por primera vez este año- -a abandonar el recinto, pues si lo hace se le niega de nuevo la entrada hasta las ocho de la tarde, cuando da comienzo la jornada de noche. Si a esto añadimos que en las diez condiciones generales que constan en el reverso del abono, la número 8 especifica que no está permitido introducir comida ni bebida en el recinto y que, como un abonado no es un VIP tiene pro, hibida la entrada en todos los restaurantes del piso superior, los únicos en todo el recinto que se pueden beber una cerveza o un vaso de vino, y que los únicos restaurantes a los que tenemos acceso son de autoservicio, con colas interminables, y con una falta total de servicio, quiere decir que si uno quiere comer decentemente tiene que abandonar el recinto y dirigirse a uno de los muchos restaurantes que hay en la zona, pero ya no podrá volver a entrar hasta las ocho de la tarde. ¿Por qué esta prohibición? ¿Tan complicado es poner una simple pulsera al que sale para asegurar que no exista fraude? Si ya les ponen la pulsera a los VIP, ¿por qué no se puede utilizar ese sistema para poder volver a entrar? Ignacio Abad Vicente Madrid ¿Empleadas del hogar sí y amas del hogar no? Leo por fin que las empleadas del hogar van a salir del limbo y se van a empezar a reconocer sus derechos: un sueldo, una pensión y sobre todo un prestigio social. Creo que es una buena noticia y que puede ser el comienzo de que se reconozca que en el hogar se trabaja. Y entonces me surge una pregunta sobre las mujeres que trabajan en casa en este país y que no son empleadas de hogar, pero sí mujeres que hacen hogar, las llamadas amas de casa que cuidan a sus hijos y o dependientes, sanos y enfermos y además sacan adelante las ta- reas materiales y que siguen mezquinamente sin ser reconocidas como mujeres trabajadoras porque no tienen todavía un sueldo, ni siquiera una merecida pensión. Me parece que esta noticia, que pone de relevancia que las empleadas domésticas son personas con los mismos derechos que cualquier trabajador, puede ser el inicio de que las mujeres que por necesidad o por vocación quieran o tengan que dedicarse a cuidar de su familia se vean también pronto recompensadas y dejen de estar maltratadas fiscal, social y laboralmente. No se entiende bien que por cuidar de los hijos del vecino, de los ancianos, enfermos y dependientes del vecino, por hacer la limpieza y llevar la administración de la casa ajena, te conviertas en mujer trabajadora, y por hacerlo en la tuya sigas estando en el limbo terrenal. A igualdad de trabajo, igual salario e igual trato. Todas trabajan, luego todas merecen lo mismo. Pilar Pérez Rodríguez Pamplona El Sabio de Hortaleza No soy forofo del fútbol, pero me hace gracia que el manido Sabio de Hortaleza no hiciera las mismas reflexiones para sí mismo que las que dedicó a Raúl, el 7 del Real Madrid. ¿Cuántos títulos ganó como jugador? ¿Cuántos títulos ganó como entrenador para llegar a serlo de la selección nacional? Aunque la respuesta del mismo Raúl podría haber sido: Con un entrenador competente gané muchos títulos con el Real Madrid Por la boca muere el pez. Fernando La Calle Coloma Madrid