Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 CIENCIAyFUTURO MARTES 16 s 10 s 2007 ABC El Gobierno sufragará el documental de Al Gore en los colegios MANUEL AINETO MADRID BARCELONA. Los escolares españoles podrán disfrutar a final de año del documental Una verdad incómoda dirigido por el recientemente galardonado con el Premio Nobel de la Paz y ex vicepresidente de EE. UU. Al Gore, según anunció ayer en Madrid Antonio Serrano, secretario general para el Territorio y la Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente. Serrano achacó a un problema administrativo el retraso en la distribución del vídeo, prevista para principios de curso. Medio Ambiente repartirá 30.000 copias de forma gratuita entre los colegios de la comunidades autónomas que lo pidan. El director del Año Polar Internacional, David Carlson, defendió ayer la base científica del documental de Al Gore, al ser cuestionada por un asistente a la clausura del ciclo de conferencias Más allá del cambio climático. Retos del Año Polar Internacional celebrado desde abril en Barcelona. Según Carlson, la condiciones medioambientales cambian a un ritmo vertiginoso, y es necesario situarse en el momento en que se produjo el documental para criticar su veracidad. Carlson advirtió de que la masa de hielo en el Ártico se ha reducido un 40 desde 1979. Prevemos que, entre 20 y 40 años, no habrá hielo en los Polos en septiembre Durante el acto, la ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, anunció que el Gobierno tiene previsto destinar 3,5 millones de euros en 2008 a la reforma de la base española en la Antártida Juan Carlos I, gestionada por el CSIC; y 300.000 euros a mejoras en la base militar vecina, Gabriel de Castilla. Cabrera consideró los Polos un laboratorio natural único para entender el sistema terrestre y su futuro Tanto Carlson como la ministra insistieron en la necesaria concienciación social sobre el problema climático. El gran roble de Sherwood que, según la leyenda, albergó al mismísimo Robin Hood, con una antigüedad de 1.140 años ABC El bosque de Robin Hood se muere y la lotería británica acude en su ayuda Hasta hace poco, cada año solía morir un árbol, pero últimamente la cifra se ha elevado a cinco y todo indica que, a causa de la vejez, seguirá aumentando E. J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Robin Hood repartió dinero entre el pueblo y ahora es el pueblo quien acude en ayuda del hábitat de Robin. El bosque de Sherwood, la mayor colección de robles antiguos de Europa, se está muriendo y dinero de la lotería nacional británica será destinado a un plan de recuperación, que prevé la plantación de 250.000 robles. Hasta hace poco, cada año solía morir un árbol, pero últimamente la cifra se ha elevado a cinco y todo indica que seguirá aumentando. No se trata de ninguna plaga, sino de la propia vejez de los árboles, muchos de ellos de más de mil años, que los hace vulnerables ante las inclemencias del tiempo, como fuerte vientos y tormentas. Por ejemplo, en lo que va de año, cuatro cayeron en enero a consecuencia de las lluvias, dos se quemaron en un incendio y otro se partió sin previo aviso. Otro problema son los saltos generacionales provocados por épocas en las que se utilizó madera sin proceder a replantaciones, lo que afecta a la estructura del bosque. Fue el caso del tiempo en el que Inglaterra se preparó para afrontar el ataque de la Armada Invencible española, o el momento de la Guerra Civil inglesa. El plan de 75 millones de euros pretende también financiar el especial cuidado de los ejemplares en mayor estado de decaimiento. El cálculo más pesimista es que en cincuenta años el bosque podría haber desaparecido. En la época medieval en la que las leyendas sitúan a Robin Hood- -un personaje de ficción, pero que sintentiza diversas historias de tradición oral atribuidas a distintos héroes locales- éste podría haber salido por la puerta de atrás del castillo de Nottingham y recorrer más de cincuenta kilómetros cabalgando entre los árboles. Hoy sólo podría cubrir un trayecto de cinco kilómetros. ahora si hemos podido esperar tantos siglos, pero si no lo hacemos en la próxima década probablemente habremos pasado el punto tras el que ya no sea posible devolver la plena vitalidad al bosque. Dentro de un siglo ya no existirá y entonces las siguientes generaciones lamentarán que nosotros no lo salváramos La reclamación del dinero de la lotería nacional, que en Inglaterra se dedica sobre todo a proyectos de conservación del patrimonio artístico, no es más que reclamar que vuelva algo de lo que salió del bosque. Para Brady, durante siglos de aquí ha salido madera para construir edificios en todo el país, incluida la catedral de San Pablo de Londres. Así que ahora sólo pedimos algo a cambio Muchos de los robles superan los mil años de antigüedad. Para fijar su edad, en árboles tan viejos no es posible utilizar el habitual sistema de contar los anillos concéntricos de su tronco, pues su centro está hueco. En ese caso se miden rodeándolo mediante personas abrazadas a su tronco: el número de brazos marca su antigüedad. Reformas en las bases polares Urgencia Según ha declarado a The Guardian Austin Brady, conservacionista de la Comisión Forestal que se ha ocupado de la suerte del bosque de Sherwood, la gente puede preguntarse que qué prisa nos ha entrado La copa que albergó al arquero Desde los tiempos victorianos, las leyendas sobre Robin Hood han propiciado la llegada de numerosos turistas al bosque. Pero su interés científico no tiene nada que envidiar de esas atractivas épicas medievales, pues Sherwood acoge no sólo la mayor colección de viejos robles de Europa, sino que también cuenta con una protegida vida animal que incluye varios tipos de escarabajos que no se encuentran en otra parte. Por lo que afecta a los robles, el más antiguo se ha datado convencionalmente en el año 1415, mientras que el Roble Major cuya copa albergó a Robin Hood- -según la leyenda- tiene una antigüedad estimada de 1.140 años. Más información: http: www. sherwoodforest. org. uk