Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 AGENDA Necrológicas MARTES 16 s 10 s 2007 ABC General Soe Win s Primer Ministro de Birmania El carnicero de Depayin El fallecimiento a los 59 años, por leucemia, del cuarto hombre del régimen birmano no traerá cambios significativos ni supondrá el final de la represión contra la Revuelta Azafrán PABLO M. DÍEZ CORRESPONSAL. PEKÍN. Nunca la muerte de un miembro de un Gobierno tendrá tan pocas consecuencias como la del primer ministro de Birmania, el general Soe Win, que ha fallecido de leucemia. A pesar de que Soe Win, de 59 años, era el número cuatro del régimen militar, que gobierna con puño de hierro esta paupérrima y aislada nación del sureste asiático desde 1988, nada cambiará en una de las dictaduras más longevas del mundo. Así es Myanmar (nombre oficial de la antigua Birmania) donde el verdadero poder lo detenta una Junta militar de 12 generales dirigida por el hombre fuerte del país, Than Shwe. Por ese motivo, el difunto será sustituido por otro militar, posiblemente por el teniente general Thein Sein, quien lleva actuando como primer ministro desde que, el pasado mes de mayo, Soe Win se marchara a Singapur para ser tratado del cáncer que padecía. Continuarán, por tanto, la represión, las detenciones y las torturas con que el Gobierno birmano está aplastando la denominada Revuelta Azafrán las manifestaciones pacíficas lideradas por los venerados monjes budistas que durante las últimas semanas han arrastrado a cientos de miles de personas a las calles para protestar contra la autoritaria Junta militar. Al final, las balas se han impuesto a las demandas de libertad y un nuevo baño de sangre, que podría haberse cobrado hasta 200 vidas, ha despedido al primer ministro Soe Win en sus últimos estertores. No en vano, este veterano militar era conocido como el carnicero de Depayin por organizar en 2003 la emboscada que tuvo lugar en esa ciudad del norte de Birmania contra Aung San Suu Kyi, la Premio Nobel de la Paz que había ganado las elecciones de 1990 y cuya victoria fue anulada por los generales. En dicho ataque, una turba de partidarios del Gobierno, la mayoría paramilitares de la Asociación para la Unión de la Solidaridad y el Desarrollo, se enfrentó a los seguidores de la Liga Nacional para la Democracia y pudo haber matado a 80 personas. Desde entonces, Aung San Suu Kyi fue confinada bajo arresto domiciliario y Soe Thein Sein. Por ello, pocos en Birmania, salvo su mujer y sus dos hijos, llorarán la muerte del primer ministro, que se vanagloriaba de que la Junta militar no sólo no negociará con la oposición, sino que jamás le entregará el poder Descanse en paz, algo que él siempre negó a su torturado pueblo. José Luis Baña Mouzo El secretario general de la Subdelegación del Gobierno en Pontevedra, José Luis Baña Mouzo, falleció ayer debido a un cáncer que padecía. Desde hace 17 años era secretario general de la Subdelegación del Gobierno en Pontevedra y murió en Málaga, donde se encontraba de vacaciones. Licenciado en Derecho, casado y con dos hijos, José Luis Baña Mouzo era secretario general de la Subdelegación del Gobierno desde 1989, cargo al que accedió siendo subdelegado en Pontevedra el vigués Jorge Parada. Antes, Baña Mouzo fue jefe de inversiones y jefe de personal del Ministerio de Sanidad, director general de la Seguridad Social y Servicios Sociales y secretario general técnico de la Consejería de Cultura y Bienestar Social. También recibió una distinción papal, otorgada por Juan Pablo II, en reconocimiento a la gran labor que realizó en la organización de la visita del Pontífice al Monte do Gozo (Santiago de Compostela) al que acudió para participar en la IV Jornada Mundial de la Juventud, celebrada el 20 de agosto de 1989, coincidiendo con el Año Santo Xacobeo. General Soe Win Win, que hasta poco antes de la reyerta era comandante en jefe de la Fuerza Aérea del Noroeste de Birmania, empezó a subir como la espuma en la jerarquía militar. Soe Win, que ya había hechos méritos al ordenar disparar contra la multitud en la Universidad de Rangún durante el levantamiento de 1988, ascendió rápidamente como se- AFP cretario de la Junta militar y, en 2004, se convirtió en primer ministro al sustituir al general Khin Nyunt. Al ser éste acusado de corrupción, el ala dura del régimen se impuso sobre los moderados, por lo que el hombre fuerte de Birmania, el general Than Shwe, contaba con el apoyo incondicional tanto de Soe Win como del que, probablemente, será su sucesor, Juan Sans Se llamaba Juan Sans Sicart y falleció el 30 de septiembre en Toulouse (Francia) había nacido en Barcelona en 1915. Como otros jóvenes inquietos de los años 30 cultivó el deporte aficionado y se sintió atraido por el vegetarianismo y el naturalismo, se formó en los ateneos obreros barceloneses y badaloninos y a los 21 años quiso marchar al frente de Aragón, encuadrado en la columna encabezada por Buenaventura Durruti, y dejar su profesión de maestro racionalista para tiempos más tranquilos. El 19 de julio había luchado en torno a los cuarteles sublevados y después fue a inscribirse en el Comité Central de Milicias. Había vivido en Barcelona, San Felíu de Guixols, Perpiñán y Badalona, donde estudió magisterio. Los del Comité, de primera intención, lo enviaron a la escuela cenetista Salud y Alegría, de Badalona. Pero, a finales del 36 su quinta fue movilizada y su primer destino castrense fue Cadaqués, donde una centuria confederal guarnecía la Costa, tras los cañoneos del Canarias en Ro- sas y Colera, buscando el viaducto ferroviario. Fue nombrado comisario del batallón de choque de la 120 Brigada (26 división) nombre que recibió la Columna Durruti tras la militarización de las milicias del verano, en otoño de aquel año. Luchó en diversos lugares y al hundirse los frentes del Segre y del Ebro formó parte de las fuerzas que cubrían la retirada de las columnas de fugitivos. Sans Sicart se instaló en la Tolosa de Francia (Toulouse) donde participó en actividades del exilio y fue secretario de la ex ministra Federica Montseny. Tuvo tiempo y humor para recoger sus experiencias bélicas y políticas en: Comissari de xoc Comissari de Xoc a l exili Reflexiones de un libertario y El dia de les sirenes (Ed. Pagés, Lérida, 2007) lo de las sirenas se refería a las que llamaron al combate, al salir los destacamentos militares de los acuartelamientos, en la madrugada del domingo 19 de julio. Los que le conocieron hablan de su esencia libertaria y elegancia de los viejos anarquistas. En su domicilio tolosano, entre otros recuerdos, guardaba la bandera de la 26 división- Columna Durruti. Era un asistente fiel a los actos conmemorativos de las luchas pasadas, en las que intervino. JUAN PEDRO YÁNIZ Andrèe de Jongh Andrèe de Jongh, heroína de la resistencia belga contra los nazis, murió el pasado sábado a los 90 años. Durante la Segunda Guerra Mundial, De Jongh ayudó a escapar a pilotos de los aliados que eran abatidos sobre territorio belga. Entre 700 y 800 pilotos británicos pudieron regresar a su patria gracias a la organización clandestina Red Comete. Andrèe de Jongh fue detenida en enero de 1943 en un intento de atravesar con un grupo de pilotos los Pirineos. Fue a parar a la cárcel y luego a los campos de concentración de Ravensbrück y Mauthausen. Su padre, Frèderic de Jongh, miembro de la resistencia en la Primera Guerra Mundial contra la ocupación alemana, fue detenido en 1943 y ejecutado nueve meses después.