Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 16 s 10 s 2007 INTERNACIONAL 39 Rice proclama que es hora de establecer un Estado palestino La secretaria de Estado intenta reactivar la cumbre al calificar de esencial el acuerdo s Olmert, dispuesto a compartir el control de algunas partes de Jerusalén LAURA L. CARO CORRESPONSAL RAMALA. Francamente, es hora de establecer un Estado palestino aseveró ayer en Ramala la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice. Durante una rueda de prensa conjunta con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) Mahmud Abbás, Rice dijo que Estados Unidos considera el establecimiento de un Estado palestino y la convivencia entre dos estados esencial para el futuro no sólo para los israelíes y palestinos, sino para todo Oriente Próximo y su propio país. Apenas un día después de que ella misma revistiera de un cauto pesimismo su actual visita a la región preparatoria de la cumbre de Anápolis, la secretaria de Estado optó por dar un giro en positivo y conjurar el desaliento que está marcando los prolegómenos de la conferencia al lanzar a las partes un mensaje de confianza en que hay una paz posible. Lo hizo en Ramala, en el cuartel general de la Autoridad Nacional Palestina, en la rueda de prensa posterior a su entrevista de toda una mañana con el presidente Mahmud Abbás, durante la que la jefa de la diplomacia estadounidense no paró de repetir que hay que aprovechar el momento creado para lograr avances. Y de respaldar públicamente las intensas reuniones negociadoras que se desarrollan, sobre las que aseguró que israelíes y palestinos están haciendo los esfuerzos más serios en años para resolver el conflicto Ésta es una de las mayores prioridades de la Administración de George Bush admitió la secretaria de Estado, sabedora de que, casi tanto como los actores implicados, la Casa Blanca necesita un éxito en esta cumbre, pero también ella misma. En medio de su discurso de renovados ánimos casi a la desesperada, Condoleezza Rice prometió que peleará por construir puentes para salvar las diferencias que separan a Israel y los palestinos hasta que haya dado mi última gota de energía y mi último minuto en el cargo girá seria y sustantivamente a los asuntos centrales Será una reunión que avanzará la causa del establecimiento de un Estado Palestino... francamente, tenemos mejores cosas que hacer que invitar a gente a Anápolis sólo para hacernos una foto señaló en respuesta a las voces que retratan la cumbre como una puesta en escena del presidente de Estados Uni- Más que una foto La secretaria de Estado de Estados Unidos no se arriesgó al hablar del alcance del acuerdo de paz que podría cuajarse en la conferencia. Después de haberse reunido el pasado domingo con el primer ministro hebreo, Ehud Olmert, y ayer con Mahmud Abbás, manifestó que estamos hablando de un documento conjunto que se diri- dos, George W. Bush. La enviada norteamericana, sin embargo, no se refirió en ningún momento a esos asuntos centrales- -fronteras, partición de Jerusalén y refugiados- -que constituyen lo más espinoso de la negociación israelo- palestina. Tampoco lo hizo Mahmud Abbás, que además pareció dar ayer un paso atrás en sus expectativas con respecto a la cita de Estados Unidos al omitir por primera vez su exigencia, rechazada por Israel, de que Anápolis se selle con un documento cerrado en un cronograma. Será el punto de partida para futuras negociaciones destinadas a la creación del Estado Palestino aseguró. El otro gesto de acercamiento de la jornada llegó de Olmert, que en un discurso parlamentario insinuó ayer su disposición a compartir el control de Jerusalén que reclaman los palestinos. ¿Fue necesario anexionar la superficie del campo de refugiados de Shuafat, Sawakra o Walaie y definirlas como parte de Jerusalén? -se preguntó- -debo confesar que es posible plantear cuestiones legítimas Hasta ahora hablar de la división de Jerusalén era uno de los grandes tabúes de la política israelí.