Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 16 s 10 s 2007 INTERNACIONAL 35 El enroque de Italia complica el aumento de escaños de España en la Eurocámara Prodi pide que la negociación de europarlamentarios se aplace y se separe del Tratado ENRIQUE SERBETO CORRESPONSAL LUXEMBURGO. La intransigencia de Italia al negarse a aceptar el nuevo reparto de escaños en el Parlamento Europeo se reveló ayer como el problema más acuciante para que los jefes de Estado y de Gobierno pudiesen anunciar esta semana que se ha puesto fin a la crisis institucional. Y lo que se veía venir se ha confirmado: el país que más puede perder, según como se dirijan las negociaciones, vuelve a ser España. El Gobierno había aplaudido con un entusiasmo que no lo merecía una resolución del propio Parlamento Europeo en la que se otorgan cuatro diputados más a España y no quiso seguir luchando por ampliar este margen, a pesar de que los eurodiputados del Partido Popular Europeo le ofrecieron su apoyo. Tal vez el presidente del Gobierno se tenga que arrepentir de tanta complacencia en la cumbre que empieza el jueves en Lisboa. Después de haber escuchado a todos los ministros de Asuntos Exteriores ayer en Luxemburgo, la presidencia portuguesa ha reconocido que en estos momentos no hay asunto más delicado que el que plantea Italia, aunque mantiene su optimismo y su disposición a resolver este asunto en el mismo paquete institucional. El Parlamento Italiano ha aprobado una resolución en la que ordena al primer ministro Romano Prodi que no acepte ningún acuerdo que rompa la paridad entre Italia, Gran Bretaña y Francia, en contra de la propuesta de reparto aprobada por el Parlamento Europeo, en la que se tienen en cuenta las estadísticas oficiales de población de los tres países que tienen ya diferencias sustanciales. Para Prodi, se trata de una amenaza contundente, porque su fragilísima mayoría depende de un solo escaño, así que ha propuesto a los demás países de la UE que se apruebe todo lo demás del Tratado de Reforma para resolver el problema institucional, y que se aplace el reparto de escaños. Como único mecanismo de defensa, el ministro español, Miguel Ángel Moratinos, exigió que no se atendan las peticiones de Italia y que se mantenga todo el paquete institucional Dentro del Consejo, pidió la intervención del jurisconsulto, que le ha dado la razón al dictaminar que existen vínculos jurídicos entre una cosa y otra y que, según el man- Kouchner y Moratinos, ayer en Luxemburgo, con Carlos Bastarreche, embajador de España ante la UE dato negociador, no es posible separarlas. La presidencia portuguesa no ha podido ser tan clara, porque el ministro Luis Amado se guarda sus bazas para estos dos días de negociaciones que le quedan, pero su secretario de Estado ha manifestado claramente que su intención es la de encontrar una solución sin deshacer el paquete porque cuando nos dan una misión, nos gusta completarla EPA Suecia y Portugal, los países de la UE que mejor integran a los inmigrantes M. NÚÑEZ CORRESPONSAL BRUSELAS. En la Unión Europea hay 20 millones de inmigrantes legales, una población equivalente a la de Austria y Bélgica juntas, razón por la que el fenómeno es continuamente objeto de estudio. El ultimo informe, el Index 2007 de Migration Policy Group y British Council, señala que Suecia y Portugal son los países europeos en los que mejor se integra a los inmigrantes en acceso al mercado laboral, derecho al reagrupamiento familiar, permiso de residencia, participación política, acceso a la nacionalidad de esos países y existencia de leyes antidiscriminación. España se sitúa en el puesto número de 10 de los 28 de que consta la clasificación, por delante de Francia (puesto 11) y Alemania (puesto 14) En relación a nuestro país el estudio bianual presentado ayer en Bruselas señala que se ha convertido en uno de los principales destinos de la emigración en la UE, a pesar de que no es uno de los históricos en este campo. España obtiene una de las mejores clasificaciones en el acceso al mercado laboral, en materia de seguridad y de derechos asociados, aunque está entre los que menos reconoce el derecho al reagrupamiento familiar o la participación política. En conjunto, el informe señala que 9 de los 28 países analizados (la UE, menos Rumanía y Bulgaria, más Canadá Suiza y Noruega) tienen políticas favorables hacia la integración de la inmigración y se sitúan sobre todo en el norte de Europa, en el Mediterráneo Oeste y en los Países Bajos. Por contra cinco países, entre ellos Austria, Grecia y Dinamarca son los que hacen más difícil la vida a los inmigrantes que llegan a su territorio a trabajar. Baile de escaños Algunos habían sugerido que Italia se sentiría complacida si Francia le cediese uno de sus escaños, de modo que volvería a producirse un empate con Gran Bretaña y los tres países volverían a tener el mismo número de escaños. El problema es que en tal caso, a España se le volvería a aparecer el fantasma polaco, puesto que hasta ahora también tenían el mismo número de escaños. La diferencia de población hace que a España le correspondan tres más con el nuevo reparto. En todo caso, Francia no parece dispuesta a colaborar para esta solución. Su embajador insistía en que de ninguna manera aceptarían ceder ese escaño.