Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 16- -10- -2007 ESPAÑA 17 Un sargento del Ejército, herido al ser tiroteado cerca del cuartel de Loyola de San Sebastián Alcanzado en el hombro, el militar repelió la agresión y puso en fuga a los criminales s La investigación apunta a ETA TIROTEO EN SAN SEBASTIÁN o de Rí an Pas ric o lC eo táb tov Ur de um ea de Pas Ot eo xo ki Ga lici a Au ía Acuartelamiento militar de Loyola Dos individuos se acercan por la espalda, se gira y el disparo le entra por el hombro y le sale por el omoplato Lugar del atentado A- 8 Camino de Uba ABC Río Ur umea La Ertzaintza se hizo cargo de la investigación en el lugar del tiroteo que le trasladó en su vehículo hasta el Hospital Donosti. Tras quedar ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos, los facultativos explicaron que su estado es grave, aunque no se teme por su vida. La Ertzaintza optó ayer por la cautela y aseguró que en principio no se puede descartar ninguna hipótesis. Sin embargo, reconoció que la autoría de ETA es una de las más sólidas. Otras fuentes de la lucha antiterrorista subrayan, en este sentido, que el modus operandi utilizado es habitual en la banda criminal. Pero, sobre todo, enfatizan en que hay numerosos indicios, si no pruebas, que apuntan a una reorganización del comando Donosti tras haber quedado neutralizado el pasado mes de marzo. El actual dispondría de un núcleo duro, integrado por dos liberados del que dependerían varios taldes de legales Además, es un hecho más que demostrado que, tras anuncviar la ruptura del alto el fuego permanente ETA se ha alanzado a una ofensiva que, afortunadamente, no le ha salido todo lo bien que hubieran deseado los cabecillas, gracias a la eficacia de las Fuerzas de Seguridad de España y Francia y, también, a los propios fallos de los terroristas. Incluso la inexperiencia demostrada ayer por los agresores recuerda este ro- EFE D. M. J. P. MADRID. Un sargento del Ejército, cuya identidad responde a a las iniciales M. R. V de 28 años de edad, resultó herido pasadas las diez de la noche de ayer tras recibir un disparo en el hombro cuando transitaba por el Camino de la Uba, después de haber abandonado el cuartel de Loyola, en la periferia de San Sebastián, donde está destinado, para dirigirse a una residencia militar, en Martutene, donde reside. La Ertzaintza, que se hizo cargo del caso, baraja como posibilidad más sólida la autoría de ETA, ya que, entre otros elementos, la munioción corresponde a la de 9 milímetros parabellum, la habitual de la banda. Según las primeras informaciones, basadas fundamentalmente en los datos aportados por el propio militar, los hechos ocurrieron pasadas las diez de la noche. El sargento acababa de abandonar el cuartel de Loyola y se dirigía a pie por un camino rural, denominado De la Uba, hacia una residencia militar situada en el barrio de Martutene, donde se aloja. Cuando ya había cubierto más de la mitad del trayecto, un individuo que permanecía oculto entre unos matorrales se le acercó por la espalda con la intención de dispararle en la nuca y a bocajarro. El militar se percató de ello y se giró, momento en el que el agresor le efectuó dos disparos, aunque sólo le impactó uno, en el hombro izquierdo, con orificio de entrada por delante y de salida en la zona del omoplato. El militar, tras tambalearse, repelió la agresión con dos disparos efectuados con su arma reglamentaria, que no alcanzaron al criminal. Este, en lugar de tratar de rematar a su objetivo, optó por darse a la fuga ayudado, al menos, por otro individuo que le aguardaba cerca a bordo de un vehículo. El sargento, por su parte, se dirigió malherido hasta la residencia, donde fue auxiliado por uno de sus compañeros, La munición empleada por los criminales es del calibre nueve milímetros parabellum, como la que suele utilizar ETA El sargento llegó herido a su residencia militar y desde allí fue trasladado por un compañero al hospital sario de errores que viene mostrando la ETA postproceso. Si finalmente se confirma que el atentado de ayer es obra de la banda de Ternera las fuentes de la lucha antiterrorista no descartan que la víctima fuera elegida, en cierto modo, al azar. Es decir, los etarras habrían comprobado que diariamente sobre las diez de la noche abandonan el cuartel de Loyola úna serie de militares para trasladarse a la residencia de Martutene y en la noche de ayer se apostaron para atentar contra el primero que les resultara factible. Algo así ocurrió precisamente el 10 de abril de 1995. Los integrantes del comando Donosti que entonces lo dirigía Francisco Javier García Gaztelu, Txapote aguardaron hasta que saliera del cuartel un mando militar que se les pusiera a tiro. La víctima, en esta macabra y siniestra lotería, fue el brigada Mariano de Juan Santamaría, de 37 años, casado y padre de dos hijos. También este militar se dirigía a pie a su domicilio, pero tuvo peor suerte. Con todo, el cuartel de Loyola ha sido objeto de alrededor de media docena de atentados desde la década de los ochenta. El ataque se produjo pocas horas antes de la entrevista que mantendrán el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el lendakari Juan José Ibarretxe.