Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN MARTES 16 s 10 s 2007 ABC AD LIBITUM EL SERENÍSIMO ZAPATERO OSÉ Luis Rodríguez Zapatero aprovechó el puente del Pilar para, en un cigarral de Toledo, proclamarse líder de la España serena. ¡Toma castaña, que estamos en otoño! El gran crispador de la vida española, profanador de tumbas y recuerdos, predicador de la hemiplejia en la memoria colectiva, quiere ahora ser y parecer serenísimo; ¿como un príncipe o como una república? Le acompañaron en el acto de autoproclamación los integrantes del Consejo Territorial del PSOE y, curiosamente, la fotografía que perpetúa el acontecimiento, en la que luce al fondo el Alcázar toledano, aparecen haciénM. MARTÍN dole guardia de honor a FERRAND su serenísimo secretario general veinticuatro barones del partido y sólo tres baronesas. ¿Qué habrá sido de la famosa paridad con la que los socialistas pusieron el sexo por delante del seso? Ignoro la naturaleza del truco para el que Zapatero necesita alardear de su serena condición y tras el que, seguro, se esconderá alguna malquerencia que vaya más allá de las acostumbradas para Mariano Rajoy. En eso del deshacer y demoler, el líder socialista es tan incansable como siniestro- -no me atrevería a decirle diestro ni aun para subrayar su habilidad- -y algo se traerá entre manos para darle rienda suelta a sus nostálgicas dependencias y, de paso, ir arrancando los votos que le harán falta para continuar en La Moncloa. Por el momento, lo previsto es que hoy reciba al lendakari Juan José Ibarretxe y los dos juntos escenifiquen un no que pueda llegar a ser un sí y que en su recíproca anfibología les sirva a ambos para contentar a sus respectivas y divididas parroquias. Zapatero no puede permitirse el lujo, ya en campaña electoral, de rebajar un solo grado más sus ya decaídos niveles de españolidad. Ibarretxe tampoco está en condiciones, ni por cargo ni por militancia, de disimular con jeribeques su obsesión mal fundada y nada constitucional de que los vascos decidan, por sí y ante sí, el futuro que comparten con el resto de los españoles. Los dos están condenados a disimular sus acuerdos y desacuerdos. Asistimos, en consecuencia, a una representación política con argumento forzado y conveniente para el protagonista Zapatero y su ocasional antagonista vasco. Algo que, en más o en menos, estará convenido desde antes de que Ibarretxe llegue a su cita y cuyo precio será satisfecho, si llega el caso, después de las legislativas y con las correcciones que establezcan la necesidad que tenga el PSOE de los apoyos parlamentarios del PNV Ese es, en el fondo, el síntoma de nuestro mayor mal colectivo. Estamos entregados a unos líderes políticos que, independientemente de sus tallas y colores, viven entregados al fin de los próximos comicios- -locales, regionales o nacionales- -y no, como sería deseable, entregados al trabajo necesario para que mejore la existencia de las generaciones venideras. PERSPECTIVA PATRIOTISMO ECONÓMICO sión Europea, a la que también metió en el saco de los L presidente del Gobierno ha cambiado el disequivocados incorregibles, son un atajo de ignorancurso y saca pecho con los logros macroeconótes reaccionarios que se levantan todas las mañanas micos. Eso hizo ayer en el Foro ABC, donde volpensando cómo fastidiar la reelección de su glorioso vió a situar a España entre las grandes potencias munGobierno. La realidad es mucho más simple, aunque diales. No le falta la razón estadística cuando arguno quepa en sus esquemas de aparatchik. Este Gobiermenta que España ha crecido más y creado más emno ha cambiado la metodología de todas las series ecopleo en estos años que ningún país del G- 8, y que lo ha nómicas- -contabilidad nacional, encuesta de poblahecho manteniendo un superávit presupuestario. Peción activa, índice de precios- -hasta el punto ro también es verdad lo que omite. Ni una refede que realizar previsiones ha dejado de ser rencia a la inmigración como el factor desencaun ejercicio científico y los datos son difícildenante del crecimiento, ni al comportamienmente comparables. to de la productividad, en lo que seguimos a la cola, ni al deterioro del déficit por cuenta coZapatero tiene razón en una cosa: el crecirriente, que ayer superó los 60,000 millones de miento español ha sorprendido a propios y exeuros tras crecer un 20,8 por ciento hasta julio, traños por dos razones fundamentales: la forni, por supuesto, al endeudamiento de las famitaleza de la inmigración y la duración del cilias o a las creciente dificultades para llegar a clo inmobiliario. Son ésas las dos causas deterFERNANDO fin de mes, ni al deterioro de la imagen de Espaminantes del período de bonanza vivido en esFERNÁNDEZ ña como economía de mercado libre de injerenta legislatura. Sólo desde una perspectiva parcias estatales. tidista pueden ser atribuidas a decisiones de este GoFue un discurso revelador del terreno en el que el bierno, si acaso a omisiones. Que lo intente el presiGobierno aspira quiere centrar el debate económico dente es normal en campaña electoral, sobre todo si se presenta reñida y el Gobierno tiene pocos activos alen las elecciones, en las grandes cifras que tanto crititernativos que ofrecer. Lo preocupante no es que quiecaba en la oposición por ajenas al común de los ciudara vender sus logros, sino que se los crea. Porque todanos. No faltó una crítica impropia a Rato, al que dos los observadores nacionales e internacionales acusó de errar desde el FMI en todas sus previsiones pueden volver a equivocarse, y puede que el oráculo macroeconómicas. Un desliz freudiano, pues al acude Moncloa ilumine con su clarividencia a su amplio sarle sibilinamente de manipular por intereses partiequipo de asesores y la crisis financiera sea sólo un distas los análisis de la institución que todavía presiepisodio pasajero. Pero lo normal es que una crisis de de, pone de manifiesto una obsesión enfermiza y desliquidez y confianza afecte con cierta intensidad a un vela las íntimas querencias presidenciales. Zapatero país como España, especialmente endeudado y dedicalleva mal la crítica, no entiende cómo no se le reconodo al monocultivo del ladrillo, expresión que por ciercen sus indiscutibles logros y espera que todos los to es de uno de sus asesores. Al menos así parecen haanalistas se dediquen con fervor patrio a glosar las berlo entendido los inversores que en Bolsa están casexcelencias de su gestión. No entiende el debate ni el tigando a las empresas endeudadas. Me consta que en contraste de pareceres, le parece poco patriótico. Y Economía andan preocupados, también en el Banco acusa implícitamente a quien no le da la razón de serde España. No les hace ningún favor el presidente vir a los oscuros intereses de la vil oposición. No se cuando anima a los ciudadanos a ser patriotas y neatreve a la conjura judeomasónica, pero casi. Pareciegar la evidencia por sentido de Estado. ra que el Fondo Monetario Internacional y la Comi- J E