Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 15- -10- -2007 Eurocopa 2008 s España, en el camino hacia Suiza- Austria DEPORTES 81 Rumbitas para animar el viaje a Helsinki JULIÁN ÁVILA. ENVIADO ESPECIAL HELSINKI (FINLANDIA) El viaje de Aarhus más al norte no fue frío pese a la temperatura ni a la hora (cero grados se encontró la selección en el aeropuerto finlandés a eso de las cuatro de la madrugada) El triunfo había descargado el ambiente tan denso después del sainete de Oviedo, tanto en la selección como en la propia prensa. Con el billete prácticamente sacado para la Eurocopa las cosas se ven de otra manera. Ahora no ocurre nada. Para los más críticos, Luis es el mejor, el debate de Raúl ha sido ficticio y siempre se ha remado en la misma dirección. Los jugadores tenían un rostro más cálido en la sala de embarque. Había conversaciones varias con periodistas y directivos. Incluso una partida de pocha con Casillas, Marchena, Albelda y Pablo. Luis atendió a los periodistas de modo informal, siempre con tono pausado. Sin querer sacar pecho o exponer viejas facturas. Igual que en la rueda de prensa posterior al partido de Dinamarca. La hora y media escasa de vuelo hasta llegar a Helsinki dejó una estampa jovial. No hubo champán, pero se rompió el protocolo. Los jugadores, que ahora ocupan la zona trasera del avión, se animaron con la música. Pepe Reina, el animador sociocultural del equipo, se arrancó con una rumbitas. Y contó con los palmeros habituales. El guasón de Joaquín (tendrían que haberle visto cantando el aserejé durante el calentamiento del equipo español antes del partido) y el incondicional Sergio Ramos. De manera espontánea montaron un tablaito al que casi se une toda la selección. A la llegada, y pese al frío, los jugadores se tomaron estas minivacaciones obligadas con buen humor. Ayer gozaron de su día libre. Hubiesen preferido regresar a casa y volver el martes, pero de una manera u otra nadie les hubiese quitado el palizón de horas de vuelo y de aeropuerto. Hay que recordar que la Federación Española no cobra nada por este partido. Es una invitación de la Federación Finlandesa con motivo de su centenario. OJO CRÍTICO Enrique Ortego DOS LUISES EN UN LUIS ara un mejor entendimiento de estas líneas, debería aclarar que conozco a Luis Aragonés desde hace treinta años y la relación, con las reservas que plantean nuestras profesiones, está más cerca de la amistad que del simple conocimiento. Esa cercanía en el trato posiblemente haya influido en ocasiones a la hora de valorar en su justa medida las salidas de tono que ha tenido en los últimos meses, pero en lo que nunca- jamás existió ni existe influencia es en el aspecto futbolístico, en su faceta de entrenador. Ahí está lúcido. En este Luis de 69 años hay dos Luises El Luis- entrenador mantiene una línea coherente. Desde que llegó apostó por un estilo de juego y no ha traicionado su idea. Como mucho se le podría acusar de haber desplegado una serie de alternativas tácticas siempre P dentro de un mismo patrón. Atrás siempre ha defendido con cuatro hombres en zona. No es el modelo que más le gusta. De haber contado con dos laterales de largo recorrido no le hubiera importado jugar con tres centrales, como en sus tiempos del Valencia, Sevilla, Español y Atlético, en una primera etapa. En fase ofensiva comenzó jugando con dos extremos, (Joaquín, Reyes, Vicente... y dos delanteros, para dar un golpe de timón cuando se dio cuenta de que el funcionamiento colectivo no era el adecuado y el equipo no terminaba de jugar bien, como a él le gusta. Entonces apostó por el juego por dentro. Interiores por extremos. Tam- Ambiente distendido El Luis- entrenador está lúcido, mantiene una línea coherente, no ha traicionado su estilo de juego y, salvo Raúl, no se discuten sus equipos El Luis- civil es un pésimo relaciones públicas de sí mismo: sus pecados son de palabra y de hechos... extradeportivos bién tira de una propuesta mixta con una banda ciega ocupada por un delantero o un centrocampista y otra con un especialista, como el sábado en Aarhus (Joaquín e Iniesta) Sea como fuere su concepto futbolístico siempre ha partido de la posesión del balón, del juego combinativo, de toque y velocidad. Unas veces ha salido mal (Irlanda del Norte e Islandia como lunares más negros) y otras mucho mejor, como por ejemplo el sábado, con una primera parte de alta fidelidad balompédica. El Luis- entrenador está entero. El vestuario está con él por mucho que algunos digan lo contrario. Salvo la maldita polémica de Raúl tampoco se discute los futbolistas que elige. Los problemas son del Luiscivil. Ahí es donde a veces patina. Todos sus pecados son de palabra o hechos extradeportivos. No es cuestión de recordarlos ahora, pero son los que han enturbiado su imagen exterior. Maneja la pizarra con soltura, pero no le ocurre lo mismo en su relación con el prójimo. Es un pésimo relaciones públicas de sí mismo. A sus años y avisado como estaba- -no era la primera vez que le traicionan las cámaras- no le puede pasar lo del jueves con Raúl por enésima vez como protagonista. ¡Qué pesadez!