Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 15 s 10 s 2007 CULTURAyESPECTÁCULOS 73 Ejército Popular Revolucionario, de la guerrilla a la piratería Tras desafiar al Estado mexicano, la banda armada se enfrenta a las discográficas y distribuye en la red su propio top manta MANUEL M. CASCANTE CORRESPONSAL CIUDAD DE MÉXICO. El Ejército Popular Revolucionario (EPR) que se atribuye los recientes ataques a instalaciones petroleras que han dejado sin gas a medio México, combina sus actividades guerrilleras con la piratería musical. La banda armada, surgida hace una década en el Estado de Guerrero, ofrece en su página de internet dos recopilatorios de canciones de Molotov, Café Tacuba, Maldita Vecindad o Astrid Hadad. La recopilación musical que hemos realizado es en memoria de todas aquellas y aquellos cantautores que no han dejado esta trinchera cultural y que hasta hoy permanecen en el corazón y en el pensamiento de nuestro pueblo y desde luego en los que luchamos desde la clandestinidad dice el grupo de extrema izquierda en su web. Para, después, desafiar con sorna. Autorizamos la reproducción, radiodifusión, copia y propaganda de este material discográfico. Entre los 46 objetivos enumerados por el EPR, el 44 persigue el acceso efectivo del pueblo al arte, la ciencia y la cultura Y, ¿qué se le va a hacer? ¡Ni modo que me ponga a las patadas con el EPR! declaraba al diario Reforma la cantante Astrid Hadad, cuyo tema Mata, que Dios perdona está incluido en el disco titulado Resistiendo junto a piezas de Fernando Delgadillo, Eugenia León, Óscar Chávez, El Negro Ojeda, José de Molina, León Chávez, Amparo Ochoa, Judith Reyes, Los Folkloristas, Guillermo Velázquez, Mexicanto y Gabino Palomares. En el segundo volumen- Disidencia musical más moderno, aparecen canciones de Café Tacuba, Molotov, El Tri, Los de Abajo, Maldita Vecindad, Panteón Rococó, Ritmo Peligroso, Salario Mínimo, El Gran Silencio, Santa Sabina, Los Nakos, Tijuana No y El Mastuerzo. ¿Y quién lo puede prohibir? Es más fácil detener a un pirata callejero que a un grupo clandestino que también piratea música. Esto sólo pasa en México decía en el mencionado diario Modesto López, director de Ediciones Pentagrama, quien sin duda sabe cómo se las gasta en España la SGAE. Lo raro es que haya una invitación a la descarga de la canciones señala Rocco, cantante de Maldita Vecindad. Universal Music, la mayor compañía discográfica del mundo y que se distingue por su guerra a la piratería, tampoco parece dispuesta a enfrentarse al EPR por abducir a sus artistas. En la web del Ejército Popular Revolucionario hay enlaces a las del Bloque Nacionalista Gallego, la Chunta Aragonesista, Herri Batasuna, Izquierda Unida y el Comité Canario de Solidaridad con los Pueblos. Café Tacuba es uno de los grupos pirateados por el EPR ABC