Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 CULTURAyESPECTÁCULOS LUNES 15 s 10 s 2007 ABC CLÁSICA POPULAR Temporada ORTVE Obras de Casablancas, Schreker y Orff. Int. Sinfónica y Coro de RTVE. Dir. A. Leaper. Solistas: Andersen, Mena y Sander. Escolanía Nuestra Señora del Recuerdo. Dir. Sánchez. Lugar: Teatro Monumental. Madrid. Fecha: 11- 10- 07 Noches de Ramadán Concierto de Rasha. Lugar: Parque del Casino de la Reina. Madrid. Fecha: 11- 10- 07 Entre dos mundos LUIS MARTÍN Aquella grabación de 1997, Sudaniyat fue una modesta producción con la que la cantante y percusionista sudanesa Rasha consiguió renombre en el proceloso universo de las músicas africanas que se instalan en Madrid. Diez años después, con un temario filtrado en el cedazo de trama fina que fue su siguiente álbum, Let me be su propuesta revela un sustancioso aumento de convocatoria, máxime en esta comparecencia que, enmarcada en el ciclo Noches de Ramadán organizado por Casa Árabe, se ha dirigido preferentemente a su público natural. Rasha elabora una música fijada en dos territorios a los que ella hermana con naturalidad; de un lado, el cancionero rural arábigo- africano instalado en su país, Sudán; de otro, el urbano de Jartum, siempre presto a confraternizar con un revestimiento muy similar al de cualquiera de nuestras bandas de rock o de jazz. Con ambos recursos, y en no pocas ocasiones tomando la dirección de la nave, unos espléndidos Javier Crespo en guitarra y Patxi Pascual en el saxo, se inclinan, unas veces, hacia el trabajo de texturas y, otras, transitan por la exuberancia melódica. En conjunto, pese a que la producción de sonido luciese apilada, emborronando argumentos, un primor electroacústico que provocaba la entrega incondicional. Espléndida en los blues nostálgicos, fascinante en las canciones pacifistas y en las de amor, Rasha lleva años mostrando en las tarimas de los Womex su voz privilegiada. Una mujer que hace caligrafía con la garganta cuando se expresa en clave tradicional, y coloca sus abstracciones en un lienzo rítmico, ribeteado por los instrumentistas de su banda, cuando quiere ser moderna. Estremecedor su recuerdo a Sudán, un país herido de guerras permanentes. Un concierto así es un acontecimiento hermoso, de potente calado popular. Pero también incómodo para la clase dominante. Sus textos informan sobre la cara menos amable de un mundo triunfalista que reparte asépticos dividendos entre unos pocos, mientras los desheredados se convierten en depredadores de ellos mismos. No parece probable que Rasha sea popular en el entorno de nuestros centros de decisión bursátiles. Nuevos aires ANTONIO IGLESIAS Que Carmina Burana del muniqués Carl Orff cerrará el reciente Otoño musical soriano y, ahora, volvamos a escucharlo como inauguración de la temporada de la Sinfónica y Coro de RTVE, muestra a las claras una predilección de los públicos que siguen entusiasmados con una composición que, por encima de su recuerdo medieval- -fáciles contornos melódicos y excelente tejido vocal- instrumental- llega tan directamente a todos. Esta vez dirigida por la batuta titular del inglés Adrian Leaper- -seguridad muy atenta a la conjunción de los diferentes episodios- -compartió un bien obtenido triunfo con el barítono austriaco Klemens Saander, la soprano danesa Ditte Andersen y el contratenor español Carlos Mena, todos acertados plenamente. Abrió este programa- -y se aplaude apriorísticamente- -nuestra música, en esta ocasión representada por Tres epigramas del catalán Benet Casablancas, de sesgo actual dominando una orquesta grande, correspondiendo bien a sus tres contrastados momentos: Exultante Nocturno y Giocoso con una tímbrica harto elaborada. Siguió a la página española, otra de rara audición: Preludio para un drama de Franz Schreker, con factura centroeuropea, que incluye en su reforzada orquestación la celesta y el piano, seis percusionistas además de los timbales y dos arpas, cuya densidad en su extensa duración de veinte minutos, nos lleva hacia los Strauss y Wagner, pese a ser rehuídos por él. Arístides Carra, subdelegado de la Sinfónica, acompañado por la nueva gerente, María José Prieto, encabezó la sesión con bien medidas palabras, llamando al palco escénico a doce miembros de la orquesta y diez del coro, jubilados este verano, personificados por Tricás, que se despedía tocando todavía en este concierto. Fueron muy aplaudidos, como en su momento lo serían al subir al escenario el compositor Benet Casablancas y los directores del coro- -tan excelente como la orquesta- Josep Vila, y de la Escolanía, el infatigable César Sánchez. Jacqueline du Pré, en una imagen de archivo ABC La verdad de Jackie Cuando se cumplen 20 años de la prematura muerte de la gran violonchelista Jacqueline du Pré, un dvd reúne numeroso material que repasa su corta pero intensa trayectoria, incluyendo, por primera vez, la entrevista completa que la solista concedió, en 1980, para la grabación de un filme sobre el Concierto de Elgar POR SUSANA GAVIÑA MADRID. Jacqueline du Pré se convirtió en una leyenda por dos razones: su talento- -está considerada una de las grandes violonchelistas del siglo XX- -y por la brevedad de su carrera, truncada por una enfermedad, esclerosis múltiple, que culminó en su prematura muerte cuando tenía tan sólo 42 años. Sin embargo, para Chistopher Nupen, responsable de algunos de los filmes que han abordado la vida de esta solista, las leyendas pueden ser peligrosas, y en el caso de Jacqueline du Pré, han distorsionado paulatinamente su memoria Basta recordar el filme Hilary y Jackie protagonizado por Emily Watson e inspirado en el libro Un genio en la familia escrito por la hermana, y que fue criticado por algunos sectores cercanos a la artista al no ajustarse a la realidad. Quizá por eso, y coincidiendo con el veinte aniversario de su fallecimiento, que se cumple el próximo 19 de octubre, Nupen ha reunido en el dvd Jacqueline du Pré. A celebration of her unique and enduring gift (distribuido por Naxos) numeroso material grabado hasta la fecha- -parte de él no accesible al público hasta ahora- -y al que se ha añadido la entrevista que concedió la solista el 13 de diciembre de 1980 para ser incluida en un filme sobre el Concierto para chelo de Elgar, y que fue seriamente recortada en el montaje final. Muy cercano a la artista durante casi tres décadas, Christopher Nupen explica el por qué de esta película: Si hay una artista que no se merece la cantidad de falacias injustificadas que algunas de las leyendas le han otorgado, ésa es Jacqueline du Pré. Aparte de su glorioso don- -añade- ella fue una de las personas más amables, generosas y honestas que he conocido El dvd recopila los filmes Remembering Jacqueline du Pré (1994) con un nuevo montaje, y donde la artista hace un recorrido por su comienzos y sus maestros: William Pleeth, a quien bautizó como daddy chelo Rostropovich o el español Pablo Casals; y Who was Jacqueline du Pré? (1995) donde se recogen testimonios de las personas que trabajaron y vivieron más cerca de ella. Entre ellos, por supuesto, sus compañeros casi de juegos- nos divertíamos mucho confiesa la chelista- cuando tocaba música de cámara junto a Zubin Mehta, Pinchas Zukerman, Itzhak Perlman y Daniel Barenboim, con quien contrajo matrimonio en 1967. En estos dos filmes se puede ver a una joven vital, de sonrisa generosa (sus amigos la llamaban smiley y un talento que elevaba a los que tenía a su lado, transmitiendo la verdad de lo que ella misma era Una imagen que contrasta con la que ofrece en la entrevista realizada años después, en 1980, cuando lleva siete años retirada del escenario (dejó de tocar el chelo a los 28 años) a causa de una terrible enfermedad degenerativa. En ella, Du Pré habla sobre las razones que le han llevado a realizar una nueva edición sobre el Concierto de chelo de Elgar, pero también sobre cómo transcurre su vida alejada de los escenarios y cómo se enfrenta a su enfermedad. Volcada en la enseñanza- lo único que se me ha dado bien es tocar el chelo procura llenar su agenda de actividades que la mantengan ocupada, acercándose al teatro y a la literatura, aunque a esas alturas ya no puede leer. ¿Valiente ante la enfermedad? No, no me considero valiente- -contesta- Gente con males mayores lo lleva mejor que yo confiesa intentado sostener una sonrisa que la tristeza de sus ojos no cesa de desmentir. La artista dejó su stradivarius a Yo Yo Ma. Más información: http: www. jacquelinedupre. net Entrevista inédita