Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 MADRID LUNES 15 s 10 s 2007 ABC El alcalde debería tener el mando de todas las policías que operan en el municipio José Luis Morcillo s Inspector jefe saliente de la Policía Municipal de Madrid José Luis Morcillo, tras 27 años en el Cuerpo, deja hoy de dirigir la Policía Municipal, cargo que ha ostentado desde septiembre de 2001, para emprender una nueva carrera profesional en la seguridad privada POR CARLOS HIDALGO FOTO DANIEL G. LÓPEZ MADRID. José Luis Morcillo (Madrid, 1958) recibe a ABC en su despacho en sus últimas horas en el cargo. Siente nostalgia, sobre todo de los primeros años 80, cuando entró en el Cuerpo, pero encara el futuro con ilusión, por su familia, la que más le agradece el cambio. -Por tener la plena conciencia de que mi ciclo profesional llega a su fin. Llevo 27 años en la Policía, seis de jefe. He conocido a cuatro jefes superiores, dos alcaldes, dos concejales, tres jefes de Comandancia de Guardia Civil y tres delegados del Gobierno. Me voy de manera completamente voluntaria. -Me voy a la Dirección General de una empresa de seguridad, afianzada en el sector, y también en un proceso de cambio y ampliación. Para mí también supone un reto profesional, que, además, coincide con un ciclo vegetativo. Tengo necesidad de hacer otras cosas. -No las he tenido, jamás. Ni en el famoso caso de los árboles de Virgen del Puerto. He hecho lo que tenía que hacer. -Cuesta creer que en un cargo así no se reciban presiones. ¿Por qué lo deja? ¿Quién sería un buen sucesor en el Cuerpo? -En absoluto. Hice lo que tenía que hacer. Soy el primero en lamentar una circunstancia de ese tipo, pero volvería a hacerlo otra vez. Y no tuve jamás ningún tipo de imposición por parte del Ayuntamiento. Actué siempre bajo mi responsabilidad absoluta. -Hay mucha gente capaz. El Cuerpo tiene cantera, es excelente y hay gente de nueva incorporación y veterana que puede asumir el reto. ¿Se arrepiente de haber identificado a los tres concejales de la oposición? ¿Cuál es su futuro profesional? ¿Cansa tanto el cargo? ¿Cómo ha sido su relación con los concejales? -El cargo agota, yo no me canso. Es un puesto que hay que renovar. -María Tardón anterior concejal de Seguridad fue una mujer muy importante, porque me dio la oportunidad de trabajar con ella año y medio. En cuanto a Pedro Calvo actual edil es un caso típico de lo que tiene que ser un concejal con su jefe de Policía. Esto no es panegírico para él, es completamente sincero. Pedro Calvo ha sido una persona muy exigente, muy ágil, que ha entendido rápidamente cuáles han sido las necesidades del Cuerpo de Policía. He trabajado con él con absoluta libertad, manifestando siempre mis acuerdos y desacuerdos, y con una posición de respeto por su parte. Ha conseguido que yo me considere su amigo. Ha demostrado una capacidad humana tremenda y es un político al que yo le auguro mucho futuro. -Yo era un policía veterano y nuevo en el mando cuando me nombraron. Creo que hace falta alguien vocacional. Quiero hacer una referencia específica a la Policía Judicial. Es un orgullo tremendo que se empiece a hablar en ámbitos oficiales de que la Policía Municipal está capacitada para ejercer de Policía Judicial. Esto hasta hace cuatro o cinco años era un verdadero pecado. Hay que agradecer a los jueces y fiscales, que han sido los primeros en confiar en la Policía. Pero esto no hubiera sido posible sin el Cuerpo Nacional de Policía, que nos ha hecho un hueco. Enrique Barón es un gran amigo, que ha sabido entender que con las Policías Locales se puede contar. Con la Guardia Civil pasa lo mismo. ¿Pero sería más necesario alguien veterano? José Luis Morcillo, el pasado jueves en su despacho, durante la entrevista el alcalde mandara en los Cuerpos que operan en el territorio municipal, porque, de facto, hay una relación muy directa. Centrales de Seguridad (UCS) con 300 agentes, y creo que en definitiva es lo mismo: policías locales dedicados a la seguridad ciudadana. En Madrid los tenemos. Las UCS ya hacen un trabajo muy reconocido y muy parecido al que hacen las Bescam. Otra cosa es el encaje legal, el encaje jurídico. Creo que la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, de 1986, que acoge a la Guardia Civil, a la Policía Nacional y las Locales, debería reformarse y habría que tocar el papel de las Policías Locales. Hay que implicarlas más en la seguridad ciudadana. Las Bescam han sido un revulsivo. El principal problema viene de no tocar la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, que lleva 21 años en activo y está desfasada. No responde a la realidad de este país, en absoluto. Volvería a identificar a los concejales en Virgen del Puerto. No me arrepiento. Fue mi responsabilidad Soy partidario de ilegalizar la prostitución. Habría que regularizarla, al menos, de algún modo Creo que en un futuro los agentes de Movilidad deberían pasar a formar parte de la estructura de la Policía Municipal ¿La Policía Judicial es el gran paso? -Es un paso muy importante. Coincido en lo que pide el alcalde: la asunción de ese primer nivel dentro del territorio municipal. Que la Policía Municipal tenga capacidad de actuación dentro de su término municipal. -Cuando llegué al cargo, lo primero que hice fue hacer crecer la Jefatura, porque pecaba de microcefalia. Me encontré con un Cuerpo muy capaz, pero que pedía a gritos una transformación. Ahora dejo un Cuerpo en un proceso de cambio muy importante. Los madrileños deben saber que tienen el mejor Cuerpo de Policía que se puede tener. -Detrás se esconde un reconocimiento a la capacidad de las Policías Locales para enfrentarse a la seguridad ciudadana. En Madrid no tenemos Bescam, pero tenemos Unidades ¿Cómo se encontró la Policía Municipal y cómo la deja? ¿Qué opina de las Bescam? ¿Hasta qué límite? -Pues hasta el límite que el alcalde quiera. Lo lógico es que