Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL XVII Congreso del Partido Comunista de China LUNES 15 s 10 s 2007 ABC Una patrulla de soldados desfila por la plaza de Tiananmen en las inmediaciones del Gran Palacio del Pueblo de Pekín, donde hoy comienza el Congreso del Partido Comunista AP El PC chino se debate entre crecer a toda costa y las políticas sociales El nuevo Congreso elige desde hoy a quien sucederá al presidente Hu Jintao en 2012 PABLO M. DÍEZ CORRESPONSAL PEKÍN. Socialdemocracia frente a neoliberalismo, o, lo que es lo mismo, medidas sociales frente al crecimiento económico a toda costa. El eterno debate político cobra cuerpo también en China, donde el Partido Comunista inaugura hoy su trascendental XVII Congreso. Y es que, gracias a la política de reforma y apertura puesta en marcha a finales de los 70 por Deng Xiaoping tras la muerte de Mao Zedong, el todavía denominado régimen comunista ha convertido a China en la cuarta economía del planeta por su condición de fábrica global Desde entonces, 400 millones de personas, sobre todo en las ciudades de las industrializadas provincias costeras, han salido de la pobreza, pero este milagro económico ha provocado graves desigualdades entre las pujantes zonas urbanas y los pueblos del interior, donde viven 800 de los 1.300 millones de chinos. Hasta ahora, han primado proclamas como el dejad que se enriquezcan algunos primero de Deng Xiaoping, o el más sangrante enriquecerse es glorioso de Jiang Zemin, pero la subida al poder de Hu Jintao en 2002 ha traído una nueva filosofía que se resume en dos principios básicos: sociedad armoniosa y concepto científico de desarrollo En resumen, se trata de poner en marcha medidas sociales, sobre todo en sanidad, educación y agricultura, para evitar que siga abriéndose la brecha entre ricos y pobres y entre ciudades y zonas rurales, que amenazan con provocar una inestabilidad muy peligrosa para el régimen. Con este objetivo arranca en el Gran Palacio del Pueblo de Pekín el XVII Congreso del PCCh, en el que el secretario general y presidente del país, Hu Jintao, verá refrendado su mandato por otros cinco años más. Con la vista puesta en 2012, las facciones que componen el PCCh han empezado ya a mover sus piezas con vistas a la sucesión de Hu. Para llevar a cabo sus políticas sociales, el secretario gene- LOS CANDIDATOS A LA QUINTA GENERACIÓN DEL PCCh Li Keqiang Secretario en Liaoning Xi Jinping Secretario en Shangai A sus 52 años, Li Keqiang, secretario general del Partido Comunista de China en la provincia industrial de Liaoning, es el candidato elegido por el presidente del país, Hu Jintao, para sucederle a partir de 2012. Licenciado en Derecho y Económicas por la Universidad de Pekín, procede de la Liga de la Juventud Comunista y, con 43 años, se convirtió en el gobernador más joven de China al acceder a dicho cargo en la provincia de Henan. Hijo de uno de los héroes revolucionarios de China, Xi Jinping es un heredero que aspira a dirigir la Quinta Generación de líderes del Partido Comunista tras Mao Zedong, Deng Xiaoping, Jiang Zemin y HU Jintao. Nacido hace 54 años en Shaanxi, ha sido secretario provincial del Partido en Zhejiang y, desde marzo, es su máximo jefe en Shangai. Su talante liberal le granjea el apoyo de los aliados de Jiang Zeming para convertirse en vicepresidente y suceder a Hu. ral intentará situar entre los nueve miembros del todopoderoso Comité Permanente del Politburó al máximo número posible de aliados. Entre ellos, figura el que las quinielas señalan como su sucesor, Li Keqiang, secretario general del Partido en la provincia industrial de Liaoning. La camarilla de Shangai Pero Hu Jintao tendrá que hacer frente a la todavía influyente camarilla de Shangai formada por los seguidores del anterior presidente Jiang Zemin, quien primó el crecimiento económico sobre la justicia social. En este sentido, Hu Jintao neutralizó a sus oponentes gracias a la gran operación anticorrupción que tuvo lugar en septiembre del año pasado, y en la que fue detenido el secretario local del Partido en Shangai, Chen Liangyu, por desviar 280 millones de euros del fondo de pensiones de la ciudad a operaciones inmobiliarias. Sin embargo, de Shangai ha emergido otra figura que podría aguar los planes de Hu Jintao. Se trata de Xi Jinping, el nuevo secretario general del PCCh en la capital económica de China y uno de los herederos de los héroes revolucionarios del país. Frente a los populistas representados por Hu, Xi Jinping recibirá el apoyo de la camarilla de Shangai para entrar en el Politburó. Aunque se han multiplicado las voces augurando problemas para Hu Jintao, el presidente de la Fundación Internacional para los Estudios Internacional del Estrecho, Chong Pin- ling, explicó a ABC desde Taiwán que el secretario general ha venido incrementando su poder desde hace meses al nombrar en puestos clave de la Administración y del Ejército a algunos de sus colaboradores, pertenecientes a la Liga de la Juventud Comunista Entre ellos, destacan Ling Jihua, director de la Oficina General del Comité Central del Partido, y Meng Xuenong, un protegido de Hu Jintao que fue destituido durante la crisis del SARS en 2003 y ahora ocupa la vicesecretaría del Partido en la provincia minera de Shanxi. Además de designar a un nuevo jefe del Ejército y de las Fuerzas Aéreas, Hu ha visto cómo un aliado de Jiang Zemin, el viceprimer ministro Huang Ju, dejaba vacante su puesto en el Politburó al morir en junio. Otros dos veteranos miembros, Luo Gan y Wu Guanzheng, renunciarán al cargo, y podría seguirles el vicepresidente Zeng Qinghong, de 68 años. Quedarían, pues, cuatro asientos libres y está por ver cómo se reparten entre socialdemócratas y neoliberales. Por todo ello, el experto Chong Pin- ling considera que Hu Jintao pondrá en marcha sus políticas sociales pese a las críticas al primer ministro, Wen Jiabao, por no controlar la inflación La lucha por el poder en el Partido Comunista chino ya ha comenzado.