Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 15 s 10 s 2007 INTERNACIONAL 33 político y económico, mientras que otros países que también sufrirán las consecuencias mantienen una actitud pasiva. Aún así muchas naciones saben que su seguridad interna y, en muchos casos, su supervivencia se verán afectadas por lo que suceda en Irak y tendrá que preocuparlas la posibilidad de enfrentarse a riesgos impredecibles. Esa pasividad no puede durar. La mejor manera que tienen otros países de que sus preocupaciones surtan efecto es participar en la construcción de una sociedad civil. La mejor manera que tenemos de impulsarla es convertir la reconstrucción en una colaboración internacional con gestión multilateral. No será posible lograr estos objetivos con una sola jugada. El resultado militar en Irak tendrá que reflejarse en un reconocimiento internacional y en el respeto a las disposiciones que seestablezcan. La conferencia mundial de los vecinos deIrak, queincluyó a los miembros permanentes del Consejo de Seguridad, ha establecido un posible foro para esto. Sería útil que Naciones Unidas desempeñase un papel de catalizador de un desenlace así. Dicha estrategia es el mejor camino para reducir a la larga la presencia militar de EE. UU. una reducción brusca de las Reconocimiento mundial fuerzas estadounidenses obstaculizaría la diplomacia y favorecería crisis militares intensas. La diplomacia plantea la pregunta de cómo tratar con Irán. La cooperación es posible y debería fomentarse con un Irán que busque la estabilidad y la cooperación. Un Irán así tiene aspiraciones legítimas que deben respetarse. Pero a un Irán que practica la subversión y pretende alcanzar la hegemonía en la región- -lo cual parece ser la tendencia actual- -hay que plantarle cara trazando líneas rojas que no deberá cruzar. Las naciones industrializadas no pueden aceptar que las fuerzas radicales dominen una región de la cual dependen sus economías y la posesión de armas nucleares por Irán es incompatible con la seguridad internacional. Estas obviedades tienen que traducirse en políticas eficaces, preferiblemente compartidas con aliados y amigos. No se podrá alcanzar ningún objetivo a menos que se cumplan dos condiciones: EE. UU. necesita mantener una presencia en la región con la que puedan contar sus partidarios y que sus adversarios tengan que tomarse en serio, y el país debe reconocer que el consenso entre los dos partidos se ha convertido en una necesidad, no en una táctica. 2007, Tribune Media Services Veltroni arrasa en las primarias de la nueva izquierda italiana Los primeros resultados otorgan al alcalde de Roma tres cuartos de los votos s Gran participación en la consulta popular VERÓNICA BECERRIL SERVICIO ESPECIAL ROMA. Un nuevo partido político nació ayer en Italia, el Partido Democrático, con el neosecretario general Walter Veltroni- -alcalde de Roma- -a la cabeza. Veltroni arrolló en el referéndum celebrado este domingo con un 74 por ciento de los votos según los primeros resultados, a los demás candidatos: la ministra de Familia Rosy Bindi, el subsecretario de la Presidencia del Consejo de Ministros, Enrico Letta, el periodista Mario Adinolfi y el economista Piergiorgio Gawronski. La elección del representante del Partido Democrático fue con el voto de los italianos mayores de 16 años, que acudieron de forma masiva a las urnas. Más de dos millones de personas hicieron cola para expresar su preferencia y las ganas -así se conoce al nuevo partido- -hacen pensar que realmente algo se está moviendo en Italia. Así lo señaló el propio presidente del Consejo, Romano Prodi, que acudió a votar expresando su satisfacción ante la movilización de los italianos. Es muy significativo que por primera vez se haga una elección directa del secretario de un partido- -señaló Prodi desde Boloña donde depositó su voto- -viene a decir que la tradición de los grandes partidos europeos de la elección de la democracia directa ha llegado a Italia El nuevo secretario del PD es romano de pura cepa. Veltroni lleva desde el inicio de su carrera en el mundo de la política y del periodismo. A principios de los años 90 dirigió el periódico de izquierda L Unità En 1996 fue nombrado en la primera legislatura de Romano Prodi vicepresidente del Consejo y ministro de Bienes Culturales. Tras la caída del gobierno en 1998, fue elegido diputado en el Parlamento europeo, donde se mantuvo ligado al mundo de la cultura. Walter Veltroni, el popular alcalde de Roma REUTERS de formar parte activa del gobierno como declaró a este periódico un votante. La alta participación y el consenso general de ver en Veltroni el representante del Pd