Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 15 s 10 s 2007 ESPAÑA 27 Un pesquero español rescata a cincuenta subsaharianos frente a las costas de Trípoli La tripulación espera la respuesta del Gobierno libio para desembarcar a los inmigrantes LORENA SANZ ALICANTE. Un pesquero con base en la localidad alicantina de Santa Pola, que faenaba en aguas libias, rescató durante la madrugada del viernes a cincuenta inmigrantes de origen subsahariano de un cayuco en mal estado. Desde entonces, esperan a que las autoridades libias les den luz verde para desembarcar en Trípoli. Los embajadores de España y de Portugal en aquel país han iniciado las conversaciones con el gobierno libio para permitir el desembarco de los inmigrantes, pero aún no han contestado a la petición El pesquero Corisco con bandera portuguesa y tripulación de ambos países, tiene víveres para alimentar a la tripulación y a los inmigrantes tres días más, por lo que el patrón, Antonio López, espera desembarcar lo antes posible Los doce tripulantes del Corisco faenaban en aguas libias cuando se vieron sorprendidos por la presencia de un cayuco con capacidad para 20 personas, pero con 50 inmigrantes- -42 hombres, cinco mujeres y tres niños- -abordo, en la madrugada del viernes. Sin embargo, no fue hasta la mañana siguiente, y tras observar que su cayuco se desinflaba, poniendo en peligro las vidas de sus ocupantes, cuando se decidieron a dejarles subir. No podíamos permitir que murieran, y les dijimos que subieran comentaba ayer el patrón, que detallaba que se lanzaban hacia el barco mirándonos como si fuéramos Dios El barco, por el mal tiempo y por falta de espacio a bordo, dejó de faenar y los tripulantes se han volcado con sus nuevos compañeros de viaje, tanto que se han quedado con una muda explicaba ayer López, y les hemos dado a los subsaharianos toda la ropa seca que teníamos Estaban mojados y necesitaban nuestros calcetines, camisetas secas... les hemos dado todo lo nuestro La preocupación ahora son los alimentos, ya que sólo tenían comida para doce tripulantes y ahora son 62, por lo que, advertía el patrón tenemos provisiones para tres días Además, algunos de los inmigrantes tienen mucho frío y están en camarotes, arropados relataba López, y muchos LIBIA TÚNEZ Lugar del rescate Trípoli LIBIA ARGELIA NÍGER CHAD Los tripulantes les han dado toda su ropa seca, pero algunos de los inmigrantes tienen mucho frío y vomitan EGIPTO N Barco atracado en el puerto de Burela y que, como el Valle Fraga faena en el Gran Sol JAIME GARCÍA Ropa seca y alimentos están mareados y vomitan muy a menudo Cada año nos sucede esto seis o siete veces, pero no trasciende aseguraba ayer el patrón del Carisco De hecho, desde 2006 otros dos pesqueros con base en Santa Pola han protagonizado escenas similares que sí que han saltado a los medios de comunicación. Fue el caso del Francisco y Catalina que rescató en 2006 a 51 subsaharianos a cien millas de Malta, y del Nuestra Madre Loreto que el pasado junio recogió a 25 inmigrantes de una patera a la deriva muy cerca del lugar donde está ahora el Corisco Buscan a un marinero desaparecido a 190 millas de la costa gallega ÉRIKA MONTAÑÉS SANTIAGO. Un mar de incógnitas rodea, al cierre de esta edición, la desaparición durante la madrugada del sábado al domingo de un marinero lucense que viajaba a bordo del palangrero Valle Fraga Eag con destino a los caladeros comunitarios de la zona del Gran Sol. El hombre, que responde a la identidad de Luis Alfonso F. C. de 51 años y vecino de Xove (Lugo) trabajaba desde hacía una década como segundo maquinista del buque y fue visto por última vez en torno a las 23.30 horas del sábado, si bien el aviso de su desaparición, a 190 millas del cabo coruñés de Ortegal, no se produjo hasta pasadas ocho horas después. Ese retraso en la denuncia por parte de la tripulación al Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo de Finisterre fue explicado ayer por el armador del barco, José Valle, que justificó que los compañeros del marinero no se percataron de su ausencia hasta las siete de la mañana, cuando cambia el turno de trabajo en la sala de máquinas. Entraba a las doce de la noche y salía a las cuatro de la madrugada detalló Valle, extrañado de que el maquinista saliese a la zona exterior del barco, donde no tenía nada que hacer En la zona del suceso, que se localiza a unos 400 kilómetros de la costa gallega, se concentraron durante todo el domingo medios aéreos y marítimos- -el helicóptero de la Xunta Pesca 2 el avión de Salvamento Marítimo Sasemar 102 y la embarcación Juan de la Cosa también de Fomento- que conformaron un intenso dispositivo de búsqueda en las aguas atlánticas. En las tareas, que se reanudarán hoy, colabora el palangrero donde trabajaba el desaparecido y que el sábado emprendía su ruta desde el puerto de Burela, en Lugo, hacia el caladero al sur de Irlanda. El Valle Fraga perdió a otro de sus hombres, José Antonio D. S. de 49 años, que falleció tras caer al mar hace sólo ocho meses.