Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 15- -10- -2007 Una nueva crisis amenaza al Gobierno catalán ESPAÑA 21 El rufianismo en el poder Mis nietos se reirán con Muñoz Seca y se emocionarán con García Lorca, sabrán que Goethe no era un facha ni Bulgakov un reaccionario. Entonces nazis y chequistas serán, espero, historia. Y Zapatero, De la Vega o Blanco, anécdotas con el juicio que merecen indignados por el insulto a la inteligencia y a la dignidad que supone la mera sugerencia de que acatemos los designios diseñados por los gobernantes que por algunos de los hechos que implican en sí. Sin alarma porque tengo esperanza. Mis nietos se reirán con Muñoz Seca y se emocionarán con García Lorca, sabrán que Goethe no era un facha ni Bulgakov un reaccionario. Entonces nazis y chequistas serán, espero, historia. Y Zapatero, De la Vega o Blanco anécdotas con el juicio que merecen. Mi querido Jon Juaristi dibujaba ayer un manto de sarcasmo para protegerse de su indignación ante la vileza de las iniciativas sobre memoria histórica con que el sectarismo gobernante nos insulta. Sabe muy bien- -nos debatimos entre la estupefacción y la náusea- -que nada escrito o argumentado con buena fe y honestidad intelectual puede hacer mella en lo que Thomas Mann y Sebastián Haffner- -y otros testigos de la generación de odio- -calificaron como la venganza del rufián Los errores y la ceguera, la ambición total, la debilidad culpable o la confusión moral son elementos que vuelven y volverán siempre a escena allá donde los humanos compitan entre sí por poder, razón, favor y supremacía. Pero igual que no existe antídoto contra la locura de poder shakesperiana ni contra la maldad ni el placer de la demencia, no existe vacuna contra quienes viven en la categoría política del rufianismo, basado en la mentira y la mala fe, porque sólo el resentimiento, la envidia y la venganza los hace ambiciosos e implacables. En su imprescindible Jekyll y Hyde Haffner hizo una magnifica disertación cuasi antropológica de motivaciones, ambiciones e instintos de los caracteres que engrosaban los camisas pardas Dos décadas después, Milovan Djilas, en la Nueva clase y sus memorias, describe a subproducto de la selección negativa que usurpa los intereses del Estado mediante la mentira sobre los hechos presentes y pasados. Michael Voslenski en su Nomenklatura hablaba de los mismos elementos. Anna Ajmátova o Joseph Brodsky- -y tantos más- -son igual de explícitos. Con el rufianismo que utiliza la mentira contumaz servida a diario. Confieso mi predisposición hostil a quienes en tres años y medio han dinamitado las instituciones con una efectividad destructiva jamás habida en una democracia europea en tiempos de paz. Responsables son el ahora autodenominado Gobierno de España y su equipo que secuestró la dignidad del PSOE y hoy busca el odio barato y antiguo como recurso para defender su impunidad, su ineptitud, su amoralidad, su temeridad y su ignorancia. Siento esas náuseas de Marcel Reich- Ranicki ante los rufianes del nazismo y del comunismo. Y la de sus obsequiosos lacayos. Siento la náusea de Karl Kraus, cuando hablaba de la grosera mentira de la pieza mísera del poder, aterrado de perder su triste papel. Más allá del asco, lamento no ver la ira de Kraus convertirse en dignidad ciudadana. Porque si dicha selección negativa que lleva a la peor catadura a triunfar no tiene respuesta digna quizás estemos ante lo que ni los más miserables pretenden ni los demás merecemos. Hermann YOLANDA CARDO inscripción récord: 2.800 personas, gracias al apoyo económico de la dirección a las secciones locales menos díscolas La tesis de la dirección, defendida por el portavoz parlamentario y futuro cabeza de lista al Congreso, Joan Ridao, es que hay que ser partido de gobierno para ampliar la mayoría social a favor de la independencia. Una vez que esta opción sea mayoritaria se podrá convocar unilateralmente un referéndum al que el Estado español deberá atender, a pesar de no estar previsto en la Constitución y, por tanto, ser ilegal. Esta postura implica el rechazo de plano de dos de las principales exigencias de los críticos, que ya han pactado sumar sus votos: renegociar el Pacto de Entesa y separar los cargos de partido y de gobierno. Estas pretensiones auguran un choque frontal que, de momento, ha tenido el mérito de unir de nuevo a las facciones de Carod y Puigcercós, enfrentadas hace unos meses. La plataforma del ex consejero Joan Carretero ha planteado una enmienda a la totalidad del texto oficial en la que defiende que estar en el Gobierno es un medio mientras para el sector oficial es un objetivo según la portavoz del grupo, Rut Carandell. Advierten, además, de que el actual pacto que sustenta el gobierno tripartito no marca un programa político sino que se limita a prometer que nos portaremos bien lo que a su juicio se traduce en sumisión a Montilla. Este grupo reclama un giro radical en la política de ámbito nacional para volver a la confrontación con el Estado Consideran que la estrategia pactista no lleva a nada, por lo que de imponerse este grupo, el PSOE se quedaría sin uno de sus apoyos parlamentarios. Por su parte, Esquerra Independentista ha presentado nueve enmiendas parciales que incluyen también las principales reivindicaciones de R. Cat, aunque dan más margen a la negociación con el sector oficial. La dirección de ERC ha aceptado incorporar en su ponencia la petición de una ley de referéndum, como planteaba la corriente, aunque el grupo de Uriel Bertran sigue decidido a presentar a votación su propia enmienda. En ella se fija como meta un referéndum de autodeterminación y plantea esta ley como una condición al pacto de gobierno que pueda surgir de las elecciones autonómicas de 2010 puntos que la dirección de ERC no acepta. Además EI plantea las características de un eventual futuro Estado catalán, que define como una república federal, social, laica y democrática que en principio deben ser asumidas por la dirección. Más información sobre ERC y sus aspiraciones en páginas de Cultura ebo confesar cierta predisposición en el juicio. Por eso- -y por los precedentes que conozco en el siglo pasado que tanto me ha ocupado- -no estoy sorprendido ni por la miseria moral que se despliega desde el Gobierno de España, ni por el sistema multiplicador de la mentira que se ha organizado en torno al mismo, ni por la complacencia, la sumisión y la cobardía que revelan tantos silencio o comprensiones obsequiosas. Soy de los españoles que están más D Confrontación con España