Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA LUNES 15 s 10 s 2007 ABC El Foro Ermua propone que los desterrados vascos tengan una estatua en Madrid S. E. MADRID. El Foro Ermua está negociando con el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón, la instalación en algún lugar de la capital de una estatua que recuerde a los desterrados vascos es decir, a todos los ciudadanos de aquella comunidad que se han visto obligados a abandonarla por la presión de la banda terrorista ETA y de los nacionalistas Fuentes del Foro explicaron a Servimedia que el alcalde ha mostrado su disposición a negociar esta propuesta, que el colectivo cívico vasco entiende que es necesaria para reconocer la labor de una parte de la población española. Según la asociación que preside Iñaki Ezkerra, estos vascos que han abandonado en las últimas décadas su comunidad son la prueba evidente de las consecuencias que están teniendo el terrorismo de ETA y determinadas políticas nacionalistas. A este respecto, el Foro destaca que sus estimaciones sobre el número de desterrados vascos se han visto confirmadas en las últimas semanas con la publicación de un estudio poblacional llevado a cabo por la Fundación BBVA. Según este informe, realizado por el experto Julio Alcalde, entre los años 1980 y 2000 unos 160.000 vascos abandonaron su comunidad autónoma para trasladarse a otras partes de España, como Madrid o la zona de Levante. En este sentido, el Foro destaca que este desplazamiento de población ha supuesto una alteración del censo electoral vasco, lo que, a su juicio, cuestiona la legitimidad democrática de los resultados electorales ya que unos comicios cuyo censo está cincelado por una organización terrorista, no son unas elecciones plenamente legítimas Por otra parte, este mismo colectivo El Foro Ermua planteó ayer la necesidad de poner en marcha algún tipo de campaña de apoyo a los escoltas, después de que Gabriel Giner resultase herido el pasado martes en el atentado perpetrado por ETA en Bilbao. Ezkerra interpreta este atentado como otro paso cualitativo de ETA ya que los escoltas son los que hacen posible que nosotros hablemos en referencia a los amenazados del País Vasco y Navarra que necesitan vigilancia personal. Los 30 islamistas que intentaron volar la Audiencia Nacional, en el banquillo El fiscal pide 464 años de cárcel para los procesados de la operación Nova s Ocho habían manifestado su intención de participar en este ataque, en el que se iban a emplear 500 kilos de Goma 2 NATI VILLANUEVA MADRID. Treinta procesados de la operación Nova el primer golpe desde el 11- M al terrorismo islamista que en octubre de 2004 se saldó con medio centenar de detenciones, se sentarán desde hoy en el banquillo de los acusados de la Audiencia Nacional. Todos ellos serán juzgados, entre otros delitos, por el intento de atentado contra la Audiencia Nacional, para lo que iban a emplear un camión- bomba cargado con 500 kilos de Goma 2. La Fiscalía pide para los acusados un total de 464 años de cárcel (penas de entre dos y medio y 46 años) por conspiración para cometer atentados terroristas, pertenencia a banda armada, falsificación de documentos oficiales y tenencia de útiles para la falsificación de tarjetas de crédito. En sus conclusiones provisionales, el fiscal Pedro Rubira señala que el procesado Abderrahman Tahiri, alias Mohamed Achraf adoctrinó desde prisión a un grupo de personas en el pensamiento del salafismo yihadista predicado por Osama Bin Laden. El propósito, señala, era realizar ataques terroristas en territorio español, de forma que los procesados, internos de distintos centros penitenciarios, ya tenían fijados como objetivos la Audiencia Nacional- -o en su defecto el Tribunal Supremo- la estación ferroviaria de Príncipe Pío, el parque Tierno Galván o la sede del PP. El adoctrinamiento que recibían los acusados era tanto religioso como paramilitar. El primero consistía en el estudio de la ley, historia y política islámica contemporánea; el segundo, en la instrucción para la ejecución de la acción terrorista. Para la consecución de estos fines la red terrorista formada por Mohamed Achraf realizaba actividades como la falsificación de pasaportes, tarjetas de residencia, duplicación de tarjetas de crédito, reclutamiento y adoctrinamiento de personas, tanto en el ámbito penitenciario como fuera de él. La labor que se ejercía entre los internos de los centros consistía en el envío de dinero a los internos, remisión de cartas animándoles a perseverar en el pensamiento salafista para integrarse en la red terrorista cuando salieran en libertad, y reclutamiento y adoctrinamiento de futuros suicidas. Fue en el año 2000 cuando Achraf ideó la formación de cuatro grupos perfectamente estructurados y encuadrados en la red terrorista Mártires por Marruecos El primero de ellos estaba formado por internos del centro penitenciario de Topas; el segundo se encontraba en A Lama (Pontevedra) el tercero en Almería y el cuarto en Levante. Los internos de los cuatro centros se comunicaban por carta y por telefonía móvil. Achraf tenía practicamente ultimado el ataque terrorista contra la Audiencia Nacional. Siempre según el relato del fiscal, tras realizar varias vigilancias sobre el edificio, este procesado consideró que la mejor forma para llevar a cabo su propósito criminal era empleando un camión cargado de explosivo y lanzarlo a toda velocidad contra el edificio. Así, en ejecución de su plan, en julio de 2004 se traladó a Almería, donde mantuvo una reunión con el también acusado Kamara Birahima para que adquiriera aproximadamente 1.000 kilos de Goma 2, de los que 500 iban a ser empleados en la Audiencia Nacional y el resto en otras acciones terroristas. El grado de preparación del atentado había llegado hasta el extremo de que siete procesados habían manifestado su voluntad de suicidarse, junto con Achraf, en el ataque a la Audiencia Nacional. Según el fis- Vigilancias sobre el edificio Mohamed Achraf principal acusado de la operación Nova El papel de Bensmail en el 11- M MADRID. El rostro de Abdelkrim Bensmail, uno de los procesados de la operación Nova se hizo familiar durante el juicio del 11- M, cuando fue propuesto como testigo por quienes intentaron encontrar algún vínculo entre los atentados de los trenes y ETA. En su celda de la prisión deVillabona, donde desde 1997 cumplía condena por pertenencia al GIA, se encontró un papel con el nombre del etarra Henri Parot y después otro con una fórmula cloratada De este último ni siquiera llegó a haber constancia porque el interno se tragó la nota. Aun así, estos dos datos fueron suficientes para que algunas acusaciones del 11- M se aferraran a ellos intentando establecer una relación entre etarras e islamistas, lo que quedó desvirtuado a lo largo del juicio oral. El testimonio de Bensmail durante la vista fue tan esclarecedor como los prestados por los etarras Parot, Badillo y Vidal, que protagonizaron uno de los episodios más bochornosos del juicio. Dudosa legitimidad Captación de futuros suicidas Con la dirección de Mohamed Achraf los terroristas habían creado cuatro células desde varias prisiones cal, con este atentado no sólo se pretendía acabar con la vida de las cerca de mil personas que trabajan y visitan a diario el edificio (funcionarios, periodistas y público en general) sino también destruir los archivos que afectan a los procedimientos abiertos contra los terroristas islamistas. Será la Sección Tercera de lo Penal de la Audiencia Nacional (presidida por Alfonso Guevara) la encargada de juzgar a los procesados de la operación Nova Durante los lunes, martes y miércoles de las próximas semanas desfilarán por este tribunal 65 testigos- -56 de ellos policías nacionales- -y 26 peritos de la Policía Científica. ABC. es Más información sobre el terrorismo islamista en abc. es españa