Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN LUNES 15 s 10 s 2007 ABC REVISTA DE PRENSA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Katia Ballano Göring APOYO POPULAR PARA EL REY e nuevo la figura del Rey Don Juan Carlos es objeto de comentarios por parte de la Prensa internacional, y no es para menos. Desde que se inició la campaña de menosprecio hacia su persona y la institución a la que representa por parte de algunos sectores radicales, el asunto preocupa a muchos países. Desde Francia, La Dépêche du Midi publicaba un editorial que resalta el innegable papel del Monarca como aval de la democracia española, a pesar de toda la simpatía que evoca para nosotros el término de República española Aun así, admitía que en treinta años se ha convertido en el garante inflexible de la democracia española, aquél que se opuso al golpe de estado de 1981 y que trazó un pacto con todos los partidos políticos, aquél que todavía constituye una referencia inmutable del país cuando soplan, a ráfagas, las turbulencias nacionalistas, vascas o catalanas. Ahora bien, los españoles le apoyan sin falta: más del 85 por ciento, dicen los sondeos, ¡resultado más aventajado que el de ciertos jóvenes presidentes de repúblicas! Mientras, en Colombia El Tiempo se hacía eco del desamparo en que viven tres víctimas colombianas tres años después de los atentados del 11- M. El diario recogía la desoladora historia de Elisabeth Aguilar, que iba en uno de los trenes que estallaron y que sufrió lesiones en una pierna y pérdida parcial de un oído No acudió directamente a un hospital; estaba aturdida y tenía miedo de acudir a un centro médico pues no tenía los papeles en regla El principal problema- -según señalaba esta publicación- -es que no fue reconocida oficialmente como víctima del atentado por haber tardado en pedir ayuda médica por lo que no tiene derecho a indemnizaciones ni a la nacionalidad española que fue ofrecida a los perjudicados La noche de Ibiza es noticia en el Reino Unido. The Daily Telegraph informaba acerca de los llamados after- hours que se están convirtiendo cada vez más en prolongaciones directas de los rave clubs que permiten fiestas y el consumo de estupefacientes durante más horas Se han previsto nuevas medidas para reducir los horarios de discotecas a fin de desalentar el consumo de drogas y de mantener unos horarios que se adapten a los biorritmos humanos normales El nacionalismo en Fráncfort La Feria del Libro de Fráncfort está deparando jugosas anécdotas que muestran hasta dónde llega la cerrilidad de los nacionalistas catalanes, los cuales se están retratando ante Europa. Eso sí, con nuestro dinero. Para justificar que no fuera ningún autor catalán que escriba en español (me niego a llamarlo castellano) el señor Carod- Rovira dijo que el español en Cataluña es como el turco en Alemania. Esto roza el esperpento pues, como todo el mundo sabe, el señor Montilla, que está recibiendo clases de catalán para aprenderlo después de toda una vida en Cataluña, no es catalán, ni siquiera ha nacido allí. Es un charnego, un emigrante, es como un turco en Alemania. Lo de Cataluña, siguiendo su razonamiento racista y xenófobo, es exactamente como si el presidente de Alemania fuese un turco, nacido en Turquía de padres turcos hasta Adán y Eva, que chapurrease el alemán. Para hacer todo esto más sangrante, el señor Montilla, antes de dejar el Ministerio de Industria, firmó el empleo de 6.000.000 de euros para el pabellón catalán en la Feria. El señor Montilla fue ministro de España y como tal firmó que nuestro dinero se emplease para la propaganda catalanista y antiespañola. ¡Qué vergüenza! Esta es la muestra más clara de lo que es el nacionalismo catalán, el saqueo de España. Mauricio Macarrón Larumbe Correo electrónico Institución Libre de Enseñanza y Educación para la Ciudadanía Con frecuencia se invoca a la Institución Libre de Enseñanza y a sus fundadores para apoyar la política educativa del Gobierno y, especialmente, la implantación de la asignatura Educación para la Ciudadanía. La Institución Libre de Enseñanza fue una creación del siglo XIX que nació como una iniciativa libre, no estatal. Es más, en el origen de esta institución está la reacción de algunos profesores (Giner de los Ríos, Azcárate, Salmerón... que abandonan la Universidad ante las injerencias del Estado, que les había privado de sus cátedras en los tiempos de la famosa cuestión universitaria precisamente por defender la libertad de enseñanza y de conciencia. Es triste constatar que el socialismo español, que se considera heredero del espíritu de la Institución, ha abandonado el adjetivo Libre de la misma. En efecto, desde que alcanzó el poder ha intentado imponer a todos una cierta visión de la realidad y un determinado modelo educativo. Durante largos años la Institución Libre de Enseñanza gastó energía, tiempo e ilusión sin pretender que su educación pasara por la hegemonía del Estado. Sin embargo, hoy ¿dónde está el socialismo que educa? ¿Dónde crea colegios arriesgando tiempo, ilusión y dinero? ¿Dónde toma una iniciativa como la de la Institución Libre de Enseñanza? La asignatura Educación para la Ciudadanía es otro ejemplo de esta tendencia estatalista a confundir la propuesta educativa (paciente, creativa, apasionada) con la imposición de un determinado modelo de instrucción. Este Gobierno ha perdido una magnifica oportunidad de abrir un diálogo con todos los sujetos sociales implicados en la educación ¡todos! para elaborar una asignatura que pudiera responder a los retos y preocupaciones de nuestra sociedad. Ignacio Carbajosa. Madrid D Sí a la Corona Cuando uno siente la fatiga de estar culminando la empinada cuesta de esto que es vivir; cuando han desaparecido muchas de las facultades de las que éramos dueños, pero por el contrario hay alguna que se ha fortalecido en el tiempo- -y una de éstas es la serenidad a la que me aferro para decir lo que escribo- S. M. el Rey, figura posiblemente irrepetible, encarna en la Corona y en su augusta persona la etapa más larga de la historia de España de progreso, seguridad y tranquilidad. Arbitrando, con el máximo baluarte, una impecable transición democrática de aquella ya lejana dictadura huérfana de libertades. ¿Quién puede entender que minorías de distinto pensamiento cuestionen la Monarquía? Añadamos a nuestro interrogante lo que fueron para nuestro país las dos repúblicas, que demostraron una y otra vez su irrefutable fracaso. Pienso que salvo raras excepciones, muy dueños de sus propios pensamientos y en una minoría aplastante, nadie más puede desear que se repitan los males. Por tanto, estamos obligados a que se destierren. La libertad de expresión está incluida en nuestra Constitución. Pero no es lo mismo libertad que libertinaje, y cuando se llega a éste debería castigarse con dureza. En Su Majestad el Rey tenemos al hombre que ha sabido reinar con tres gobiernos de signo diferente sin el más mínimo vaivén en ninguno de los casos. Durante su ya largo reinado ha personificado hacia el exterior ser el principal garante de esta España democrática y el mejor ministro de Asuntos Exteriores que nunca tuvo nuestro país. Los nacionalismos extremos, las derechas y las izquierdas acérrimas se mezclan en sus extremismos en lo negativo del sistema cartesiano. Los dos partidos mayoritarios, PSOE y PP, deben hacer un frente común en un tema de Estado de tanta importancia como es la Monarquía. Deben olvidarse de sus diferentes acuerdos de gobernabilidad para apoyar al Rey en su impecable hacer. Joaquín M Gallego Madrid Ley de Memoria Histórica Algunos dicen que la beatificación de cerca de quinientos mártires de la persecución religiosa en España es una respuesta de la Iglesia al proyecto de ley de la Memoria Histórica. Sólo la ignorancia o la mala fe pueden inducir a hacer tales afirmaciones. Todas esas beatificaciones estaban incoadas desde hace mucho tiempo; de hecho la positio -uno de los trámites necesarios del proceso- -sobre todas ellas es de hace más de diez años, mucho antes de que nadie del Gobierno de Rodríguez Zapatero hubiera hablado de la recuperación de la memoria histórica. Por otro lado, hay una diferencia sustancial entre ambas cosas, en cuanto a sus motivaciones y posibles consecuencias. Mientras la Ley de la Memoria Histórica- -aunque se plantee como una reivindicación de justicia- -puede dar lugar a actitudes revanchistas y contribuir a abrir heridas que estaban cerradas, los mártires cristianos, por el contrario, no son personas cuya sangre clame para encontrar culpables, o para crear una cadena de odios mutuos, pues como ha dicho el cardenal Herranz, aprendieron de Jesucristo a perdonar a los que los crucificaron Que así fue como murieron: perdonando. Joan M. Saavedra García Gerona En nuestra Fiesta Nacional Deseo felicitar a las Fuerzas Armadas y a los responsables de la magnífica organización del desfile, que, año tras año, hace que afloren en mí sentimientos tan nobles como el honor, la disciplina, la lealtad etcétera. Este año me sorprendió gratamente el impecable descenso de los paracaidistas portando nuestra bandera. Mi más profundo pesar, en cambio, acompañó a los familiares de los fallecidos este año cumpliendo con su deber en las Fuerzas Armadas. M Dolores Niebla Yáñez Villaviciosa de Odón (Madrid)