Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 DEPORTES Tenis s Mutua Madrileña Masters Series de Madrid DOMINGO 14 s 10 s 2007 ABC No estuve cerca del número uno, me faltó tiempo, pero no me obsesiona Rafael Nadal s Número 2 del mundo Rafael Nadal se apresta a jugar el Mutua Madrileña Masters Series de Tenis de Madrid después de estar mes y medio lesionado. El tenista mallorquín asegura que no le preocupan las lesiones ni el meteórico ascenso de Djokovic, pues él tiene sus propias armas JOSÉ MANUEL CUÉLLAR MADRID. Engaña Rafael Nadal en la televisión. Aparenta un físico normal pero en persona impresiona. Probablemente las tablas de altura de la ATP se queden cortas, pues va más allá del 1,85 que señalan y, sobre todo, su corpulencia le hace parecer un armario de tres puertas. Un tipo enorme con sólo 21 años. El mallorquín llega al Masters Series de Tenis de Madrid con la tranquilidad de los deberes hechos. -Una buena temporada pase lo -Muy buena, es verdad. He estado jugando muy bien durante buena parte de la misma, pero esta vez no estuve tan cerca del número uno como en las pasadas. Me ha faltado tiempo. Jugué bien todo el año menos dos semanas. Y fue por problemas físicos. -Para nada. Ya sabía que Djokovic estaría ahí. Es lógico que salga gente buena continuamente. Llevo tres años consecutivos teniendo puntuación de número uno, aunque he tenido la mala suerte de coincidir con Federer. Lo lógico hubiese sido que con todos los puntos que he conseguido fuese el número uno durante estos años. Sin embargo, serlo no es una obsesión. Si lo consigo, bien. Y si no, mi carrera habrá sido igualmente muy buena. que pase; incluso estuvo cerca de Roger Federer. -Lloró mucho sobre la camilla después de la final de Wimbledon. ¿Fue porque el título lo vio muy cerca? -Este asunto de las lesiones empieza a preocupar porque cada año se resiente a esta altura de temporada, quizás por el desgaste físico. -De las lesiones habláis más los medios de comunicación de lo que tengo en realidad. Esta temporada no me he perdido ni un solo torneo por lesión. El de Cincinnati no lo jugué por una bajada de tensión y en Nueva York no me retiré, tuve lo de las rodillas pero nada más. Soy el tenista que más partidos ha jugado en este año. ¿Mucho desgaste? Llevo lo que toca. -No es porque me diera rabia, sino porque había estado dos años consecutivos en la final y no la he podido ganar. Y no sé si tendré más oportunidades. Esta última vez jugué un gran partido y tuve opciones claras de lograr la victoria. En la entrega de trofeos aguantas como puedes, pero luego llegas al vestuario y se te viene todo abajo. Fue muy duro. ¿Su popularidad le hace estar más tranquilo en casa que fuera? ¡Pero si no tengo tics! salvo el del pantalón. Lo de los calcetines es para que no se enganchen en los piratas y lo del agua es más un hábito. ¿Esto de los tics le ayuda a concentrarse? -Se complica ser el número uno porque Federer sigue ahí y además llega Djokovic. ¿Le preocupa no llegar a conseguirlo? Me encanta París. También Roma, pero allí tienes que ir a ver las cosas bonitas, y en París las cosas vienen a verte a ti Ningún tenista se va a jugar su carrera por las apuestas. Eso, seguro -No me cuesta demasiado llevarla ni en casa ni fuera. Creo que es porque nunca me he escondido de nada. Para esto pienso que influye mucho el carácter mallorquín, que es muy tranquilo. Nunca he hecho nada para dejar de ver a la gente. Si tengo que ir con mis amigos al cine, voy; y si he de ir a dar un paseo por la calle, voy también. A la gente no le sorprende verme. Nunca he causado ninguna lejanía. ¿Piensa que uno de los mayores logros que ha conseguido es seguir siendo normal después de todo lo que está cayendo? -No es un logro. Entiendo que un logro es cuando consigues algo que te cuesta. Tengo una familia bastante normal, lo que para mí ha sido decisivo a la hora de mantener esta cierta nor- Nadal celebra un punto ganador con uno de sus gestos más característicos AFP