Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 DEPORTES Fútbol s Eurocopa 2008 DOMINGO 14 s 10 s 2007 ABC Así jugaron CASILLAS: NOTABLE Su seguridad y aplomo es una garantía para cualquier defensa. Además, tres grandes paradas en los momentos más delicados. SERGIO RAMOS: NOTABLE Firme y serio atrás; decidido y hábil en la acción del segundo gol, que resolvió con clase. ALBIOL: BIEN Acertado debut. Le sobró algún balonazo en la primera mitad, pero estuvo bien colocado y fue el mejor por arriba. MARCHENA: REGULAR Algún apurillo ante Tomasson y después con Bendter, pero tiró de oficio para salir del paso. En la segunda parte, medio centro. CAPDEVILA: BIEN No se complicó la vida. Es su mejor cualidad y eso que Rommedhal se movió mucho. ALBELDA: BIEN En estos partidos tácticos de trabajo sucio casi nunca falla. Su misión era robar y pasar a los jugones Lo entendió perfecto. JOAQUÍN: BIEN No tuvo más remedio que fajarse como los demás. Trabajó más que nunca y cerró su banda. Raúl Tamudo apunta hacia el banquillo durante la celebración, junto a Joaquín, del primer gol de ayer AP Luis gana la apuesta de Tamudo El delantero marcó su primer gol oficial y responde a la confianza del técnico CESC: NOTABLE Superactivo, buscó en todo momento el protagonismo y se movió bien sin balón. Un remate suyo se estrelló en el larguero tras tocarlo el portero. XAVI: NOTABLE El eje sobre el que giró toda la salida del balón. Seguro y preciso en el pase. Perdió pocos balones. INIESTA: MUY BIEN Escorado a la izquierda, tiró de su inteligencia para no quedarse aislado. Dio el pase del primer gol. Acabó en la derecha. Segurísimo con el balón en los pies. TAMUDO: MUY BIEN Además del gol y el pase del segundo, sus movimientos fueron un desahogo para el equipo. Se movió mucho y bien, aunque entrara poco en juego. PABLO: BIEN. Ayudó en el juego aéreo. RIERA: BIEN. Un auténtico golazo. LUIS GARCÍA: SIN CALIFICAR. JULIÁN ÁVILA AARHUS (DINAMARCA) Cuando Luis Aragonés tuvo conocimiento de la lesión del valencianista David Villa no tuvo muchas dudas sobre quién sería su sustituto: Raúl Tamudo. Desde siempre el jugador del Español goza de la confianza del seleccionador. No hay conversación con Luis sobre delanteros españoles en la que no aparezca su nombre. Conoce su vida deportiva a pies juntillas, conoce los partidos que acumula en la elite y detalla la mayoría de sus goles y en los campos en los que los marcó. Vamos, que a Aragonés se le puede calificar como el mejor Tamudólogo del fútbol nacional. Luis ha reconocido en los mentideros deportivos que estaba en duda con el españolista. Era uno de los fijos junto con el lateral derecho Josemi, en la lista imaginaria que manejan los técnicos hasta que deben hacerla pública para jugar un evento. Pero la agenda de Luis, en el apartado de delanteros, estaba repleta de candidatos. El madridista Raúl era de los fijos y en las otras plazas el abanico era demasiado amplio. La irrupción deportiva y mediática de Fernando Torres montó un atasco aún mayor. Jugadores como Fernando Morientes, David Villa o Luis García encarecían los escasos billetes que quedaban libres. Ante tanta competencia, a Tamudo no le quedó más remedio que seguir el último Mundial de Alemania a través de la televisión. Se quedó fuera hasta Morientes. Pese a todo, siempre estuvo en la oraciones de Luis. De hecho, apareció en su primera convocatoria. Un partido amistoso en Las Palmas contra Venezuela, en el que Tamudo respondió con dos goles. Un subidón goleador que no tuvo continuidad. Había debutado con la roja de la mano de José Antonio Camacho en un amistoso frente Alemania en el verano del 2000 y se estrenó como goleador en Budapest ante Hungría, en el debut de Sáez en el banquillo dos años más tarde. Luis apostó por él en esta cita dramática y ganó su apuesta. Abrió la lata danesa con un gol de cazador. Centro de Iniesta desde el costado izquierdo y remate de cabeza a contrapié. Un golazo. Un salvavidas para el entrenador, el otro gran protagonista de la noche después de todo lo que ha llovido en la antesala del partido. Luis vivió al límite y vigilado por mil ojos. Como siempre. Salió el último del vestuario y vivió la primera parte apoyado sobre uno de los costados del banquillo. Inquieto. Activo. Dando órdenes sin parar a grito limpio. Con el gol de Tamudo estalló. A su estillo. Apretando los puños, con la mirada hacia el suelo. No hubo celebración especial. Siguió en su papel. Más explosivo fue el festejo del tanto de Sergio Ramos. Lógico. La selección hizo un rondo a Dinamarca por todo el campo. Saltó el banquillo, Luis, el palco y hasta la tribuna de prensa. El gol soñado. El seleccionador disfrutó de la segunda parte en el banquillo. España dominó el juego y el resultado sin pasar muchos apuros. Había pasado el mal trago con menos problemas de los previstos inicialmente. Luis ganó esta batalla y permite a la selección soñar con estar en la Eurocopa. Puyol no se vistió y Albert Riera se estrenó con un golazo Acertó el cuerpo técnico al prescindir del azulgrana Puyol para este encuentro de tanta exigencia. Todavía no está a tope y se pensó que lo mejor era apostar por Raúl Albiol, un central con mucha proyección. El trabajo del valencianista, primero junto a Marchena y luego con Pablo, fue espectacular. Controlaron el potente juego aéreo de los daneses y dieron salida al balón desde atrás. Si contento está Luis, igual o más debe sentirse Albert Riera. El extremo zurdo del Español se estrenó ayer con la selección y no pudo hacerlo de manera más brillante. Triunfo y golazo de bandera. Fabricó un furibundo disparo desde la frontal que se coló muy cerca de la escuadra que defendía Sorensen. Era el 1- 3 y un bonito colofón al trabajo español.