Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 14- -10- -2007 DEPORTES www. abc. es deportes 1 3 93 España, en su versión más compacta Dinamarca España Dinamarca (4- 3- 3) Sorensen; Helveg, M. Laursen, U. Laursen, N. Jensen (Pérez, m. 78) D. Jensen, Poulsen, Andreasen (Bendter, m. 46) Rommedahl, Tomasson y Gronjkaer (Kahlenberg, m. 65) España (4- 1- 4- 1) Casillas; Sergio Ramos, Albiol, Marchena, Capdevila; Albelda (Pablo, m. 63) Joaquín (Riera, m. 68) Cesc (Luis García, m. 78) Xavi, Iniesta; y Tamudo. Árbitro: Lubos Michel (Eslovaquia) Amarilla a D. Jensen, Capdevila, Bendter. Goles: 0- 1. m. 14: Tamudo. 0- 2: m. 40: Sergio Ramos. 1- 2. m. 87: Tomasson. 1- 3. m. 90: Riera. ENRIQUE ORTEGO ENVIADO ESPECIAL AARHUS (DINAMARCA) La mejor España en mucho tiempo apareció cuando más estaba en entredicho. También cuando más lo necesitaba. En una situación extrema surgió una selección excelente, segura de sí misma que, de una vez por todas, expuso el mucho fútbol que lleva dentro. Cuando el pesimismo y la polémica se habían adueñado del entorno y la clasificación para la Eurocopa se empinaba por momentos, las apuestas de Luis dieron su fruto en su máxima expresión. En la situación más crítica desde que es seleccionador, el técnico arriesgó en sus planteamientos. Privado primero de Villa y después de Torres por lesión, dos fijos suyos, no le tembló el pulso para sentar a Puyol y Silva, que no están en su mejor condición física, aunque llegaran con el peto de titulares. En la noche en la que no podía perder fue más consecuente que nunca con sus ideas y tiró de los hombres más técnicos. De los bien llamado jugones que, además, responden al apelativo de bajitos Le salió bien. Muy bien. Fenomenal. El 4- 1- 4- 1 funcionó como un acordeón de última generación. España saltó al campo sorprendentemente aplomada. Se benefició, además, de que Dinamarca, extrañamente, no salió en tromba, por lo que hizo del balón una propiedad personal e intransferible. Largas circulaciones, rondos interminables que contaban con el beneplácito del rival, replegado en su campo sin presionar. España no llegaba, pero tenía la situación absolutamente bajo control. La superioridad numé- Sergio Ramos culminó con el segundo gol una excelente jugada colectiva de la selección española rica en el centro del campo fue vital para cocinar el partido a la temperatura ideal. Sólo faltaba encontrar un resquicio para asestar el golpe definitivo y lo encontró Iniesta cuando se iba a cumplir el cuarto de hora. Diagonal del azulgrana vestido de blanco y centro templadito- templadito a la cabeza de Tamudo que, con una habilidad increíble, colocó el balón en la escuadra de Sorensen. Dinamarca ya no podía seguir esperando. Si el empate le valía de poco, la derrota le dejaba fuera de combate. Aceleraró. Avanzó unos metros. Tomasson tuvo la primera oportunidad, pero la selección no se descompuso. Todo lo contrario. Mantuvo la cabeza fría y el balón caliente. Más circulaciones eternas, más rondos donde la técnica individual de Xavi, Cesc e Iniesta lucía sobremanera. Joaquín echaba una mano como casi nunca lo había hecho y Albelda barría por delante de los centrales. Ahí se cocía el partido y ahí España mandaba con una personalidad digna de elogio. El objetivo era proteger bien a Casillas, pero no se renunciaba a la contra que pudiera sentenciar la contienda. Y llegó. Fue otro tango de toques y toques resuelto con una pared entre Tamudo y Sergio Ramos que el lateral finalizó con una pincelada propia de la más pura escuela sevillana, levantando el balón al portero en su salida. Sólo una tragedia podía impedir a los de Luis ganar ese partido. Quedaba un tiempo pero el equipo estaba enchufado, responsabilizado de lo que ellos y el fútbol español se jugaban. Morten Olsen sacó a un EFE Baño táctico desde el principio Perfecta primera parte de la selección, que se adueñó del balón y de la situación con eternas circulaciones y rondos precisos y efectivos La jugada del segundo gol, 29 pases, resume el talante y el talento de un equipo que sacó lo mejor de sí cuando más lo necesitaba Luis acertó con su planteamiento táctico y apuestas individuales; el trío Cesc- Xavi- Iniesta se multiplicó tanque de 20 años llamado Bendter, retrasó a Tomasson y jugó con cuatro delanteros. España sufrió en los balones aéreos y antes de que el seleccionador reaccionara dando entrada a Pablo para ayudar en el juego por alto, Casillas salvó un gol en un paradón de portero de balonmano. Marchena se colocó de medio centro. Luis también quitó al agotado Joaquín y dio entrada a Riera, pasando Iniesta a la derecha. Agotó sus ocasiones Dinamarca. Bendter remató al poste y cuando el estadio había entrado en un decepcionante silencio porque quedaban dos minutos escasos, el último arreón local acabó en tanto de Tomasson. No hubo opción para una última intentona porque en una rápida contra, Riera demostró su momento de gracia con un remate espectacular que ponía punto final a uno de los mejores partidos de España en los últimos meses.