Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 14- -10- -2007 La resaca política del 12- O s El PSOE, sordo ante el abucheo a Zapatero ESPAÑA 15 Rajoy seguirá defendiendo España, se ofenda quien se ofenda Afirma que no le gustaron los abucheos, especialmente en el homenaje a los caídos MAR GONZÁLEZ BURGOS. El presidente del PP, Mariano Rajoy, afirmó ayer que defenderá España y su bandera se ofenda quien se ofenda e insistió en que los populares hablarán bien de España porque somos españoles, mientras otros hablarán mal o mirarán para otro lado Rajoy inauguró ayer en Burgos una jornada nacional de las Nuevas Generaciones del PP a quienes instó a ocuparse del futuro y nunca dar un paso atrás a la hora de defender las ideas En este sentido, dejó claro que se ofenda quien se ofenda, se moleste quien se moleste y ponga el grito en el cielo quien quiera hacerlo, el PP nunca va a renunciar a principios y condiciones que, por otra parte, son los de la mayoría de los españoles El presidente del PP recordó la campaña realizada por las NN. GG. bajo el lema Somos España y destacó que tenemos derecho a decir que estamos muy orgullosos y muy contentos de ser españoles, que estamos de acuerdo con la Constitución, que nos gusta nuestra bandera nacional, nuestra forma de Estado y queremos una nación de ciudadanos libres e iguales En su opinión, lo que no es aceptable es que alguien se enfade o se haga el ofendido porque unos españoles manifiesten legítimamente y sin ir contra nadie nuestro orgullo y deseo de seguir siendo españoles Mariano Rajoy consideró que, con el PSOE, España ha perdido tres años y medio porque con tanto hablar de nación, de Franco y de la memoria histórica, alguien se ha olvidado de que hay muchos españoles con problemas reales entre los que señaló la situación de los mileuristas o las hipotecas. Situaciones que consideró que no se arreglan con discursos sino con políticas económicas de verdad, que, según Rajoy, se pueden hacer porque el PP ya lo demostró en ocho años de gobierno. Respecto a los abucheos sufridos por el presidente del Gobierno durante el desfile con motivo de la fiesta del 12 de Octubre, el líder del PP afirmó que no le gustaron, porque dijo no ser partidario de que se abuchee a nadie. Rechazó especialmente aquellos silbidos que coincidieron con el homenaje a los Caídos, a todas las personas que habían fallecido, a todos nuestros militares, a nuestros soldados, en presencia de las familias. A mí eso no me gustó sentenció Rajoy. De cara a las próximas elecciones, el presidente del PP apostó por marcar objetivos muy ambiciosos porque los españoles quieren jugar en primera división En este sentido, señaló que aunque ahora España sea la octava potencia económica del mundo, no hay ninguna razón para que, en poco tiempo, no pueda ser como Alemania, Francia o el Reino Unido. Rajoy dejó el pasado para los antiguos y los que no tienen ni una sola idea que plantear a sus compatriotas y apostó por el futuro a través de un programa electoral serio y no inventos ni genialidades ni ocurrencias de última hora El líder de la oposición aseguró estar dispuesto a garantizar seguridad, y aportar certidumbres, mediante un gobierno con rumbo, con un programa y unas ideas y objetivos. Consideró que, éso es lo que va a hacer que muchos que no confiaron en nosotros ahora nos van a dar su voto Zapatero, De la Vega, Blanco y López Garrido, junto a los barones socialistas, ayer en Toledo dos por Zapatero en la parada militar. Antes de la intervención del líder socialista, sin preguntas, y de que los presidentes autonómicos y secretarios generales se hicieran la foto de familia con Toledo al fondo, el máximo órgano territorial del PSOE ya había aprobado una declaración en la que reafirman al partido como padre fundador de una Constitución de 1978 que ha sido modelo de convivencia para todos y factor de integración entre comunidades respetando las identidades territoriales. Se trata de la respuesta de los socialistas a al vendaval que sacude la escena política con el cuestionamiento de la monarquía a cargo de independentistas y ultraderechistas, coincidente en el tiempo con la propuesta de referéndum soberanista del lendakari vasco. A. P. HERRERA El referéndum Aunque este asunto del referéndum no estaba en la agenda oficial de la reunión, lo cierto es que el jefe del Ejecutivo tranquilizó a los suyos a puerta cerrada repitiéndoles lo que ya ha dicho en público: que el próximo martes va a dejarle claro a Ibarretxe que el Estado no permitirá semejante consulta inconstitucional. El coordinador del consejo y secretario general del PSE, Patxi López, y el presidente de Castilla- La Mancha, José María Barreda, fueron los encargados de trasladar el mensaje a los periodistas. López comentó, sin cámaras ni micrófonos, que quien va a imposibilitar la consulta es la propia sociedad vasca. Recordó que el PNV perdió 140.000 votos en las elecciones autonómicas de 2005, tras el rechazo del Plan Ibarretxe en las Cortes, y auguró que, con su actual propuesta va a perder aún más. Altos cargos del castrismo, pero ni un disidente, en la Embajada en Cuba el 12- O ABC LA HABANA. A la recepción que ofreció la Embajada de España en Cuba con motivo de la Fiesta Nacional asistieron altos cargos del Gobierno de Castro, como el ministro de Exteriores, Felipe Pérez Roque, pero ni un solo disidente, ya que el Ejecutivo de Zapatero decidió dejar de invitarlos a la celebración. Entre los más de mil invitados estaban el vicepresidente del Consejo de Ministros, José Ramón Fernández, y la ministra de Inversión Extranjera, Marta Lomas, según informa la agencia Efe. El embajador español en La Habana, Carlos Alonso Zaldívar, restó importancia a las críticas de disidencia y exilio por no haber sido invitados y dijo que quizá estemos en el mejor momento de las relaciones entre España y Cuba desde 1996 Seguridad y certidumbre