Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 DEPORTES Rugby s Semifinales del Mundial SÁBADO 13 s 10 s 2007 ABC LA BATALLA DEL NORTE Y LA REBELIÓN DEL SUR se disputa hoy a las 21.00 Stade de France (París) ÚLTIMOS 5 FRANCIA- INGLATERRA 18- 03- 2007 Francia 22- 9 Inglaterra 11- 08- 2007 Inglaterra 15- 21 Francia 11- 03- 2007 Inglaterra 26- 18 Francia 12- 03- 2006 Francia 31- 6 Inglaterra 13- 02- 2005 Inglaterra 17- 18 Francia (Amistoso) (Amistoso) (6 Naciones) (6 Naciones) (6 Naciones) Francia- Inglaterra INGLATERRA Lord Johnny Wilkinson es el arma letal de Inglaterra en la media distancia: en el lanzamiento a palos y en el drop. Si la delantera francesa comete muchas faltas, la guillotina Wilkinson puede descabezar a los franceses FRANCIA Francia placó en 197 ocasiones a los neozelandeses (178 con éxito) el sábado pasado en Cardiff. Ahí construyó su victoria. Frédéric Michalak se encargó de descorchar el rugby champán, que puede aguar la cerveza británica ABC Argentina- Suráfrica ARGENTINA SURÁFRICA Juan Martín Hernández, el Maradona del rugby, puede desmembrar al antílope surafricano colocando patadas por detrás de la línea de tres cuartos. Su pierna es un guante se disputa mañana (domingo) a las 21.00 Stade de France (París) La potencia de la delantera surafricana en las melés permite a los apertura abrir el juego muy rápido a sus alas. Es el terreno de la imparable gacela Bryan Habana ÚLTIMOS 5 ENFRENTAMIENTOS 5- 11- 2005 Argentina 23- 34 Suráfrica 4- 12- 2004 Argentina 7- 39 Suráfrica 28- 06- 2003 Suráfrica 26- 25 Argentina 29- 06- 2002 Suráfrica 49- 29 Argentina 12- 11- 2000 Argentina 33- 37 Suráfrica A la conquista del unicornio oval El unicornio es un animal fabuloso que fingieron los antiguos poetas, con forma de caballo y con un cuerno recto en mitad de la frente. Hoy se transforma en oval en Francia, y a su conquista se aprestan un gallo y una rosa (en la batalla del Norte Francia e Inglaterra) y un puma y un antílope (los rebeldes del Sur: Argentina y Suráfrica) las semifinales del Mundial de Rugby POR ANTONIO ASTORGA Sebastien Chabalix es el nuevo héroe de las Galias. Inglaterra ha resucitado de las Cruzadas a Lord John Wilkinson Corazón de León. Argentina dispone de un pie de Dios (Juan Martín Hernández) y Suráfrica lleva tatuado en la piel el abrazo del alma de Mandela y François Pienaar tras ganar el Mundial de 1995 al Brasil del rugby: la Nueva Zelanda del tren de mercancías Jonah Lomu, que anotó un memorable ensayo cabalgando sobre Rob Andrew y Will Carling, a él pegados. El mundo es oval. Francia e Inglaterra repiten esta noche la semifinal de hace cuatro años en Australia. La batalla del Norte Wilkinson, con cinco lanzamientos a palos y tres drops liquidó entonces a los galos: 24- 7. Pero Francia ha humillado al XV de la rosa dos veces en agosto: una de ellas en el templo sagrado de Twickenham (21- 15) un centenario estadio forjado en madera verde- -donde los lores tienen palco propio- -y en cuyos vestuarios no hay duchas, sino bañeras. Allí, los héroes de la melé se bañan y el reloj del vestuario arbitral está adelantado tres minutos. Como el reloj del héroe de Francia, que no es un francés, sino un inglés. Se trata de Dave Ellis, el discreto pero muy influyente especialista en la defensa de contención de los Bleus (azules) que adelantó tres segundos los placajes. Veamos: desde que trabaja codo a codo con Bernard Laporte, seleccionador francés- -octubre de 2000- este anglosajón, que engrandeció los terrenos del Rugby a XIII desde las minas de Yorkshire, ha construido de nueva planta el trabajo defensivo de los galos. Lo primero que hizo fue enseñar el arte de placar, que él aprendió en el Rugby a XIII. Y el trabajo dio sus frutos por el número récord de placajes (197) infligidos por los franceses el sábado pasado, en el campo de Cardiff (Gales) a los favoritos al título, Nueva Zelanda, tres segundos antes de que los kiwis pasaran el balón ovalado. El equipo de Francia siempre ha placado mucho, y muy bien comentaba con modestia Ellis. Pero al afrontar a los All Blacks, él incardinó a sus pupilos un aspecto muy preciso: los All Blacks son el mejor equipo del mundo pasando el balón en movimiento después de un contacto o un placaje. Por costumbre Francia placaba a sus rivales en las piernas para posarlos en el suelo. Pero el problema con los kiwis es que ellos conseguían liberar el balón en el movimiento. El sueño francés era que los hombres de negro no pudieran pasar el balón durante el contacto Ellis buscaba un placaje más alto que en las piernas para que el primer placador francés pudiese bloquear el balón. Y si no, obstaculizar un brazo para que el pase fuera difícil para los neozelandeses. Asísecreabaun reagrupamiento que ralentizaba el juego de los All Blacks. Francia placó en 197 ocasiones a los neozelandeses (178 con éxito) frente a las 47 delos hombres de negro. La dinamita maorí del haka quedó en chapapote. Campeones del mundo 1987: Nueva Zelanda 1991: Australia 1995: Suráfrica 1999: Australia 2003: Inglaterra tar la cabeza a Laporte si los franceses cometen infracciones en la media distancia: desde ahí es infalible la izquierda de Wilko. París puede ser el cadalso o la gloria para el futuro ministro de Deportes de Sarkozy. Los pumas (la selección argentina) se enfrentan mañana a Suráfrica en una semifinal inédito. Una marea albiceleste ha invadido los Campos Elíseos, ¿presagio de la merienda de gacelas surafricanas por los pumas? Dicen los expertos que cuando un equipo se recita de carrerilla es que ha hecho historia. El XV de Marcelo Loffreda está a punto de clara. A saber: Roncero, Ledesma, Scelzo; Ignacio Fernández Lobbe, Pato Albacete; Ostiglia, Juan Martín Fernández Lobbe, Gonzalo Longo; Napoleón Pichot; Juan Martín Hernández, Felipe y Manuel Contepomi; Agulla, Borges; Corleto. El centro de los pumas, Manuel Contepomi, sostiene que Argentina puede hacer historia si se adapta a la forma de jugar de los surafricanos: Antes eran sólo fuerza y mucho corazón. Hoy mejoraron en la ductilidad Loffreda plantea los en- Argentina quiere hacer historia Laporte se la juega El arte de placar Pero Laporte, el robespierre del rugby francés, vuelve a jugarse su cabeza de casco prusiano planteando el partido contra Inglaterra como una batalla. Repite el XV de Cardiff, tras cambiar en este Mundial tres veces de zaguero, cuatro de pareja de medios, tres de segunda línea, dos de número 8 y tres de talonador. Laporte enfila el patíbulo por segunda vez amparado en el placaje de sus sans culottes pero sin la bella ni la bestia: el icono Michalak y el nuevo rey de las Galias, Chabalix. Lord Wilkinson puede afei- cuentros en el terreno contrario, y para eso apuesta en su ruleta a la patada de Hernández por detrás de los zagueros y los tres cuartos rivales. Los Albacete, Ledesma, Scelzo y Roncero se encargarán de cazar antílopes en territorio comanche, ganar touches melés y empujar a la línea de ensayo. Los argentinos sueñan con un suculento safari. Suráfrica aplastó a Inglaterra en la primera fase (36- 0) y, aunque pasó dificultades (20- 20, en el minuto 50) se deshizo con facilidad de Fiji en cuartos: 37- 20. Suráfrica- -los Springboks -sueña con repetir la final de 1995, cuando el rugby- -deporte tradicionalmente practicado hasta entonces por las clases blancas- -unió al país y placó el apartheid (segregación racial establecida por la minoría blanca, que motivó que la nación africana fuera apartada durante muchos años de las competiciones internacionales) En aquel equipo surafricano jugaba de titular Chester Williams, un explosivo ala negro que anotó cuatro ensayos ante Samoa en cuartos. Una hora antes del encuentro contra Nueva Zelanda, que partía como favorita, el presidente Nelson Mandela llegó al estadio de Johannesburgo, repleto con 72.000 espectadores (sólo el 5 eran negros) Enfundado en la camiseta número 6 del capitán, Pienaar, saludó a los jugadores, y el estadio prorrumpió en un grito unánime: ¡Nelson, Nelson! Pero faltaba el triunfo en un Mundial de rugby, que lo consiguió un judío, Joel Stransky, de un drop Fue el drop del alma, que unió a negros y a blancos.