Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 13- -10- -2007 Sabotean a Hamilton en la Wikipedia desde un ordenador español de Mercedes La multinacional alemana ha abierto una investigación sobre el caso 79 Soy más reconocido en Europa y hasta en Japón que en España Cesc Fábregas s Jugador del Arsenal y de la selección nacional Paso al frente. A sus 20 años su cerebro funciona como uno de 30 y el reto de ser titular esta noche contra Dinamarca no le asusta lo más mínimo. Fue campeón del mundo y mejor jugador a los 17 y ahora ya es líder de un Arsenal que comanda la Premier POR ENRIQUE ORTEGO AARHUS. Está revolucionado. Ansioso. Esperaba su turno y que sea un partido trascendental le ilusiona especialmente. Hotel del equipo. Acaba de comer. Ha hecho más entrevistas en lo que va de semana que en lo que va de temporada en el Arsenal, pero es la primera desde que sabe que será titular hoy. -Exactamente, posicionados bien, ¿por qué no? Hoy vamos a jugar juntos. -No lo sé, ni lo pienso. Yo estoy contento con la responsabilidad que me dan en el Arsenal y que Luis ahora también me concede. Yo vivo perfectamente con las exigencias que tengo. Madurar antes de tiempo nunca puede ser malo. La experiencia que estoy viviendo desde los 17 años no la puede vivir todo el mundo. Otros se van a Londres sin dinero, a estudiar inglés y trabajan en lo que pueden. Yo hago lo que me gusta y siempre he tenido medios. ña. No pienso en su caso, lo que sí tengo claro es que a Raúl, ni a los 27 ni ahora, le pasaría lo mismo si jugara en Inglaterra. Allí sería dios. Como lo puede ser para el madridismo. Allí se le tendría en cuenta aunque sólo fuera para dar consejos. Los Adams, Keown, el mismo Vieira, que estuvo diez años, Henry, ocho, Pirés, siete, son todo para los aficionados del Arse- -Dijo que en detalles, en el pase, en la llegada desde atrás, le recuerdo a Platini. Pero él jugaba en otra posición. A mí Wenger no me lo ha dicho, pero los compañeros, sobre todo los franceses, me vacilan y me llaman Mike (Miguel, como Michel) -Wenger, su técnico en el Arsenal, acaba de decir que es como Platini. Eso viniendo de un francés es un halago descomunal. nal y para el club. Se fueron porque querían buscar otras cosas, pero nunca porque les echaran. La mentalidad española es diferente. ¿Y por qué los medios centro de su corte, como Xavi, Iniesta, comenzaron atrás, como Milla o Guardiola, y ahora juegan bastante más adelantados, como interiores o incluso segunda punta? ¿No piensa que se puede hacer viejo antes de tiempo? ¿Jugar es un marrón o un regalo divino? -Un regalo divino. Estos son los partidos que me gustan, cuando existe una gran responsabilidad. Para eso soy futbolista, para jugar estos encuentros. Ahora lo que espero es entrar en el once y no salir. Me dan una oportunidad en un día clave y ahora depende de mí. -Ya era hora de ser titular... -Sin su amigo Xavi en el equipo, posiblemente hubiera jugado mucho más... -Pues no sé. Es una vieja leyenda. Yo siempre he pensado que dependiendo del sistema podríamos jugar los dos. No creo en las incompatibilidades. Si dos jugadores como nosotros nos colocamos bien, nos compenetramos, si hablamos mucho, ¿por qué no podemos jugar juntos? Dos buenos jugadores pueden jugar juntos. -Es verdad que en esta fase de clasificación no he jugado todo lo que me hubiera gustado, pero si no lo he hecho es porque en esta selección hay mucha calidad. Ahora me siento bien, mejor que nunca quizá. Y no porque lleve siete goles, más que las dos últimas temporadas juntas, que hice cinco, porque no son lo mío. El futbolista sabe cuándo está bien. Físicamente estoy fuerte, como bien, descanso bien. He aprendido a defender mejor, a colocarme, estoy suelto, con confianza, hablo mucho más... ¿No le da la sensación de que el aficionado español de a pie no le conoce lo suficiente, que sólo los muy futboleros saben realmente de lo que es capaz? -Es curioso. Es verdad. Creo que es porque el fútbol ahora es más dinámico, necesita más movimientos con balón y sin balón. Necesita jugadores con más recorrido. Los entrenadores ven que tenemos más llegada, que podemos hacer más cosas que tocar y quedarnos guardando la posición. Yo ahora no me veo jugando ahí. Pensaría que no doy todo lo que llevo dentro. Si diera el pase y me quedara y no acompañara me diría ¿qué haces? ¿por qué no vas? Otra cosa es que el entrenador te mande quedarte en esa zona, como Iniesta, por ejemplo, en el último partido con el Barça. Lo que sí he aprendido es que si defiendes bien posicionado no es obligatorio tener un medio defensivo. -Ni siquiera que le pase como a Raúl, que comenzó como usted a los 17 y a los 27 la mayoría decían que estaba muy visto y con 30 ya ve todo lo que le pasa. -Yo tengo una ventaja sobre Raúl, juego y vivo fuera de Espa- -No. Al revés, yo miro ejemplos de carreras largas. Yo me fijo en Maldini, en Cafú. -Si tuviera un hijo, ¿cómo le explicaría que la selección a lo largo de la historia, incluso ahora, ha tenido grandes equipos y nunca ha ganado nada? -Le diría que tuviera paciencia. Yo de otras selecciones no sé, ésta es cierto que tiene una gran calidad, pero como le escucho a Luis, nos falta saber competir y cuando no podemos jugar como nos gusta, hacerlo con otras cartas, otras opciones. Buscar la victoria sin ese fútbol bonito que a todos nos gusta. Italia ganó el Mundial sin ser la mejor. Grecia, la Eurocopa sin ser la mejor. No siempre gana el mejor, sino el que más variedad tiene y mejor maneja todas las opciones. -Puede que ordene más, que le diga más a los compañeros donde se tienen que colocar, pero no me gusta gritar. Es curiosa mi transformación. En el campo soy completamente distinto a como soy fuera. En el campo quiero ser protagonista y fuera quiero pasar inadvertido. Dentro intento dar y hacer todo lo que no doy fuera. -He visto que en los últimos partidos manda más, grita más. Se siente jefe. -Si juegan dos medios centro defensivos, ¿por qué no van a jugar dos medios creativos? ¿Cuando se madura tan rápido mental y futbolísticamente como usted, qué puede pasar? -Sí, me da esa sensación. Yo creo que en Inglaterra, sobre todo, en Italia, en Francia, hasta en Japón todos hablan más de mí, se me conoce más como futbolista. Quizás en España se siga menos el fútbol inglés, pueden saber que marco un gol, que he jugado bien, pero no me siguen de igual manera que si jugara en el Real Madrid o en el Barça. Y es normal. En Europa me siento más reconocido, esa es la palabra. Estando en el Arsenal concedo más entrevistas a medios extranjeros y no ingleses que a españoles. Madurar tan pronto no puede ser malo. Sé vivir con las exigencias y la responsabilidad. En el campo me gusta ser protagonista; fuera, pasar inadvertido No temo que me pueda pasar lo de Raúl, en Inglaterra es impensable que se cansen de uno. Allí sería siempre dios AP