Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 13- -10- -2007 71 Salvador Cortés se rebela contra el olvido y corta cuatro orejas SEVILLA Plaza de toros de la Real Maestranza. Viernes, 12 de octubre de 2007. Corrida a beneficio de la Cruz Roja. Menos de media entrada. Cuatro toros de Gerardo Ortega y dos, 2 y 4 de Parladé, aceptables de presentación; destacó el 5 Salvador Cortés, de purísima y oro. Estocada algo trasera y desprendida (ovación tras petición) En el segundo, pinchazo y estocada (oreja) En el tercero, media estocada (ovación) En el cuarto, bajonazo (silencio) En el quinto, estoconazo (dos orejas) En el sexto, estocada (oreja) Salió por la Puerta del Príncipe. FERNANDO CARRASCO SEVILLA. Desmadejado, sentado en el estribo, Salvador Cortés rompió a llorar desconsoladamente cuando supo que el presidente le había otorgado las dos orejas del quinto de la tarde. Era el momento culmen que tanto había esperado estos días atrás cuando, haciendo de tripas corazón, se tragaba todas sus preocupaciones y temores y esperaba, como podía, que llegase el día. Porque ayer Salvador Cortés, que cortó cuatro orejas en su actuación en solitario, se rebeló contra el olvido al que muchos quieren condenarle. Había cortado una oreja en el segundo pero la tarde discurría más bien a medio gas. Por eso se fue a la puerta de chiqueros a recibir a Clavellino un precioso burraco de Gerardo Ortega. La larga cambiada a portagayola resultó limpia y emocionantes a más no poder los lances a pies juntos y las cuatro o cinco revoleras. La plaza hervía. Galleó llevando al astado al caballo y luego quitó por chicuelinas. Cuidó a su enemigo en el caballo y se permitió el lujo de poner banderillas. Acudía el astado. Brindó a la duquesa de Alba y comenzó la faena con dos pases cambiados muy ajustados para, sin moverse, dejar un trincherazo para el recuerdo. A partir de ese momento, estuvo inteligente, suave, templado, hasta el estoconazo final. Se rebelaba por completo Salvador, que rompió a llorar cuando vio los dos pañuelos. Y luego, la emoción a flor de piel en la sentida vuelta al ruedo, parte de ella con una bandera de España que le dieron desde el tendido. La tarde comenzó discreta. Poca gente y primer toro que repetía aunque cabeceaba algo. Entendió el torero al segundo, de Parladé, al que cortó una oreja. Los toros no terminaron de romper hasta el buen quinto, y con el sexto volvió a portagayola y con fe tras la espada. Cumplió su sueño Cortés. El ecuatoriano Guillermo Albán cosechó las únicas palmas de la tarde BOTÁN Fiesta Nacional sin toros ROSARIO PÉREZ MADRID. El sol extendía sus rayos de oro sobre un manto azul inmaculado, sin una sola nube. A pesar de ligeras rachas de viento, acompañaba el tiempo para acoger una agradable tarde de toros. Pero precisamente fue eso lo que falló en la Corrida de la Hispanidad, con lo que la celebración se asemejó a un cumpleaños sin tarta. Ondeaba la bandera de España sobre el tejadillo de Las Ventas, enjaezada en tendidos, palcos y andanadas con la tela grana y gualda. En el día de la Fiesta Nacional, en una jornada de recuerdos, de glorias y muertes, de héroes y leyendas, la tarde venteña escenificó el cuento de la vaca lechera. La corrida se quedó sin toros, sin la savia que alimenta la Fiesta. Volvían los pedrajas de María Luisa Domínguez Pérez de Vargas, con una única comparecencia en San Isidro, en 1984. Aquel 4 de junio sólo lidió tres toros. Ayer, si no hubiese lidiado ninguno, nadie se hubiera molestado. Tan poquita gracia hizo el sexteto que, en el epílogo, una señora espetó con sorna: ¡Vaya corrida! Y nos la queríamos perder A lo que otro aficionado agregó: Ni para bueyes de carreta ni vacas de le- MADRID Monumental de las Ventas. Viernes, 12 de octubre de 2007. Corrida de la Hispanidad. Un cuarto de entrada. Toros de María Luisa Domínguez Pérez de Vargas, bien presentados, faltos de casta y fuerza. Guillermo Albán, de azul y oro. Pinchazo y estocada (silencio) En el cuarto, pinchazo y estocada desprendida. Aviso (palmas) Sergio Aguilar, de verde botella y oro. Pinchazo y estocada (silencio) En el quinto, pinchazo hondo caído y descabello. Aviso (silencio) Jesuli de Torrecera, de blanco y oro. Dos pinchazos y estocada tendida (silencio) En el sexto, pinchazo, estocada y tres descabellos (silencio) Se despidió el banderillero Betancourt. che valen Y es que esta divisa, que otrora adquirió cierta fama en el lunes de resaca de la Feria de Abril por su comportamiento en el tercio de varas, no parece atravesar su mejor momento. Aunque algún ejemplar- -como el quinto- -acudió con cierta alegría al primer encuentro en el caballo y empujó, de salida se frenaron y en la muleta blandearon y ofrecieron escaso juego. Con semejante material y a pesar de que primero y cuarto desarrollaron cierta nobleza en el último tercio, la terna, que no sumaba una decena de paseíllos esta temporada, no tuvo opción de brillar. Confirmaba la alternativa Jesuli de Torrecera, que esbozó un par de series al natural meritorias. No cabía más, pues el animal carecía de fuerzas. Con el complicado sexto, tampoco pudo lucirse. El ecuatoriano Guillermo Albán, licenciado en Económicas por la Universidad estadounidense de Cornell, recogió las únicas palmas por su industriosa actuación. Pura entrega, participó en quites- -como unas ajustadas chicuelinas y unas gaoneras en las que se libró de milagro de la cornada- -y planteó una férrea labor al cuarto, con un manejable pitón derecho. El anterior de su lote no se mantuvo en pie, por lo que se convirtió en misión imposible estructurar faena. No humilló ni por equivocación el tercero, ante el que no se dio coba Sergio Aguilar. Quiso resarcirse en el otro, con el que dejó algún muletazo suelto de buen aire. Aunque para aireada, la afición, por tan mustio festejo en un día grande. Los trabajadores de Las Ventas, en conflicto con la empresa A las caras largas de los aficionados se unieron las de los trabajadores de Las Ventas, hartos de tantos despropósitos por parte de Taurodelta. Y hacen una advertencia: Si no hay solución, se creará un conflicto Descontentos con el trato de la empresa capitaneada por José Antonio Martínez Uranga, ayer repartieron en la plaza una nota con los incumplimientos del pliego de condiciones Salvador Cortés abrió la Puerta del Príncipe en solitario RAÚL DOBLADO en lo referente a la ley de materia laboral, Seguridad Social y prevención de riegos laborales, además de negar la formación al personal como contempla el convenio También acusan a la empresa de acoso laboral y disciplinario a los trabajadores (310) con la consiguiente tensión a la hora de desarrollar nuestras funciones Y afirman que se discrimina laboralmente a las trabajadoras de la plantilla De ahí que todos luciesen ayer una pegatina donde se leía: No a Taurodelta; incumple la ley laboral, discrimina y acosa a los trabajadores as