Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 13 s 10 s 2007 MADRID 45 El fiscal pide 13 años por homicidio para el acusado del crimen de Joy Eslava La acusación solicita 20 años por asesinato o 15 por homicidio, y la defensa, la absolución CARLOS HIDALGO MADRID. El Ministerio Fiscal solicita, en su escrito de acusación, una pena de 13 años por un delito de homicidio para Rachid Tachti, el joven marroquí de 24 años acusado de ser el autor de la muerte de Roberto García Grimaldos, español de la misma edad, el conocido como crimen de la discoteca Joy Eslava. La acusación particular eleva a 20 años su petición, en caso de que los hechos sean calificados de asesinato, y a 15 si son considerados homicidio. Constituyen, en ambas tipificaciones legales, las penas máximas. La defensa de Tachti quiere la libre absolución para su patrocinado por legítima defensa. El juicio tendrá lugar entre el 12 y 21 de diciembre. Según las conclusiones provisionales de la Fiscalía, a las que ha tenido acceso ABC, la madrugada del 26 de diciembre de 2005, el acusado se encontraba en unión de tres personas más en la discoteca Joy Eslava, a las 3.30. Hubo una discusión verbal y con empujones, con el grupo formado por Roberto García Grimaldos y alrededor de 20 personas que celebraban un cumpleaños indica el fiscal. Tras esa primera refriega, abortada por el personal de seguridad de la discoteca, el acusado fue llevado por los vigilantes a uno de los baños del local. Cuando Tachti sale del servicio, observa que Roberto García Grimaldos le lanza una mirada desafiante explica el fiscal. Entonces, se originó un forcejeo entre Roberto y Rachid. El acusado- -añade el Ministerio Público- valiéndose de una navaja de 8 centímetros que llevaba, le propinó una puñalada en la región abdominal derecha que le provocó la muerte. Tachti fue detenido. El juez decretó su ingreso en prisión el 31 de diciembre de 2005. Además de los 13 años de prisión por homicidio, el fiscal considera que el acusado debe indemnizar a los herederos de la víctima con 120.000 euros y hacer frente a las costas. El escrito de la acusación particular recuerda que, aquella madrugada, cuando la víctima celebraba un cumpleaños en Joy Eslava con una veintena de amigos, hubo un altercado entre componentes de su grupo y otro formado por cuatro o cinco personas, entre las que se encontraba el acusado La acusación critica que los servicios de seguridad de la discoteca no expulsaran al grupo del acusado AL DÍA Ignacio Ruiz Quintano ¡PAÍS! ntes de que entre en vigor esa Ley de la Memoria Histórica en virtud de la cual por el mar corren las liebres y por el monte las sardinas, conviene aclarar que la Fiesta de la Raza no es un invento franquista, sino argentino, como saben todos los madrileños que, paseando por el Retiro, se hayan tropezado con la placa que conmemora la feliz ocurrencia del presidente Irigoyen en 1917, bien celebrada después por Perón a lo largo de su peronato Pemán decía que a Perón se le podría llamar Perone según era su ingenio de sutil e italianizante, y ponía por ejemplo la siguiente disertación, cien por cien peronista: El gran error de casi todos los dictadores suramericanos recientes es haber sido, como generales, fieles a la escuela prusiana de Hindemburg o el mismo Federico el Grande: mano dura, taconazo fuerte, botas aplastantes como ejes de prensas de vendimia. Yo me sirvo del figurín latino y mediterráneo de Alejandro Magno, que era un gran general habilidoso, técnico y colonizador, pero, sobre todas las cosas, lo que era, era discípulo de su maestro: Aristóteles. Creo que el general Franco sigue esta misma escuela. Hay que ser general hasta aquí, y de aquí hasta allí, filósofo y alumno de Aristóteles Y de aquí sale toda la izquierda argentina y gran parte de la izquierda española. ¿Qué fue el felipismo, más que un justicialismo visto por los Quintero? Nacionalistas los llamaban los gringos. González era el Maquiavelo sinuoso, es decir, Perón, mientras Guerra, con su locura de amor por los descamisados, se reservaba el papel de Evita, aunque sin gracia, claro. La noche de octubre en que ganaron las elecciones, la pareja asomó en un balcón del Palace para prometer solemnemente la reconquista de Gibraltar. La España descubridora y conquistadora- -dice el decreto de Irigoyen sobre el Día de la Raza- -volcó sobre el continente enigmático y magnífico el valor de sus guerreros, el denuedo de sus exploradores, la fe de sus sacerdotes, el preceptismo de sus sabios, las labores de sus menestrales... ¡País! A La Policía, en la puerta de la discoteca, horas después de que sucedieran los hechos en 2005 CHEMA BARROSO de la sala ni comprobase que no portaran algún arma. La acusación coincide con la Fiscalía en que se produjo un intercambio de miradas entre Rachid y Roberto. La mirada de este último, según sus conclusiones provisionales, simulaba el gesto de preguntarle qué pasa Rachid se dirigió a Roberto y, sin mediar palabra, le clavó una navaja que portaba Además de la muerte violenta de Roberto, la acusación particular destaca que, a consecuencia de presenciar la muerte de su hermano Roberto, Juan Antonio García Grimaldos ha tenido que recibir asistencia psiquiátrica y, a día de hoy, está en situación de baja laboral por estos motivos. Considera esta parte que los hechos son constitutivos de un delito de asesinato, pero matiza: si, finalmente, el tribunal cree que no había alevosía en los hechos, pide que la tipificación penal sea de homicidio. De ahí la petición de 20 años o 15 de prisión, dependiendo de la calificación del delito. rían responder de la indemnización que se fije. La acusación cree que los servicios de vigilancia de la discoteca pudieron evitarlo, y no lo hicieron Por lo que la responsabilidad por las consecuencias lesivas del delito- -añade- -debe alcanzar a sus empleadores, si bien de forma subsidiaria con respecto a la responsabilidad directa del acusado mera trifulca, a diferencia de lo antes expuesto por las otras partes. Asimismo, afirma la defensa que la víctima tenía las manos manchadas de sangre, y no era la primera vez que se peleaba esa noche en el local o en otros días Según esta versión, Tachti fue al baño. Al salir, observó cómo una persona se le acercaba, acompañada de otras dos el fallecido, su hermano y otro joven Uno de ellos le empujó y le espetó de manera arrogante, violenta y desafiante que qué pasaba Según el letrado, su patrocinado hizo caso omiso Pero uno de los otros jóvenes le insultó. Una de las personas le propinó un puñetazo por la espalda, sin ni siquiera dejar hablar a Rachid. La defensa asegura que la víctima sacó una navaja del bolsillo, haciendo un acometimiento sorpresivo El acusado intentó arrebatarle la navaja, momento en que se produjo un forcejeo entre ambos. Al ver que le habían arrebatado el arma a Roberto, comenzó una brutal agresión con lanzamientos de vasos y puñetazos sobre Tachti. En medio de la confusión, el acusado optó por arrojar la navaja y se fue de la discoteca. Uno de sus amigos, Anas Waliki, recibió una brutal paliza por parte de los amigos de la víctima, continúa la defensa. Por lo tanto, el letrado solicita la libre absolución de su defendido por la eximente de legítima defensa. Legítima defensa El escrito de conclusiones provisionales de la defensa relata que Tachti estaba esa noche en Joy Eslava con otros cuatro amigos celebrando un cumpleaños. El acusado, refiere la defensa, observa cómo se produce una discusión entre miembros de seguridad del local y unos clientes Por lo tanto, el letrado considera que el acusado no participó en esa pri- La discoteca pudo evitarlo Además, en concepto de responsabilidad civil, la acusación quiere que Tachti pague 60.000 euros a cada uno de los cinco familiares del finado: sus padres y tres hermanos. Con todo, y de manera subsidiaria, las empresas Amanece en Madrid S. L. y Canelas Cincuenta S. L. explotadoras de Joy Eslava, debe- El letrado de Rachid Tachti solicita la libre absolución por la eximente de legítima defensa El suceso tuvo lugar la madrugada del 26 de diciembre de 2005 en la discoteca. El juicio será el próximo diciembre