Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 MADRID www. abc. es madrid con Juan Miguel Villar Mir. Presidente- -le preguntó- ¿hacia dónde quiere que mire su despacho, a la Castellana o a la sierra? El empresario no lo dudó. Quiero ver las montañas Acto seguido, el empleado volvió a preguntarle. Nos han dicho que tenemos la posibilidad de construir algo singular en lo alto del rascacielos, ¿quiere algo en particular? Después de varios días de meditarlo, Villar Mir llegó con la solución: una pista de pádel y una piscina climatizada. Los que las han visto dicen que serán la envidia de los grandes tiburones de la capital. Una obra de ingeniería que no se verá afectada por las enormes corrientes de aire que surcan la azotea. La piscina será cubierta y la pista de pádel también estará parcialmente resguardada. Otras informaciones aseguran que el presidente del grupo constructor se ha construido un auténtico apartamento de lujo en la última planta del rascacielos, que tiene previsto abrir sus puertas en un mes. La torre de la Mutua Madrileña (abrirá a mediados de 2008) también ha apostado por SÁBADO 13- -10- -2007 ABC El secreto de las cuatro torres Allí arriba, a 250 metros, los cuatro rascacielos de la Castellana esconden un pequeño tesoro. Pádel, piscina, invernaderos, parques eólicos. Todo al gusto del propietario... para disfrute de sus empleados POR MIGUEL OLIVER FOTOS CHEMA BARROSO INFOGRAFÍA P. SÁNCHEZ F. RUBIO MADRID. Algo se cuece en lo alto de las cuatro torres. A 250 metros de altura, los rascacielos esconden su particular tesoro. Es la ventaja de vivir en la cumbre: puedes vigilar a todos, pero nadie te puede ver. Hace algo más de un año un alto empleado de Inmobiliaria Espacio solicitó una reunión la singularidad. El proyecto original de la compañía de Ramírez Pomatta recogía la construcción de un invernadero y un faro en lo alto del edificio. El bosque, inspirado en el jardín tropical de la estación de La torre Sacyr instalará un micro- parque que dispondrá de tres turbinas eólicas de eje vertical, con sus elementos necesarios para su instalación y funcionamiento: postes, fijaciones, transporte y control La conocida como torre Repsol, ahora propiedad de Caja Madrid, es el único de los cuatro rascacielos que por su configuración no podrá colocar nada singular en su azotea. Tan sólo habilitará un equipo de instalaciones, aunque todavía no está definida su distribución Empleados de la Mutua ultiman la construcción del invernadero; abajo, torre Espacio vista desde la sede de la aseguradora