Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 INTERNACIONAL SÁBADO 13 s 10 s 2007 ABC REVISTA DE PRENSA Juan Pedro Quiñonero TURQUÍA Y NOSOTROS a crisis entre Washington y Ankara, en torno al genocidio turco de un millón de armenios, en 1917, es un problema de inmenso calado para todos los pueblos europeos y mediterráneos, comenzando por España, ya que afecta al puesto de un gran país de 72 millones de habitantes, muy mayoritariamente musulmanes, dentro o fuera de Europa, miembro de un pilar sensible de su seguridad, la Alianza Atlántica. Insensible a los problemas armenio y kurdo, con matices, durante medio siglo largo, Washington descubre tardíamente el atormentado debate del genocidio del pueblo armenio, que continúa siendo un problema capital en Ankara, donde se contempla con inquietud creciente la imprevisible evolución de la guerra de Irak, amenazando sus fronteras estatales: beneficiándose del caos social, cultural, político y militar iraquí, el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) está lanzando operaciones militares o para militares en territorio turco. Ankara, gran potencia musulmana, se encuentra en una amarga encrucijada. Crece en la opinión pública turca la hostilidad contra una Unión Europea que no parece desear el ingreso turco y contra la presencia militar norteamericana en dos países musulmanes, Irak y Afganistán. Y el gobierno turco evalúa la posible necesidad de una operación de castigo militar contra los kurdos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán instalados en Irak. Operación quirúrgica que no dejaría de añadir un nuevo frente de crisis al incendio carnívoro iraquí. Ese arco iris de problemas encadenados afectan directa y particularmente a la Europa mediterránea. Una Turquía musulmana estable y aliada a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y la Unión Europea funciona como cortafuegos estratégico. Una Turquía alejada de la Unión Europea, con problemas militares en su frontera iraquí y problemas culturales con la OTAN y Washington, puede convertirse en tierra de nadie propicia a la inestabilidad y el orgullo musulmán indisociable de la inseguridad en el Mediterráneo occidental. L Condoleezza Rice presenta a Putin a Robert Gates, ayer, en la residencia presidencial de Novo- Ogaryovo, a las afueras de Moscú POOL Fracasa el intento de acercamiento de EE. UU. y Rusia por el escudo antimisiles Putin pide a Rice que renuncie al proyecto o que lo congele, mientras la secretaria de Estado no logra convencerle de que no es una amenaza para los rusos RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL MOSCÚ. Las negociaciones celebradas ayer en Moscú para evitar que los planes de EE. UU. de desplegar elementos de su escudo antimisiles en Polonia y la República Checa desencadenen una nueva guerra fría con Rusia finalizaron sin ningún resultado. El presidente Vladímir Putin advirtió a la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, y al jefe del Pentágono, Robert Gates, que Washington debe renunciar a tal proyecto si no quiere provocar un serio empeoramiento de las relaciones con Rusia mientras el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, pedía al menos su congelación. lativas en Rusia están a la vuelta de la esquina. El presidente ruso encabeza la lista del principal partido del país a los comicios de diciembre. Tampoco parece probable que Washington modifique sus planes. El encuentro con Putin de Rice y Gates tuvo lugar antes de reunirse con sus homólogos rusos, Lavrov y Anatoli Serdiukov El jefe del Kremlin les di. jo que su país nunca podrá ver con buenos ojos que se instalen misiles interceptores en Polonia, a las puertas de la frontera rusa. Putin afirmó que EE. UU. debe renunciar urgentemente a tal idea a fin de impedir una seria colisión con Rusia. Podríamos decidir en el futuro instalar un sistema antimisiles en la Luna, pero antes hay que procurar no dejar pasar la oportunidad de alcanzar acuerdos concretos ahora ironizó el máximo dirigente ruso. Como ya hiciera con el Tratado de Armas Convencionales (FACE) Putin amenazó con abandonar también el Tratado de eliminación de misiles de mediano y corto alcance (INF) Según su opinión, el problema con el INF no atañe a EE. UU. sino a países europeos pertenecientes a la OTAN que desarrollan activamente ese tipo de armamentos El presidente ruso no especificó a qué países se refiere, pero señaló que si el acuerdo no adquiere carácter global, será difícil para Rusia mantenerse dentro de él Rice y Gates se reunieron después con Lavrov y Serdiukov y ofrecieron al final una rueda de prensa, en la que todos reconocieron no haber alcanzado acuerdo alguno. La próxima reunión en el mismo formato tendrá lugar dentro de seis meses. Hasta ese momento, el ministro de Exteriores ruso pidió congelar el proyecto de despliegue de las bases americanas en Polonia y la República Checa. Rice, sin embargo, dejo bien claro que su país continuará las negociaciones al respecto con Praga y Varsovia. Lavrov replicó alertando que Rusia adoptará las medidas oportunas para neutralizar tal amenaza Escudo en la Luna El Tribunal Supremo de Pakistán paraliza la amnistía a Benazir Bhutto EFE ISLAMABAD. El Tribunal Supremo de Pakistán bloqueó ayer la amnistía concedida por el presidente, Pervez Musharraf, a la opositora Benazir Bhutto, en una decisión que pone en interrogante el acuerdo de reparto de poder entre ambos. El TS ordenó dejar en suspenso la aplicación de la ordenanza de reconciliación nacional firmada el pasado día 5 por Musharraf y por la cual todos los cargos abiertos por corrupción contra Bhutto habían de ser retirados. La ex primera ministra Bhutto, líder del principal partido de oposición en Pakistán, tiene previsto regresar a su país el próximo día 18, tras nueve años de exilio. Crónica de un desacuerdo anunciado decían ayer algunos medios de comunicación rusos. Resulta difícil imaginar que después de haber amenazado incluso con apuntar sus misiles a las ciudades europeas, Putin vaya ahora a ceder a las pretensiones estadounidenses, sobre todo teniendo en cuenta que las elecciones legis- Elecciones cercanas Ayer tampoco avanzaron las conversaciones para hacer que Rusia regrese al FACE, acuerdo del que se salió el pasado mes de julio. Irán fue el otro gran tema en discordia. Rusia sigue rechazando la aplicación de sanciones contra el régimen de los ayatolás. Incluso, el ministro de Exteriores, Sergei Lavrov, acusó a EE. UU. de entorpecer una solución al conflicto con continuas referencias al uso de la fuerza Distancia sobre Irán