Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DÍA DE LA FIESTA NACIONAL BRILLANTE DESFILE SÁBADO 13- -10- -2007 ESPAÑA 15 da de Rodríguez Zapatero fue tan clandestina como su llegada. Despidió a la Familia Real y volvió a marcharse por el acceso trasero de la tribuna de autoridades. La anécdota se produjo cuando la Familia Real circulaba por el Paseo de Recoletos y el público confundió sus coches de escolta con la comitiva del presidente del Gobierno, y comenzaron a abuchearlos. Este incidente fue el de mayor calado en una jornada que volvió a congregar a numerosos invitados en las tribunas de autoridades y de público, donde políticos de uno y otro signo convivieron en correcta armonía, haciendo un paréntesis en la dureza de la batalla política. El protocolo situó al portavoz socialista, Diego López Garrido, entre Elvira Fernández Balboa, la mujer de Mariano Rajoy, que se encontraba a su lado, y el portavoz popular en el Congreso, Eduardo Zaplana. Una pinza que sirvió para que los tres estuvieran hablando gran parte del tiempo previo al inicio del desfile. Justo detrás, el secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, que intercambió más de una confidencia con Zaplana, que tenía a su lado al portavoz popular en el Senado, Pío García Escudero. La distribución de la tribuna de autoridades desplazó a los presidentes autonómicos a una ubicación distinta de la que ocupaban altos cargos del Gobierno y la oposición. El presidente gallego, Emilio Pérez Touriño, asistió al final, por lo que sólo se ausentaron Ramón Luis Valcárcel, de Murcia, y Juan José Ibarretxe, del País Vasco. La anécdota la puso el presidente de Cantabria, que cuando el paracaidista con la bandera de España llegó frente al Rey, exclamó: Ahí viene Rajoy A quien no se le vio banderita española alguna fue a José Montilla, uno de cuyos asesores retiró discretamente la que había sido colocada en el asiento del presidente de la Generalitat. Rajoy y López Garrido Cascos azules de la misión española en el Líbano, ayer, durante el desfile AFP CHEMA BARROSO Familiares de fallecidos en el exterior protagonizaron el desfile Una representación de los militares caídos participó junto al Rey en la ofrenda floral a los que dieron su vida por España P. C. MADRID. El recuerdo a los fallecidos en las misiones españoles en el exterior pusieron ayer la nota emotiva del desfile del Día de la Fiesta Nacional, en el que la presencia de las unidades que más veces han participado en estas operaciones, la Brigada Paracaidista y la Legión, fueron especialmente reconocidas por el público asistente. Una representación de los familiares de los soldados fallecidos en el Líbano y Afganistán este años tuvieron un especial protagonismo en el acto de homenaje a los que dieron su vida por España, ya que acompañaron al Rey, al presidente del Gobierno y a los presidentes del Congreso y el Senado, en la ofrenda floral que precedió el inició del desfile. Este año ha sido especialmente duro para la familia militar que desarrolla su trabajo en el exterior, ya que nueve soldados han perdido la vida por ataques terroristas en estas zonas de conflicto. El calor del público, una multitud en la Castellana, se manifestó al paso de la Brigada Paracaidista, la Brigada Aerotransportable y la Brigada de Cazadores de Montaña, unidades que habitualmente participan en las misiones en el Líbano y Afganistán. Estos efectivos cerraron el desfile terrestre, antes de que el singular paso de la Legión, también duramente castigada por el terrorismo en las misiones internacionales, pusiera el punto y final, junto al Grupo de Regulares de Ceuta. Al margen de estos dos hechos significativos, otro momento central del desfile fue la presencia de las 27 banderas de los países que, junto con España, participan en la misión de la Finul de Naciones Unidas en el Líbano. En este grupo de enseñas nacionales, una de las de mayor tamaño fue la de Estados Unidos, que desfiló como país sede de la ONU, bajo cuya bandera se legitima la misión en el Líbano. La bandera estadounidense desfiló por segundo año consecutivo, después del paréntesis de los dos primeros años del Gobierno Zapatero, tras la polémica suscitada al negarse éste a levantarse a su paso en 2003 como protesta por la invasión de Irak. Una de las principales novedades del desfile ha sido la participación de un avión Awacs de la Flota de Alerta Temprana de la OTAN, con base en Alemania. Estados Unidos, presente ANGEL DE ANTONIO ANGEL DE ANTONIO