Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 12 s 10 s 2007 MADRID 53 Un mes a la calle, por ruidosos Una sentencia de la Audiencia Provincial obliga a una pareja a abandonar su casa un mes por las molestias que causan. Se irán el lunes, pero denunciarán a sus vecinos por injurias POR M. J. ÁLVAREZ FOTO: IGNACIO GIL MADRID. Estamos muy intranquilos con todo esto Su ropa se amontona encima de la cama del dormitorio. El trajín es continúo. Están preparando las maletas. La pareja formada por Antonio García Márquez y Marlene Campoverde Medina, un español y una ecuatoriana, de 43 y 41 años, está nerviosa y preocupada. No es para menos. El lunes se verán obligados a acatar una sentencia, dictada por la Audiencia Provincial de Madrid (31 07 07) que les obliga a abandonar su vivienda un mes por las molestias que causan a los vecinos. Ellos residen en el número 6 de la calle de la Radio (Carabanchel) en un inmueble de tres plantas (9 pisos) que no llega a los 70 metros cuadrados. La historia que les ha convertido en protagonistas lleva fraguándose más de un lustro, prácticamente desde que comenzaron a vivir en el inmueble, como inquilinos primero (enero de 2000) y como propietarios después (junio de 2003) Había peleas, armaban mucho escándalo, hacían fiestas, se emborrachaban y devolvían por la ventana o en la escalera, que aparecía con manchas de sangre. En ese piso llegó a haber no menos de 15 personas. El trasiego de gente extraña, todos inmigrantes, era continúo. Nunca sabías a quién te ibas a encontrar ni cómo. Nos despertaban con el telefonillo y nos preguntaban si alquilábamos camas indican Celia, Julián y Salvador. Además, la vecina del 1 B presentó varias denuncias ante la Junta Municipal de Carabanchel aludiendo a las molestias que causaba el 2 B por la vibración de las tuberías y grifería, tanto de día como de noche y el movimiento de muebles. Todo ello llevó a la comunidad de propietarios a interponer una demanda (20 01 01) aludiendo a la existencia de un piso patera En una habitación de 12 metros había tres literas de tres alturas indicaban. Sin embargo, el juzgado n La pareja que tendrá que dejar su casa muestra la sentencia de la Audiencia Provincial, que conocieron estando de vacaciones linos, que eran peruanos y siguió, con nosotros. Se cree la dueña de la comunidad de vecinos. Quiere que nos marchemos. Nos han acusado de tener camas hasta en la cocina. Todo es mentira y la justicia ha fallado a nuestro favor porque no lo han podido demostrar No obstante, sí admiten que hace años llegaron a vivir siete personas. Cinco eran familiares míos que no tenían donde ir. Ahora vivimos tres personas, nosotros y un hermano mío agrega la mujer. Acataremos la sentencia por el ruido, que es cierto, pero no es culpa nuestra: es de las cañerías, que son muy viejas, pues el edificio tiene más de 30 años aclara Marlene. Se queja de lo que ha tenido que aguantar a la vecina de abajo. Cada vez que te duchabas, estaba dando con un palo al techo. O cuando la lavadora centrifugaba. Hace tiempo que ya no lo hace, pero esto es un sinvivir El lunes se marcharán a Moratalaz, a casa de unos amigos. Por suerte, tenemos donde ir, pero esto no se va a quedar así. Denunciaremos a la comunidad de vecinos por calumnias, injurias y difamación Denuncias previas Todo esto llega muy tarde. Ahora la situación es normal Ahora es tarde Ése era el resumen que hacían buena parte de los vecinos del número 6 de la calle de la Radio, quienes no se mostraban especialmente entusiasmados con la sentencia de la Audiencia Provincial. Desde hace casi un año no hay ningún problema y la situación de convivencia se ha normalizado. Esto ya no es lo que era y el trato es correcto. Incluso el presidente de la comunidad les ha dicho que sentía que se tuvieran que marchar; pero, al fin y al cabo, ellos fueron quienes iniciaron los escándalos afirma una residente. Otro joven, que lleva un año en el edificio, consideró el fallo de ridículo e inadecuado, puesto que ya pasó todo ¿Cómo será la convivencia cuando la pareja, que abandonará el lunes el piso, regrese? Antonio y Marlene aseguran que será pacífica, pero no pensamos saludar a nadie, como hacíamos hasta ahora. Nos han hecho mucho daño Sobre la vecina a la que culpan de instigar al resto, indican que ha subido a nuestra casa para decir que se pusieran de acuerdo nuestros abogados, ya que ahora todo iba bien. Es demasiado tarde El tribunal ve acreditado un trasiego de personas y desórdenes horarios que alteran la convivencia Los vecinos les denunciaron hace cuatro años por tener un piso patera y causarles molestias Nos han acusado de tener camas hasta en la cocina. Es falso, y la justicia nos ha dado la razón en eso 12 de Primera Instancia desestimó la denuncia de los vecinos (12 01 04) La comunidad apeló y, ahora, la Audiencia Provincial, tres años después, les da parte de razón. Así, el tribunal establece acreditada la existencia de un trasiego de personas y unos desórdenes en los horarios y llamadas al inmueble que alteran gravemente el régimen de convivencia y el de propiedad; si bien no ve acreditado el hospedaje Antonio y Marlene atribuyen el problema a la vecina del 1 B. Nos ha hecho la vida imposible desde el principio, ella es la que mete cizaña. La historia viene del pasado, porque ya denunció a los antiguos inqui-