Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 INTERNACIONAL VIERNES 12 s 10 s 2007 ABC La crisis del Gobierno de Sudán desata el temor a una nueva guerra civil ETIOPÍA El principal partido del sur, el Movimiento Popular de Liberación de Sudán, anunció ayer su retirada de la coalición que gobernaba el país tras los acuerdos de paz Alberto Santofimio fue apresado en mayo de 2005 AFP LIBIA EGIPTO CHAD Río Nilo 400 km SUDÁN Jartum Norte de Sudán Sur de Sudán Darfur N ABC Condenado un ex ministro de Colombia por inducir al crimen de un candidato EFE BOGOTÁ. El ex ministro colombiano de Justicia Alberto Santofimio fue condenado ayer a 24 años de prisión por su responsabilidad en el asesinato en 1989 del candidato presidencial liberal Luis Carlos Galán, informaron fuentes judiciales en Bogotá. La sentencia fue impuesta por un juzgado especializado de la capital colombiana, que procesó a Santofimio por homicidio con fines terroristas El ex ministro, preso desde mayo de 2005, fue acusado de ser el inductor del crimen, cuya planificación y financiación le fueron atribuidas al narcotraficante Pablo Escobar, el desaparecido jefe del disuelto Cártel de Medellín. Galán, fundador y director del movimiento Nuevo Liberalismo (NL) fue asesinado el 18 de agosto de 1989 durante un mitin en Soacha, cerca de Bogotá. El líder político promovía su candidatura presidencial en los comicios de 1990, en los que las encuestas le daban como ganador. Galán, antes ministro de Educación, diplomático y senador, se caracterizó por un fuerte discurso contra el narcotráfico y la corrupción. Por la época del crimen, el país estaba sometido a una guerra terrorista contra el Estado lanzada por Escobar, con miles de víctimas. PAULA ROSAS CORRESPONSAL EL CAIRO. Las pesadillas de la guerra civil han vuelto a la memoria de los sudaneses después de que el principal partido del sur, el Movimiento Popular de Liberación de Sudán (MPLS) anunciara ayer su retirada del gobierno de coalición. La noticia pone de evidencia que las viejas heridas nortesur, que desangraron el país en una guerra que duró más de dos décadas, aún no han cicatrizado. Y llega, además, en el peor momento, justo dos semanas antes de una conferencia de paz que intenta solucionar el conflicto de Darfur, al oeste de Sudán. El gobierno de unidad, que representaba a un sur animista y cristiano y a un norte musulmán, había sido hasta ahora el principal logro de los acuerdos de paz de 2005, aunque se había mantenido con alfileres por los continuos desencuentros entre los socios de poder. Tanto el MPLS como el Partido del Congreso Nacional, al que pertenece el presidente Omar al Bashir, se han acusado mutuamente todo este tiempo de frenar la puesta en práctica de los acuerdos de paz. Especialmente espinosa es la delimitación de la frontera entre el norte y el sur, ahora autónomo. Esta línea, que aún no es definitiva, recorre algunas de las regiones más ricas en petróleo del país. Pero el petróleo no es lo único en disputa. El sur se ha cansado ya de esperar un repliegue de tropas de su territorio que nunca llega, y ha dicho basta ante el vacío de poderes al que se ha visto sometido el hasta ahora vicepresidente del país, Silva Kir, líder del MPLS. La decisión de retirarse del gobierno no llega de sorpresa, a pesar de que el deterioro de las relaciones entre el norte y el sur ha estado en gran medida eclipsado por el conflicto de Darfur, que ha centrado toda la atención internacional. De hecho, el enviado especial de Estados Unidos para Sudán, Andrew Natsios, ya advirtió la semana pasada de la posibilidad de un nuevo estallido en la zo- rebelde que había firmado un acuerdo de paz con Jartum, y que ahora amenaza con volver a las armas. Más de dos millones de personas murieron en la guerra civil sudanesa, la más larga de África, y otros 200.000 lo han hecho en Darfur desde que se iniciara el conflicto en 2003. Ayer se hizo público un informe en el que se asegura que el Gobierno sudanés y los grupos rebeldes en Darfur siguen violando el embargo de armas impuesto por el Consejo de Seguridad de la ONU, enviando armamento pesado, armas ligeras, munición y otro material militar a esta región, según el último informe de los expertos encargados de supervisar esta cuestión, informa Europa Press El Gobierno habría enviado armas y material- -incluido aviones de combate y helicópteros- -por aire hacia los aeropuertos en las tres capitales provinciales de Darfur- -El Fasher, Nyala y El Geneina- pese a que Jartum no ha presentado ninguna petición para su aprobación por el comité del Consejo de Seguridad establecido como parte del embargo en 2005. El sur se ha cansado de esperar un repliegue de tropas de su territorio que nunca acababa de llegar na. Declaraciones a las que Jartum hizo caso omiso y calificó de inexactas y sin lógica Los frentes se multiplican en Sudán y la paz está cada vez más lejos. Cuando todas las esperanzas para Darfur se habían puesto en la próxima conferencia de paz, que reunirá en Libia el día 27 al gobierno central y a los rebeldes, Jartum ha intensificado sus ataques en la región. Objetivo de sus tropas y de las milicias paramilitares Yanyauid ha sido incluso el Ejército de Liberación de Sudán, el único grupo MA O RR JO Embargo de armas Más información sobre Darfur en www. savedarfur. org Un juez alemán considera la raza como atenuante de delito sexual VERÓNICA BECERRIL SERVICIO ESPECIAL ROMA. La propia etnia o cultura puede servir de atenuante en casos de violencia sexual. Así lo estableció hace un año el Tribunal alemán de Hannover a la hora de condenar a un camarero, inmigrante italiano, de 29 años, acusado de violencia sexual contra su ex novia. Los hechos salieron ayer a la luz en Italia tras la petición de la abogada, Annamaria Busia, de que su cliente descuente la pena en su país. La audiencia tendrá lugar el próximo 23 de octubre en el Tribunal de segunda instancia de Cagliari. Según los datos ofrecidos por el Tribunal, el inmigrante italiano de origen sardo pegó, violó, humilló y torturó durante tres semanas a su ex novia. Tras declararse culpable, la condena fue de seis años, considerando que, y citamos las palabras del juez: la relación entre un hombre y una mujer en su patria no sirven de excusa, pero se deben tener en consideración como atenuante Para los alemanes, las características culturales y étnicas del imputado hacen que su actuación sea menos delictiva, por considerarse normales en su país Estas declaraciones hicieron enfurecer ayer a la población insular sarda, que aparece a los ojos de la opinión pública como monstruos que viven en la edad de piedra. Estoy completamente horrorizado declaró el presidente del Consejo de Cerdeña, Renato Soru, al tener conocimiento a través de los medios de la decisión del Tribunal de Hannover. Soru recordó que no existe una cultura sarda de segregación y violencia a las mujeres, es un episodio de violencia y como tal, tiene que ser condenado La abogada del camarero italiano se mostró también perpleja por el racismo de la sentencia, aunque señaló que lucharía para que el imputado regrese a su casa con los suyos. Influencia perversa La sentencia contra Santofimio fue impuesta Jesús Antonio Lozano, titular del Juzgado Primero Especializado de Cundinamarca, donde también es capital Bogotá. Además de la pena de prisión, Lozano inhabilitó al ex ministro para cargo público durante diez años. En el documento de acusación, el fiscal especial advirtió de que Santofimio tenía capacidad para influir de manera perversa en la mente de Escobar. Los celos como excusa No ha debido de viajar nunca a Cerdeña el presidente del Tribunal ya que si se sigue leyendo el texto aparecen comentarios como que se ha tenido en cuenta que el imputado, como ciudadano italiano que vive separado de su familia y de su círculo de amigos y su patria, es más sensible a la reclusión. Asimismo se ha considerado que las acciones son fruto de unos celos exagerados hecho que el Tribunal considera normal dada la procedencia del camarero italiano. Según el relato de los hechos, el joven italiano pegó en repetidas ocasiones a su ex pareja, una joven lituana que ha sufrido un trauma duradero a causa de los maltratos sufridos Asimismo se habla de sadismo. El imputado- -se lee en el texto del Tribunal- -ha vivido hasta el final sus tendencias sádicas y ha atormentado a la parte perjudicada, que era con creces más débil, durante tres semanas. Además de las lesiones personales y la violencia carnal la ha privado de su dignidad orinando sobre ella, y restregándole por la cara una compresa llena de sangre, para después insultarla verbalmente, fotografiando después el resultado de sus maltratos A pesar de lo escalofriante del relato, el ser sardo le ha salvado de una condena mucho mayor. Una afirmación que pone en entredicho una cultura secular como la sarda.