Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL VIERNES 12 s 10 s 2007 ABC Rafael L. Bardají Más de 21.000 niñas, en riesgo de sufrir la mutilación genital en Reino Unido Un estudio británico ha cuantificado por primera vez una realidad oculta con datos sobre inmigrantes de 29 países africanos en los que se practica la ablación BORJA BERGARECHE MADRID. Más de 21.000 niñas menores de 15 años en Inglaterra y Gales corren un serio peligro de ser obligadas a someterse a la mutilación genital femenina, o ablación, según un reciente informe de Forward, una fundación de defensa de la salud de la mujer con base en Londres que trabaja desde 1983 para erradicar esta práctica. Según el estudio, del que se hacía eco el diario The Guardian esta semana, se calcula que unas 11.000 niñas británicas mayores de ocho años son susceptibles de haber sido víctima de esta forma de mutilación. El informe, financiado por el Ministerio de Sanidad, ha sido elaborado utilizando un censo del año 2001 de mujeres y niñas inmigrantes provenientes de 29 países de África en los que existe esta práctica. Se sospecha que los padres y tutores en comunidades inmigrantes africanas se llevan a sus hijos al extranjero para someterlos a la mutilación genital femenina según adelantaba el rotativo londinense. La ablación es un delito en el Reino Unido, donde una ley de 2003 sobre mutilación genital femenina impone una pena de cárcel de hasta 14 años para quienes practiquen o consientan su realización. Hasta ahora nadie ha sido procesado por este crimen, pero existen indicios de que se lleva a cabo en suelo británico, así como en Canadá, Estados Unidos y el resto de Europa, según Forward. El pasado mes de julio, la Policía Metropolitana de Londres ofreció una recompensa de 28.000 euros a quien facilite información que conduzca a la detención de infractores de esta ley. Se calcula que más de 130 millones de mujeres y niñas en el mundo han sido víctimas de la ablación en el mundo. La mutilación genital femenina conlleva la excisión o alteración de los genitales femeninos por razones sociales y abarca desde la extirpación del clítoris hasta el cosido de los labios vaginales, según el informe sobre el Estado Mundial de la Infancia 2007, elaborado por Unicef. Para esta organización internacional, la ablación se produce principalmente en países de África subsahariana, Oriente Medio, África del Norte y algunas partes del Sudeste de Asia A pesar de la dificultad de recopilar información sobre esta práctica en estas regiones, los datos de Unicef indican que más del 70 por ciento de las mujeres de entre 15 y 49 años de nueve países africanos- -Burkina Faso, Djibouti, Egipto, Eritrea, Etiopía, Guinea, Malí, Mauritania y Sudán- -han sufrido la ablación. La edad más común para su realización suele ser entre los cuatro y los diez años, según la Organización Mundial para la Salud (OMS) aunque en algunos casos se produce poco después del nacimiento de la niña. En España, un juez de Gerona dictó el pasado mes de junio una orden de prohibición de salida del territorio nacional contra una niña gambiana de tres años ante la sospecha, denunciada por el padre, de que la madre quería llevar a su hija a su país de origen para que le fuera practicada la ablación. La práctica de la ablación del clítoris es contraria a los principios que inspiran nuestra cultura y legislación estableció el juez. El Código Penal español prevé una pena de entre seis y 12 años de cárcel. OTAN? ¿EXISTE LA Delito en España a respuesta para el Gobierno es no. La verdad es que el socialismo español siempre ha tenido problemas con la OTAN, desde aquello de OTAN de entrada, no y tragar los sapos y culebras de no salirse, crear un falso modelo español de integración en la organización que muy bien describían los militares de aquellos días: nosotros ponemos los soldados, pero los mandan otros. La OTAN de González fue toda apariencia, esto es, hacer como si los españoles fuéramos muy importantes sin serlo. La táctica Rodríguez Zapatero es bien distinta: no mentar jamás a la Alianza, como si por no hablar de ella no existiera. No es un foro al que le guste acudir a nuestro presidente, salvo para esos fugaces encuentros con George W. Bush, y sus ministros tienen la consigna de no referirse a ella jamás. Así, por ejemplo Alonso, titular de Defensa, se atreve a comparecer sobre Afganistán hace unos días sin hablar ni una sola vez de la OTAN, aunque sí todo el rato de la ONU. El JEMAD, quien le acompañaba, debería haberle cuchicheado al oído o pasarle una nota, como hacen los asesores parlamentarios, para recordarle algo tan simple como que los soldados españoles que viven y mueren por Kabul no son cascos azules de las Naciones Unidas, sino que forman parte de una misión de la OTAN, estructurada, planificada y mandada por dicha organización. En realidad, la Alianza Atlántica vive en estos días para Afganistán. Es su principal misión, la que más energías le consume y, desgraciadamente, si le sale mal, la que puede arruinar su credibilidad y su ser. Ni más ni menos. Para que vean la importancia de Afganistán para la OTAN. Negar la existencia de la OTAN sólo puede contribuir a su fracaso. Porque los ciudadanos deben entender por qué se está allí y por qué es necesario que el contingente aumente y cuente con todos los medios apropiados para estabilizar y ayudar a aquel país a prosperar. Y que para eso, primero hay que acabar con la guerrilla de los talibán. Aunque sea pegando y recibiendo tiros. L 130 millones de mujeres Más información sobre la ablación en www. forwarduk. org. uk www. unicef. org REUTERS Diez meses con una niña que no era la suya, por un error hospitalario La niña de la imagen se llama Nikola, y la señora que la sostiene es su abuela, Anna. Ayer se supo que Nikola no era hija de quien se suponía, sino de otra pareja. El error lo cometió el hospital donde vino al mundo, en Jablonov, a unos 150 km. al este de Praga. Durante diez meses las dos familias implicadas se han estado haciendo cargo de bebés que no eran los suyos, hasta que una prueba de ADN ha clarificado las cosas