Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 12- -10- -2007 La comisión electoral rusa excluye a los candidatos de la alianza de Kaspárov 33 Rusia pide también moderación al Gobierno de Ankara EFE MOSCÚ. Moscú pidió ayer máxima moderación al Gobierno de Ankara y a los kurdos iraquíes para evitar una eventual incursión militar turca en el norte de Irak. Comprendemos la preocupación de las autoridades turcas por la reciente ola de ataques terroristas, pero pedimos máxima moderación a las partes implicadas en este conflicto declaró el ministerio ruso de Exteriores. El comunicado pide también a las partes que eviten pasos que puedan agravar aún más la situación y tener consecuencias negativas duraderas para la seguridad y estabilidad de toda la región Entre tanto, la Duma o Cámara de Diputados de Rusia se negó ayer a aprobar una declaración de condena de una eventual agresión turca de Irak redactada por su ultranacionalista vicepresidente, Vladímir Yirinovski. El primer holocausto moderno Pese a los intentos turcos por estigmatizar el término genocidio todos los estudios independientes coinciden en señalar que la matanza de más de un millón de armenios en 1915 se llevó a cabo desde el poder por racismo y de modo sistemático POR FRANCISCO DE ANDRÉS MADRID. No es agradable tener que reconocer que el actual Estado secular turco nació en una época turbulenta que coincidió con la matanza, por motivos raciales, de más de un millón de ciudadanos del imperio otomano. Pero ése es el sentir común de todos los historiadores que han buceado en el drama de la minoría armenia en 1915. Después del Holocausto judío, el armenio es el segundo genocidio más estudiado de la Historia. Pese a ello, hasta la fecha sólo 21 Estados- -uno más tras la suma de EE. UU. -han reconocido oficialmente el genocidio aún a riesgo de enturbiar sus relaciones con el Gobierno turco. España figura en el bloque de los pragmáticos que se oponen a utilizar el término, más aún ahora que la Alianza de las Civilizaciones de Rodríguez Zapatero parece haber sellado los lazos de Madrid con Ankara. El imperio otomano contaba en 1914, poco antes del estallido de la Primera Guerra, con unos tres millones de ciudadanos armenios, tradicionalmente conocidos como Millet- i- Sadika la nación leal A lo largo de los siglos, esta minoría había demostrado su capacidad para vivir en armonía con el resto de las etnias del imperio, pese a que por su condición cristiana se les trataba como ciudadanos de segunda dhimmi y se les sometía a impuestos oficiales. La fiebre nacionalista del siglo XIX en todas las etnias del imperio produjo las dos primeras olas de matanzas de civiles armenios, instalados sobre todo en el sureste de la península de Anatolia. Pero el auténtico proyecto de exterminio, calculado desde el partido en el poder, se gestó y desarrolló en 1915, un año después del estallido de la Gran Guerra que iba a poner fin al imperio otomano. Las fuentes documentales coinciden en algunos datos esenciales. El genocidio armenio fue proyectado por el comité central del partido de los Jóvenes Turcos, dominado entonces por Mehmed Talat, Ismail Enver y Ahmed Djemal. Se trataba de un grupo ultranacionalista con una base racista heredada del pensamiento de varios intelectuales. La matanza sistemática de armenios- -considerados como enemigos del Estado y de la nación en guerra- -se puso en manos de una Organización Especial Teskilati Mahsusa) que creó batallones de asesinos formados en muchos casos por criminales reclutados en las prisiones. Igual que años más tarde con el Holocausto judío, el genocidio armenio se llevó a cabo por fases. La primera consistió en desarmar a todos los armenios que servían en el Ejército otomano, situarlos en batallones de trabajo y a continuación ejecutarlos. Después vinieron los intelectuales y los dirigentes políticos, en su mayor parte residentes en Constantinopla, hoy Estambul; fueron encarcelados y posteriormente asesinados. Por último, la gran masacre. Aldeas enteras de armenios fueron desalojadas y sus pobladores murieron en su camino al destierro de hambre y sed; los que no perecieron en el desierto fueron rematados por sus verdugos. En la costa del Mar Negro las autoridades otomanas variaron la rutina: los armenios fueron cargados como ganado en barcazas, que se hundieron en alta mar. Turquía admite la existencia de matanzas en las que murieron decenas de miles de armenios, pero las califica de interétnicas propias de un país desconcertado por la Gran Guerra, y nunca de un proyecto de genocidio calculado fríamente por el Gobierno. Ésa ha sido, no su política, sino su dictado desde 1918. El artículo 301 de su código penal establece penas de cárcel para quienes se arriesguen a calificar de genocidio la tragedia de los armenios de Turquía. La intolerancia turca en este punto- -como en otros- -explica el interés de muchos países en no remover el pasado para no crearse conflictos con Ankara. No sólo de los gobiernos occidentales. También la paupérrima ex república soviética de Armenia desea obviar la cuestión para rehacer sus relaciones económicas y diplomáticas con Turquía. Dejen que los turcos lleguen por sí mismos a la verdad dicen sus representantes, molestos con el lobby de potentados armenios en la diáspora. Lo malo es que mientras se mantenga vigente la ley mordaza del artículo 301 va a ser difícil que los turcos lleguen por sí solos a ver la luz al final del túnel. Hagan fila bajas en ataques de la guerrilla separatista kurda, a la que Ankara acusa de refugiarse en el norte de Irak. Esta es la época además en la que los guerrilleros suelen cruzar las montañas que separan los dos países precisamente para prepararse a pasar el invierno en lugares fuera del alcance de las armas turcas, ya que con el mal tiempo no pueden moverse a su conveniencia. El domingo se celebra en Turquía el fin del mes de Ramadán, una de las fiestas más importantes del año, por lo que se puede descartar que en ningún caso fuera tomada una decisión antes de ese día. Una vez que la propuesta de Erdogán empiece a ser discutida en el Parlamento será posible intuir hasta qué punto se trata de una decisión fundada o si no es más que una nueva amenaza a añadir a la larga lista de las que se han producido en los últimos meses. Otras fuentes turcas bien informadas aseguraban que en esta ocasión no habrá más dilaciones y que los militares turcos se preparan para enviar un contingente de 15.000 hombres al norte de Irak y por un periodo relativamente largo España no reconoce el genocidio más aún ahora que patrocina con Ankara la Alianza de Civilizaciones MAPA DEL EXTERMINIO ARMENIO POR LOS TURCOS EN 1915 Adrianople Zonguidak Sinop Kastamonu Chankiri Kalejk Ankara Chankiri Chorum Yozgat Kirshehir Afyonkarahisar Akshahir Aksaray Kayseri Zeytun Marash Malatya Samsat Diyarbekir Zakho Mosul Aleppo ABC Mar Negro Batum Sansun Tredizond Bayburt Sivas Erzinjan Erzurum Bayazit Ardahan Kars Decisión del Parlamento N 0 Km 50 Constantinopla Gallipoli Rodosto Bandirma Balikesir Kutahya Smyrna Odemish Ushak Bursa Bafna Khavsa Safranbolu Nicomedia Adapazar Blejk Eskishehir Ayash Erevan Chanakkale Ezine Konya Aycin Laparta Nighde Número de armenios asesinados Karapunar (de más a menos según el grosor del círculo) Centros de control de las deportaciones Centros de concentración y de aniquilamiento Mersin Adana Bases de deportación Áreas de mayor o menor resistencia armenia Rutas de deportación Mar Mediterráneo Rutas de escape de los armenios supervivientes Localidades donde fueron ejecutados los Chipre intelectuales armenios procedentes de Constantinopla Mush Bitlis Baskale Urfa