Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 12 s 10 s 2007 ESPAÑA 31 Dos menores de Elche agreden a otra y lo graban con un teléfono móvil La principal agresora era la mejor amiga de la víctima s La golpeaban en cualquier sitio: en la calle o en el colegio LORENA SANZ ALICANTE. Una niña ilicitana de 14 años lleva dos semanas sin acudir a clase por miedo. La quien era su mejor amiga decidió un buen día convertirse en su peor enemiga, y en varias ocasiones le ha abofeteado, increpado e incluso ha robado sus libros y quemado su mochila. La última agresión, incluso, fue grabada en vídeo para mofarse. Y es que, como asegura la presidenta de la Asociación Contra el Acoso Escolar (ACAE) Encarna García, en el caso de agresiones entre menores, la mayoría de las veces el agresor era el mejor amigo de la víctima, lo que les hace sentir peor, si cabe En el caso de Elche, la agresora ya ha sido expulsada del centro, pero con eso no termina el miedo. Ambas acudían al instituto Cayetano Sempere, hasta que la víctima denunció los hechos ante el jefe de estudios del centro, y la agresora fue expedientada y expulsada. En principio, cabría pensar que ahí terminaría el calvario de esta menor, pero no había hecho más que empezar. A los pocos días, ambas, junto con otra amiga de la agresora que también la había propinado algún bofetón, quedaron para hablar de todo lo sucedido en un banco del centro del municipio alicantino de Elche. Según relata la víctima, ahí, en pleno centro de la ciudad, comenzaron a darle tortazos y golpes en la cara y los brazos, y la tiraron al suelo, donde la comenzaron a dar patadas. Lo hacían por turnos. Mientras una la abofeteaba, la otra grababa la agresión con la cámara de su teléfono móvil, y viceversa. En las anteriores agresiones, algunas de ellas ocurridas dentro del mismo centro educativo, la víctima acudió a contar los hechos a los profesores y el jefe de estudios. Pero en esta ocasión ha decidido no volver al instituto. Y lleva dos semanas cumpliendo su palabra. Sus padres, preocupados por la situación, han comenzado los trámites para cambiarla de centro educativo, ya que la expulsión es temporal y la agresora deberá volver al mismo centro. No obstante, cuando regrese, será enviada a otro aula, en la que, según el jefe de estudios, no volverán a coincidir las chicas. Los progenitores de la agredida también han denunciado en la Comisaría de Policía de Elche las prolongadas agresiones. Bofetadas y patadas en el suelo El centro no avisó ni al gobierno local ni al autonómico El Ayuntamiento de Elche asegura no haber tenido conocimiento de los hechos hasta ayer, y denuncia que la dirección del instituto donde sucedieron los hechos no haya dado aviso de la situación a los responsables del Plan de Prevención del Acoso Escolar de la Consejería de Educación. Estos hechos deben ser atajados desde el principio afirmó la concejal de Educación del municipio, Blanca González, quien lamentó que el centro no trasladara ni a las autoridades locales ni a las autonómicas el hecho de que una menor no acuda al colegio durante quince días como es la obligación de todo niño, y más en las circuntanscias en que se produce el hecho.