Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 11 s 10 s 2007 La polémica del velo en las aulas ESPAÑA 27 Cañizares admite el uso del pañuelo si es fundamental para una religión La patronal católica del colegio de Ceuta considera el velo una discriminación J. A. MADRID. El cardenal arzobispo de Toledo, Antonio Cañizares, consideró ayer que el debate sobre el uso del velo islámico en centros escolares no se puede zanjar con un sí o un no sino que hay que matizarlo, porque si se considera algo fundamental para una religión debe admitirse. A preguntas de los periodistas, en Talavera de la Reina, sobre este asunto, Cañizares dijo que el respeto a la libertad religiosa es para todas las religiones aunque puntualizó que los inmigrantes deben asumir las costumbres del país al que llegan sin que esto signifique que su presencia no pueda enriquecer, y enriquece de hecho, al país que los acoge Para el Primado, aquello que en las distintas religiones es fundamental como expresión, rito o manifestación religiosa debe mantenerse y en este sentido consideró que si para algunos sectores del Islam el velo se considera así, debe respetarse Si fuera otro móvil ajeno al religioso el que les impulsa a llevar el velo islámico sería algo que no tendría justificación apostilló. El vicepresidente de la Conferencia Episcopal precisó que la base de la democracia está en el respeto al derecho fundamental y a la libertad religiosa, donde se asientan todos los derechos universales A su juicio, más que dar una respuesta de sí o no a esta polémica, hay que dar una respuesta mucho más matizada de lo que se está haciendo estos días Opiniones Monseñor Cañizares. Afirma que el debate no se puede zanjar con un sí o un no y que aquello que en las distintas religiones es fundamental como expresión, rito o manifestación religiosa, debe mantenerse Feministas. Defienden el uso del velo en la escuela y lo contaponen a las medallas que llevan los católicos. CECE. Pide una solución urgente a los problemas planteados por las escolares musulmanas como consecuencia del uso del velo. Las dos niñas musulmanas llegan ayer al colegio rodeadas de compañeros EFE En chándal y con el hiyab Ayer se reincorporaron a clase en un colegio de Ceuta las dos niñas musulmanas a las que se les había impedido acceder a clase porque llevaban el pañuelo islámico s La medida es provisional hasta que culmine la investigación abierta POR CARMEN ECHARRI CEUTA. No habían dado las nueve de la mañana cuando Nawal y Nahid, las dos niñas musulmanas a las que la dirección del colegio concertado Severo Ochoa de Ceuta había impedido entrar en clase con el hiyab, se acercaban hasta las puertas del centro para, ataviadas con esta prenda y su chándal escolar, reincorporarse a las clases que comenzaron el 1 de octubre. Las niñas, de 12 y 13 años, se convirtieron, muy a su pesar, pero quizá no de sus padres- -quienes han publicitado el caso- en protagonistas de una historia que no sólo ha enfrentando a la propia comunidad educativa, sino que también ha generado un debate social. Nawal y Nahid permanecían a las puertas de su centro escolar junto a otras niñas cristianas, algo molestas como reconocían a los periodistas, por todo lo que está pasando aunque muy contentas por volver al colegio, donde tienen sus amistades. Se cumple así con el derecho a la escolarización, que es el que ha hecho prevalecer el Ministerio de Educación frente a las normas generalistas acordadas por la dirección. Este era el primer año en que ambas niñas, amigas desde pequeñas, acudían a clase con el hiyab. Y lo hacían por elección propia como recuerda su familia, sabiendo que llevar el pañuelo no es una decisión de hoy que termina mañana sino que es algo serio Nawal y Nahid lo saben; por eso han defendido contra viento y marea entrar en el colegio y permanecer dentro de las aulas con su hiyab, aunque sólo cuenten con el apoyo de algunas personas Un furgón de la Unidad de Intervención Rápida de la Policía Local significó el único cambio en cuanto a seguridad detectado a las puertas del Severo Ochoa. Ese y la cantidad de medios de comunicación que convirtieron la entrada a las aulas en un espectáculo para el alumnado y en un rechazo para el colegio, que no quiere que se transmita una imagen de discriminación o racismo con la postura que han defendido hasta la fecha. La dirección mantiene que únicamente se dispusieron unas normas iguales para todos que no han sido aceptadas por las niñas, que han hecho prevalecer su derecho a portar el hiyab. El presidente en Ceuta de la Ucidce- Unión de Comunidades Islámicas, Laarbi Maateis, quiso acompañar a los familiares, que residen en el barrio del Príncipe, a las puertas del centro, para garantizar lo que esta federación de asociaciones- -aglutina a más de 20- -ha defendido desde el principio: el respeto a la defensa de un elemento religioso que no puede compararse con diademas, gorras o piercings Esta aseveración ha molestado al centro escolar ya que, argumentan, nunca han pretendido dichas comparaciones, aludiendo a que se busca sacar de contexto lo que sencillamente se ha aprobado con el beneplácito de padres y profesores. El Ministerio mantiene la misma filosofía hecha pública hasta el momento: facilitar de manera temporal el ingreso en el colegio de las dos niñas hasta que culmine el informe que se está elaborando. Exigen menú sin cerdo en un centro de Badalona La madre de tres alumnos musulmanes de Badalona (Barcelona) no sabe qué hacer para que los responsables de la escuela infantil Ralet- Ralet, a la que acuden sus tres hijos, deje de incluir en el menú de los menores la carne de cerdo, según informa Ep. Tras comprobar que sus peticiones no han sido atendidas y que a sus dos hijos mayores les incluían en la merienda bocadillos de embutidos porcinos, esta mujer paquistaní decidió no llevar a la escuela a su hija pequeña. El Ayuntamiento de Badalona dice que busca una solución para que la niña no pierda clase. Si fuera otro móvil ajeno al religioso el que impulsara a llevar el velo, sería algo que no tendría jusficación señala Cañizares Para la CECE, cubrirse la cabeza u otras partes del cuerpo supone un trato discriminatorio hacia la mujer Por otra parte, el uso del velo fue defendido ayer por la profesora marroquí y presidenta del Centro de Estudios e Investigación sobre las Mujeres, Souad Slaoui, quien participa en la Semana Intercultural de Feminismos sin Fronteras, que se celebra esta semana en la Fundación Euroárabe. La directora de este encuentro, Margarita Birriel, consideró que no hay que penalizar a las mujeres por llevar el velo islámico o la hiyab en las aulas, puesto que hay que respetar la manera en la que las mujeres musulmanas se sienten mejor, ya sea por pudor o porque les mueva su fe religiosa Por el contrario, la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE) una entidad católica, entiende que el uso del velo por las adolescentes no responde a criterios religiosos, sino sociales, y señala que cubrirse la cabeza u otras partes del cuerpo supone un trato discriminatorio hacia la mujer La CECE se refiere en un comunicado al conflicto surgido en el colegio Severo Ochoa de Ceuta, una cooperativa de trabajo asociado sin orientación religiosa que pertenece a CECE. El escrito asegura que un 87 por ciento del alumnado del centro profesa la religión musulmana, y dos alumnos forman parte del Consejo Escolar del colegio. Nunca antes han surgido problemas de este tipo asegura la patronal.