Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA Memoria Histórica s El Gobierno reabre las heridas JUEVES 11 s 10 s 2007 ABC LAS CLAVES DEL PROYECTO Las novedades de la Ley Condena expresa del régimen franquista. Se asume tanto la condena manifestada por unanimidad en la Comisión Constitucional del Congreso en el año 2002 como el informe de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa de 2006. Reconocimiento a los maquis. Se reconoce la lucha por la defensa de los valores democráticos del Cuerpo de Carabineros, los guerrilleros, los brigadistas internacionales y la Unión Militar Democrática. Declaración de ilegitimidad. Se decreta la ilegitimidad de los tribunales, jurados u órganos de cualquier naturaleza administrativa creados con vulneración de las más elementales garantías del derecho a un proceso justo, así como la ilegitimidad de las sanciones y condenas de carácter personal impuestas por motivos políticos, ideológicos y creencias religiosas. Derogación de leyes franquistas. Se deroga de manera expresa todas las normas dictadas por la dicturada manifiestamente represoras y contrarias a los derechos fundamentales. Símbolos franquistas. Las Administraciones públicas tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativos de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la dictadura. Valle de los Caídos. Se prohíben los actos de exaltación de la contienda o el franquismo en la basílica. La ley de Memoria Histórica obligará a la retirada de cualquier símbolo franquista Los ayuntamientos, autonomías, organismos públicos y propietarios privados que no lo hagan perderán las subvenciones y ayudas públicas J. L. LORENTE MADRID. Cuarenta minutos. Ese fue el tiempo que duró la reunión de la ponencia parlamentaria encargada de dictaminar la llamada ley de Memoria Histórica que los socialistas han pactado con sus socios ecocomunistas y nacionalistas. Esos cuarenta minutos sirvieron para que el PSOE se limitase a hacer entrega al resto de grupos del texto de la nueva iniciativa e impusiera el calendario de su tramitación en el Congreso: se discutirá en la Comisión Constitucional el próximo miércoles y se aprobará en el Pleno del Congreso a final de mes. Debate, lo que se dice debate, hubo más bien poco. Como novedad de última hora, los socialistas han aceptado la propuesta de Izquierda Unida de incluir un nuevo artículo 15 que obliga a ayuntamientos, autonomías, organismos públicos y propietarios privados a retirar los símbolos franquistas y, si no lo hacen, perderán las subvenciones y ayudas públicas que reciban. En su proyecto inicial, el Ejecutivo socialista limitaba esa retirada a las instituciones de ámbito estatal. La medida afectará, por tanto, a las iglesias, como aquellas que tienen placas en sus muros recordando a los caídos por Dios y por España Las Administraciones públicas- -señala el texto de la futura ley- en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativos de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la dictadura. Entre estas medidas podrá incluirse la retirada de subvenciones y ayudas públicas La posibilidad de quitar las ayudas se extiende en otro apartado de este artículo a los propietarios privados que incumplan esa obligación. La iniciativa sólo incluye dos salvedades: en el caso de que las menciones sean de estricto recuerdo privado sin exaltación de los enfrentados o cuando concurran razones artísticas y arquitectónicas protegidas por la ley. Además, el proyecto establece que el Gobierno colaborará con las comunidades y las entidades locales en la elaboración de un catálogo de vestigios relativos a la Guerra y a la dictadura para proceder a su retirada. Izquierda Unida se atribuye la paternidad de estas medidas. El coordinador general de la coalición, Gaspar Llamazares, presumía ayer de ello e, incluso, llegó a afirmar que este apartado debería llamarse artículo Herrera en referencia al portavoz adjunto de los ecocomunistas en la Cámara Baja y uno de los ponentes del proyecto, Joan Herrera. Por otra parte, la redacción del artículo que regula el régimen del Valle de los Caídos ha quedado igual que en el proyecto inicial: se prohíben los actos de exaltación de la contienda o el franquismo. IU reclamaba una intervención mayor del Estado en el lugar y la salida de la congregación benedictina de la basílica. La coalición de izquierdas también pedía más implicación pública en las tareas de exhumación e identificación de víctimas, que se ha concretado en una disposición para que el Estado elabore planes de trabajo y conceda subvenciones a quienes se ocupen de estas tareas. En otro apartado se determina que el Gobierno elaborará un protocolo de actuación científica que asegure la colaboración institucional y una adecuada intervención en las exhumaciones Más cambios experimenta el capítulo del proyecto dedicado originalmente a la creación de un Consejo de sabios para emitir las declaraciones de reparación y reconocimiento a las víctimas. Este Consejo desaparece del texto, de manera que corresponderá al Ministerio de Justicia expedir esos documentos. IU también se felicita por haber logrado la supresión en el texto de las referencias a los dos bandos La coalición estima que ése es un término peyorativo e injurioso que olvida la existencia de un régimen legítimo y democrático previo al alzamiento militar que provocó la Guerra Civil. La votación final de la ponencia puso en claro los criterios sobre la futura ley que los grupos parlamentarios han mantenido en los últimos meses. El PP como es obvio, se opu, so, mientras ERC se abstuvo. El resto de los grupos- -que son los que han negociado con el PSOE la iniciativa- -votaron a favor. El secretario general del Grupo Popular, Jorge Fernández Díaz, criticó que el Gobierno recupere in extremis esta iniciativa para dar respuesta a las obsesiones de Zapatero El artículo Herrera El PP cree que el Gobierno saca adelante esta ley por las obsesiones de Zapatero Este tipo de placas en iglesias y frontones deberá desaparecer MARÍN