Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 10 s 10 s 2007 ECONOMÍA 41 Ordóñez, más prudente que el Gobierno, dice que España crecerá en torno al 3 Advierte al Ejecutivo que no gaste los mayores ingresos y los destine al superávit Y. GÓMEZ MADRID. El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, más prudente que el Gobierno, aseguró ayer que la economía española crecerá en 2008 en torno al 3 y que, a demás, se han acentuado los riesgos a la baja. Sin embargo, el que fuera secretario de Estado de Hacienda y mano derecha de Pedro Solbes no quiso desautorizar la previsión del Ejecutivo, que mantiene que España crecerá un 3,3 el próximo año. En torno al 3 significa que la economía española puede crecer un 3,3 %o un 2,7 señaló. La elevada incertidumbre que hay en estos momentos hace que la horquilla de las previsiones se amplíe, argumentó el gobernador en su intento de salvar a la cara al vicepresidente. Tampoco fue excesivamente duro con los Presupuestos de 2008, o al menos no de manera directa. Durante su intervención en la Comisión de Presupuestos del Congreso y a la pregunta del portavoz del PP, Miguel Arias, de si estos presupuestos son o no expansivos, el gobernador argumentó que los ingresos van a ser superiores a los presupuestados, y si esos ingresos se destinan a mayor superávit, entonces serán unos presupuestos neutrales No sería neutral, y por tanto sería expansivo, si esos mayores ingresos se gastan, reconoció. En este sentido, el gobernador hizo una llamada de atención al Gobierno pidiendo que esos ingresos extras se dejen para aumentar el superávit. En su intervención se refirió a la evolución de la inflación y apuntó que el repunte que se ha producido en septiembre, mes en el que el IPC interanual alcanzó el 2,7 continuará en los meses finales del año y en los primeros del siguientes. Entre las causas el comportamiento de los precios de la energía que difícilmente van a repetir en el tramo final de 2007 la pauta favorable que mostraron al cierre del pasado ejercicio Recordó el encarecimiento de algunos alimentos por el aumento de la demanda y la caída de la oferta. Respecto a las turbulencias monetarias, el gobernador aseguró que persisten todavía incertidumbres que dificultan una normalización de la situación en los mercados y apuntó que para que estas incertidumbres se disipen será necesario un esfuerzo adicional por parte de las entidades para incrementar el grado de transparencia de sus operaciones Por la tarde fue el sucesor de Fernández Ordóñez en la secretaría de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, quien tuvo que responder a las preguntas de los diputados sobre los Presupuestos. Ocaña mantuvo que la economía española crecerá un 3,3 en 2008 y justificó el no haber cambiado la previsión pese a las turbulencias en que en julio habíamos sido demasiado moderados en nuestras estimaciones. Ocaña coincidió con el gobernador en que el superávit será este año superior a la estimación que se ha incluido en el proyecto de Presupuestos presentado hace menos de un mes. El excedente será similar al del año pasado dijo Ocaña, o lo que es lo mismo, el superávit será del entorno del 1,8 del PIB frente al 1,3 presupuestado. Respecto a los ingresos, reiteró que está cayendo la recaudación por el Impuesto de Transmisiones- -un 6 hasta julio- -por las menores ventas de pisos de segunda mano. La UE desconoce la repercusión económica que tendrá la crisis financiera M. NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea, Ecofin, admitieron ayer que no son capaces de medir el impacto que la crisis financiera tendrá sobre la economía europea, aunque propondrán al Grupo de los Siete países más ricos del mundo (G- 7) que refuercen los mecanismos de supervisión del sector bancario. La Comisión Europea rebajó el mes pasado el crecimiento económico de la UE para 2008 del 2,6 previsto inicialmente al 2,5. Además, el Ecofin pidió a cada uno de los países miembros que estudie la forma en que pueden mejorar la estabilidad financiera dentro de sus fronteras, de modo que se consiga que ésta aumente en el conjunto. La UE estudia desde hace meses como demostrar la responsabilidad de las agencias de calificación financiera en la reciente crisis, sobre todo porque pueden haber caído en conflicto de intereses con las entidades a las que califican. Hacienda dice que el excedente será similar este año al de 2006, un 1,8 del PIB, frente al 1,3 presupuestado