Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL MIÉRCOLES 10 s 10 s 2007 ABC El Gobierno de Ecuador amenaza a las petroleras con revisar sus contratos La obligación de dar el 99 de la ganancia extra solivianta a las compañías, entre ellas Repsol, que decidieron no acudir a la reunión convocada por el Ejecutivo Paulo Rebelo dirigirá la investigación del caso AP La prensa inglesa da crédito ahora a las pruebas de ADN en el caso Madeleine E. J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Si lo dice la Policía portuguesa es porque actúa con prejuicios contra los McCann, pero si lo dice la Policía británica entonces es que tal vez es cierto. Con ese criterio nacionalista actúa la prensa del Reino Unido, que ahora ha comenzado a dar crecibilidad al hecho de que las pruebas de ADN realizadas apuntan a rastros del cuerpo de Madeleine en el coche alquilado por sus padres semanas después de su desaparición. Todos los diarios londinenses incluían ayer declaraciones de fuentes policiales británicas que avalaban la correcta actuación de las autoridades portuguesas en considerar sospechosos a Gerry y Kate McCann a raíz de las pruebas de ADN. Nuevos test llevados a cabo en el Laboratorio de Ciencia Forense de Birmingham aportan más piezas del rompecabezas e indican que los rastros del DNA de Madeleine hallados en el coche proceden directamente de su cuerpo y no acabaron allí por transferencia de ropa o juguetes que hubieran estado en contacto con ella. Esas conclusiones no quieren decir, según las mismas fuentes, que Madeleine esté muerta. Y esa puerta abierta permite a los periódicos británicos seguir sin decantarse por considerar a los McCann como responsables de la muerte de su hija. Esto supone el respeto de la presunción de inocencia, pero probablemente lo que en realidad prima es la cuestión nacional. Por otra parte, Paulo Rebelo, subdirector de la Policía portuguesa ha sido puesto al frente de la investigación del caso, después de que el anterior responsable, Gonçalo Amaral, fuera apartado tras criticar a la Policía británica. MARÍA TERESA ESCOBAR CORRESPONSAL QUITO. Las tensiones entre el Gobierno ecuatoriano y las petroleras privadas siguen en aumento. El ministro de Petróleos, Galo Chiriboga, anunció que los contratos de las 15 firmas que operan en Ecuador serán revisados en busca de irregularidades, después de que las empresas no acudieran a una reunión a la que Chiriboga las había convocado el pasado lunes. El Ministerio de Energía podría sancionar a las empresas, incluso con la expulsión, si la investigación determina que hay incumplimientos en los términos de los contratos, de acuerdo con el procurador de la nación, Xavier Garaicoa. La auditoría tardará en terminar- se entre dos y tres meses y será realizada por la Dirección Nacional de Hidrocarburos. Los representantes de las petroleras, entre ellas la española Repsol YPF, explicaron que no asistieron a la reunión con Chiriboga porque sus matrices aún estudian el impacto de un decreto, emitido por el presidente Rafael Correa la semana pasada, que ordena que deben entregar al Estado el 99 por ciento de sus ganancias extra, derivadas de la actual bonanza de los precios del crudo. Justamente ese decreto ha dado inicio a los actuales roces entre el Gobierno y las empresas, ya que antes de su sorpresiva emisión las dos partes se hallaban sentadas a la mesa renegociando los contratos a peti- ción de Correa, que quería incrementar la participación del Estado en la renta petrolera. Para las compañías privadas, el decreto significará la pérdida de 840 millones de dólares anuales en beneficio del Estado ecuatoriano, lo que podría dar lugar a demandas internacionales en contra del país, de acuerdo con el analista Augusto Tandazo. El procurador Garaicoa dijo estar preparado para defender la posición de Ecuador si las petroleras demandan, aunque asegura que éstas no tendrían argumentos para hacerlo, pues el decreto no puede ser interpretado como una confiscación, ya que el petróleo le pertenece a Ecuador Para varios analistas, la verdadera intención del Ejecutivo es poner a las petroleras entre la espada y la pared para que acepten cambiar sus actuales contratos de participación por otros de prestación de servicios El propio Chiriboga lo dejó entrever al declarar que si a las petroleras no les gusta el de- Entre la espada y la pared creto, pueden renegociar con el Estado un cambio de contrato. Con los prestación de servicios, las petroleras pasarían a ser casi empleadas del Estado: no podrían llevarse ni un solo de los barriles de crudo que extraen pero Ecuador les pagaría, a cambio, sus gastos e inversiones más una tarifa por el servicio que prestarán. Ese modelo estuvo vigente hasta 1995, cuando fue cambiado porque se consideró que las petroleras habían perdido los incentivos para aumentar la producción de crudo y porque el Estado las acusó de inflar sus cuentas de gastos. Por eso, el nuevo contrato traería varias camisas de fuerza entre ellas una cláusula que limita los costes de producción por cada barril y otra que reduce el rango de gastos que podrán presentar las petroleras que acepten trabajar bajo estas nuevas condiciones. Por otro lado, el Gobierno ecuatoriano anunció sus intenciones de retornar a la OPEP antes del 17 de noviembre próximo, cuando el cartel se reúne en Arabia Saudí. AFP Sarkozy y Putin acercan posiciones sobre Irán Nicolas Sarkozy declaró ayer que las posiciones entre Rusia y Francia están más cercanas tras sus conversaciones con el mandatario ruso, Vladímir Putin, mantenidas ayer en Moscú. Ambos mandatarios trataron de distender las relaciones bilaterales tras las recientes críticas del mandatario francés a determinados aspectos de la política rusa como el mismo caso de Irán, Chechenia o la postura hacia el escudo antimisiles