Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL MIÉRCOLES 10 s 10 s 2007 ABC Una mayoría de israelíes se oponen a dividir Jerusalén La Unidad Nacional de investigación del Fraude interroga 5 horas a Ehud Olmert sobre un presunto delito de cohecho LAURA L. CARO CORRESPONSAL JERUSALÉN. No rotundo a que la división de Jerusalén se incluya en el acuerdo que Israel y los palestinos podrían adoptar en la Conferencia de Paz prevista en Anápolis (Estados Unidos) en noviembre. Si lo que el viceministro hebreo, Haim Ramon, pretendía hace tres semanas era sondear a la opinión pública sobre una posible partición de la Ciudad Santa al proponer que algunos barrios árabes sean cedidos a los palestinos y la soberanía de los Santos Lugares compartida, el diario Yedioth Ahronot de Tel Aviv daba ayer respuesta difundiendo un sondeo que refleja que la población no está por amparar cambios en el statu quo Al menos si se trata de comprometer Jerusalén en los próximos meses. Según la encuesta, el 63 por ciento de los judíos rechazan la idea de que la cumbre auspiciada por George Bush sirva para establecer Jerusalén como capital de Israel y el futuro Estado Palestino, frente a sólo un 21 por ciento que ampararía la iniciativa y un 16 que la admitiría únicamente previo referéndum. Este rechazo, unido al del 61 por 100 de los encuestados a tos tan espinosos como este, que podrían levantar contra el Ejecutivo a los sectores más reacios a un entendimiento. Jerusalén aparte, los puntos más controvertidos de la agenda- -sobre la que negociadores de ambas partes trabajan con vistas a la cumbre de Estados Unidos- -afectan a la delimitación de fronteras, la conexión entre Gaza y Cisjordania, y el retorno de 4 millones de refugiados palestinos, muchos de ellos con raíces en territorio reconocido desde 1948 como Estado de Israel por la Comunidad Internacional. La encuesta llegaba ayer a la vez que se conocía que el Ejército hebreo ha expropiado tierras a cuatro aldeas cisjordanas al noreste de la Ciudad Santa para construir una carretera que irá a un nuevo asentamiento. Se trata de un kilómetro cuadrado de terreno pertenecientes a vecinos de Abú Dis, Arab A- Suhara, Nebi Musa y Talhin Alhamar, a los que se anuncia expropiaciones por necesidades militares Mientras, la Unidad Nacional de Investigación de Fraude de Israel volverá a interrogar a Ehud Olmert el jueves tras una primera sesión celebrada ayer, en la que el primer ministro se sometió durante más de cinco horas a las preguntas sobre su implicación en un delito de cohecho supuestamente cometido durante su etapa como ministro de Finanzas. Es muy difícil ser mujer en una sociedad tan patriarcal como la árabe Nisreen Mazzavi s Cofundadora del grupo palestino feminista gay Aswat La homosexualidad es una opción, una vivencia personal. También en los países árabes, donde, sin embargo, feminismo y derechos humanos son cuestiones de mayor transcendencia y calado JUAN M. AMORÓS MADRID. Llega apresuradamente desde Toledo, donde ha pasado la mañana. Nisreen Mazzawi es una joven muchacha palestina que reside en la ciudad israelí de Haifa, activista de Aswat una agrupación de mujeres homosexuales con clara vocación en favor del feminismo, los derechos humanos y la libertad sexual. Misión conjunta de España, Francia e Italia en el Líbano L. A. CÓRDOBA. Los ministros de Asuntos Exteriores de España, Francia e Italia viajarán en breve al Líbano, donde los tres países tiene un importante número de tropas desplazadas para instar a las autoridades de ese país a alcanzar un acuerdo que permita la elección de un presidente, según fuentes diplomáticas. Miguel Ángel Moratinos y sus colegas francés e italiano, Bernard Kouchner y Maximo D Alema, respectivamente, adoptaron esa decisión en la cena que celebraron el pasado día 1 en Roma. Expropiación forzosa -No es fácil contestar a esto. La sexualidad es una opción, una vivencia personal e íntima. No es necesario proclamarlo y, en este sentido, no puede hablarse de presión directa por parte de ningún ámbito. Por supuesto, la homosexualidad no tiene una imagen positiva en el mundo árabe, pero existe. Nadie desea tener un familiar homosexual. Las familias reaccionan de forma diferente ante esta situación. Y así, si el entorno familiar les apoya, ayuda o protege no puede hablarse de presión. Sin embargo, si rechaza la homosexualidad... Eso es otra cosa completamente distinta. -Bueno, el feminismo y el fenómeno homosexual no tienen realmente una importancia decisiva. Tenga usted en cuenta que los palestinos en territorios judíos tienen unas prioridades completamente diferentes. Conseguir vivir y sobrevivir es la primera de sus preocupaciones. Unos niveles de desempleo altísimos, la escasez de prácticamente todo, la falta de recursos, y la inseguridad hacen que fenómenos como el feminismo pasen totalmente desapercibidos. La situación, prácticamente de guerra abierta, cambia mucho la perspectiva y los valores. La situación política es cada vez peor. La gente sufre en Gaza y por eso la sexualidad no es importante. Hay peores problemas. La situación general está dejando a las personas sin metas y sin objetivos. Los derechos humanos se vulneran a diario y no soy optimista respecto del futuro. Es necesario un cambio y ese cambio tiene que venir como fruto de un esfuerzo común. ¿Hay algún tipo de presión sobre las mujeres homosexuales? ¿Y tras los recientes acontecimientos políticos en Palestina... una soberanía conjunta de los Santos Lugares, vendría a apuntalar las intenciones del Gobierno de Ehud Olmert de forzar en la Conferencia un documento final vago, sin calendario preciso, pero sobre todo sin compromisos sobre asun- -Los problemas en el mundo árabe, con ser importantes, no vienen tanto del lado de la orientación sexual privada, sino más del de ser una mujer en medio de una sociedad terriblemente patriarcal. -Significa que en un mundo gobernado por hombres, inclinado hacia los hombres en el que los hombres hacen, deciden y deshacen, las mujeres no tienen la posibilidad de jugar ningún papel social. Y es en este sentido en el que enfocamos básicamente las actividades de Aswat. La mujer debe de pasar a jugar un papel mucho más importante en la sociedad árabe. Es completamente fundamental. Es una cuestión de derechos humanos, y en este sentido Aswat tiene la obligación y el compromiso de informar, educar y ayudar a las mujeres para que asuman su papel social y, dentro de éste, por supuesto, también su sexualidad. ¿A qué problemas se enfrenta una mujer lesbiana en una sociedad árabe? ¿Y eso qué significa? ¿Reciben algún tipo de apoyo? Tony Blair, representante del Cuarteto saluda al presidente palestino, Mahmud Abbás AP La situación política es tan adversa que el feminismo o la homosexualidad pasan a segundo plano -Bueno, estamos en contacto permanente con otras asociaciones y grupos como el nuestro en Egipto, Líbano, Irán, Siria y otros países árabes. En cada uno de ellos las necesidades y objetivos son diferentes, están dictados por las presiones que les afectan, pero a pesar de todo nos hemos logrado coordinar y hemos creado un espacio común para que las mujeres puedan organizarse, informarse, educarse y cambiar poco a poco su estatus social.