Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 10- -10- -2007 La mayoría de los israelíes se oponen a una Jerusalén dividido en un futuro plan de paz Ehud Olmert, primer ministro de Israel 31 El velo en Europa, entre la libertad religiosa, la laicidad y el orden público BORJA BERGARECHE MADRID. El islam es la segunda religión en la UE, donde viven más de 15 millones de musulmanes en datos referidos a sus antiguos 15 miembros. Si bien la mayoría de los musulmanes europeos coinciden con sus vecinos no mahometanos en sus hábitos del vestir, las estrictas normas de vestimenta que aplican algunos de ellos han despertado acalorados debates públicos en muchos países en torno a lo que se denomina cuestión del velo Las relaciones Iglesia- Estado, la tradición asimilacionista o multiculturalista de cada país y el peso de la identidad religiosa han determinado los debates, con resultados muy dispares. El objeto de la discusión no es tanto el hiyab- -un sencillo pañuelo en la cabeza, manifestación de la identidad islámica según sus defensores- como las versiones que cubren el cuerpo casi en su totalidad como el niqab o el burka, que plantean cuestiones ligadas al principio de no- discriminación y de orden público, según sus críticos. El Tribunal de Estrasburgo cuestiona la enseñanza del islam en Turquía A petición de una familia de la secta aleví, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos considera que no debe ser obligatoria ni siquiera para los musulmanes ENRIQUE SERBETO CORRESPONSAL BRUSELAS. Como nombrar la soga en casa del ahorcado. En la oficialmente laica Turquía, gobernada y presidida ahora por líderes de la órbita islamista, la sentencia hecha pública ayer por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo ha caído como un jarro de agua fría. Los jueces han puesto en solfa el sistema educativo turco, expresamente la asignatura de educación religiosa (islámica) y han abierto la puerta para que tenga que reconocer como una minoría a la comunidad aleví, que es una secta que mezcla tradiciones turcas ancestrales con un somero barniz chií que no incluye ni ayuno ni las cinco oraciones diarias ni la peregrinación a La Meca. La sentencia se ha dictado en respuesta a una denuncia impulsada por un ciudadano de Estambul que se quejaba de que su hija era obligada a asistir a las clases de religión islámica, lo que a su juicio es incompatible con los valores morales de su familia, que profesa las creencias alevíes. A los niños turcos de origen armenio o de otras iglesias cristianas y a los judíos, se les exime de esta clase de religión desde 1990, por lo que la decisión de los jueces viene a decir que los alevíes deben ser considerados, al menos en el campo de la educación pública, como una confesión distinta a la musulmana suní, lo cual suscitará para el Gobierno de Ankara un gravísimo problema, puesto que constituyen casi el 30 por ciento de la población turca. Ahora que se temía que el Gobierno de Erdogán pensaba apurar sus poderes para consolidar una reafirmación de las raíces islámicas del país, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, el mismo que consideró correcta la prohibición de que las mujeres se cubran con el velo en la universidad, ha puesto las cosas más complicadas en uno de los aspectos más delicados de Turquía. La sentencia llega a decir que el contenido de la asignatura de religión islámica que se imparte en Turquía no responde a los criterios de objetividad y pluralismo que deben caracterizar a una sociedad democrática El tribunal también dice que el recurso a eximir a los alumnos de la asignatura tampoco es aceptable, puesto que les obliga a revelar sus creencias religiosas, La sentencia fue adoptada por unanimidad de los siete jueces, uno de ellos turco. Francia: El porte de símbolos religiosos ostentosos está prohibido en los colegios públicos por una ley de 2004 que, en el nombre de la laicidad, ha eliminado de la escuela los crucifijos cristianos, las kipas judías y los velos islámicos. hibición de llevar velo, pero el ex primer ministro, Tony Blair, lo denominó marca de separación y el ministro de Justicia, Jack Straw, criticó su uso en 2006 por impedir la comunicación entre vecinos. Reino Unido: No existe una pro- Profesor y alumnas de una escuela turca en la ciudad de Van, en el este de país AP Más información sobre el fallo del tribunal europeo en www. echr. coe. int HORIZONTE Alemania: Ocho de los 16 esta- Ramón Pérez- Maura dos federados alemanes han prohibido portar el velo a las profesoras en el ámbito educativo. La ciudad- estado de Berlín ha vetado cualquier símbolo religioso en las instituciones públicas. Las mujeres que lleven burka o chador no pueden conducir en Alemania. ¿DE VERDAD SOMOS IGUALES? a verdadera igualdad implica reconocer al prójimo los mismos derechos que esperas que te sean reconocidos a ti. Se puede ser generoso y dar más de lo que recibes, pero hay una línea de mínimos ante la que no se puede retroceder. El en noviembre de 2006 un proyecto de ley para prohibir el uso del burka en el espacio público. Los críticos replican que apenas 50 mujeres se cubren así en los Países Bajos. Holanda: El Gobierno anunció L caso que se acaba de dar en Italia con la aceptación del uso del burka es un buen ejemplo de hasta dónde no se puede ceder. No creo que haga falta profundizar en cómo se humilla a la mujer a la que se hace creer que el tener que estar cubierta todo el tiempo ante los demás es una forma de ensalzar su condición femenina. Pero, admitamos por un momento que así fuera. La pregunta entonces sería por qué debe el Occidente cristiano tolerar ese despliegue de manifestación musulmana y consentir al mismo tiempo que en la tierra del islam esté prohibida toda forma de manifestación cristiana, ya sea religiosa o cultural. Por qué a las muje- res musulmanas hay que autorizarles el uso de su vestimenta aquí y en ningún caso a las occidentales se les autoriza allí la vestimenta occidental. Dicho en pocas palabras, por qué sólo tenemos que ceder nosotros. Es frecuente escuchar que esas gentes vienen a Europa buscando una vida mejor, huyendo de la pobreza, de la miseria incluso, y tienen derecho a conservar aquí sus costumbres. Suena muy bonito, pero habrá que convenir que si uno acude a otra sociedad para beneficiarse de sus ventajas, lo que no puede pretender es reproducir en ella las condiciones que han provocado su miseria en la sociedad de origen. Y hay una forma todavía más evidente de ver el caso que nos ocupa. España, Francia, Italia, Alemania y otros países tienen una numerosa población musulmana que ha acudido buscando la afluencia económica de esas sociedades. E intenta mantener en ella sus rasgos culturales y religiosos, creando una sociedad en paralelo a la que les acoge- -el núcleo de lo que se llama el multiculturalismo. La pregunta- -a la que nadie me ha respondido nunca- -es, ¿por qué esos piadosos musulmanes vienen a Europa en lugar de emigrar a Arabia Saudí, país rico donde los haya y donde su cultura islámica es rigurosamente respetada?