Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 9- -10- -2007 La Tate Modern de Londres dedica una retrospectiva a Louise Bourgeois 77 El encuentro Franco- Hitler, un gran vacío MADRID. La única vez que se vieron personalmente Franco y Hitler, el famoso encuentro en Hendaya, sigue constituyendo el gran vacío para los historiadores, según afirma Xavier Moreno Juliá, que ayer presentó su libro Hitler y Franco. Diplomacia en tiempos de guerra (1936- 1945) (Planeta) informa Efe. Del desencuentro de ambos dictadores, el 23 de octubre de 1940, el historiador y profesor de la Universidad Rovira i Virgili considera que todavía no se sabe realmente lo que Hitler y Franco hablaron, y para su investigación de más de diez años sólo ha podido acceder a los diversos archivos de una forma limitada ABC Dos mujeres preparan el pabellón catalán en la feria de Fráncfort, que hoy se inaugura AFP lo que opina el nazismo del alcohol o si cambiará la bandera alemana por la rojiblanca con la esvástica. Rudolf Hess le responde, en 1925, de parte de Hitler, recordando que el Führer no bebe, a lo sumo un par de gotas protocolarias y no fuma por lo demás la bandera nazi es irrenunciable. Elsa Walter le escribe ya en la Navidad de 1930 (todavía no había sido sustituida por la Fiesta de Julio) una carta sobre la mujer alemana de la que habla como alma de su casa, tanto como de la patria y que no debería echarse a perder fuera del hogar. Walter sería sin embargo en 1940 funcionaria de distrito en Baden. Un grito unánime emerge de todas las tierras germanas: Hitler, haznos tú de nuevo libre transmite en 1931 el jefe del partido en un pueblo junto al río Oder. Tras las elecciones de abril de 1932, el funcionario P. F. Beck escribe desde Silesia pidiendo: ¡Sálvanos de la esclavitud del enemigo interno! Nosotros nacional- socialistas queremos tu mano de acero, tu única voluntad dictadora, cierra los periódicos, expulsa a los judíos, disuelve los Ayuntamientos que se te oponen... Fritz Vogel, de Erfurt, que añade su consternación por el origen del movimiento en la inhospitalaria y desagradecida Baviera le transmite la recomendación al muy admirado caudillo de que ante todo debería Vd. solicitar la nacionalidad alemana Cataluña se conjuga en singular en la Feria del Libro de Fráncfort La cultura catalana arranca hoy su andadura como cultura invitada en el certamen editorial alemán DAVID MORÁN ENVIADO ESPECIAL FRÁNCFORT. La Feria del Libro de Fráncfort abre hoy sus puertas y, como cada año, lo hace a lo grande, con más de 7.000 compañías editoriales de un centenar de países cargando con derechos de venta y traducción por los seis pabellones del recinto de la Messe, y más de 280.000 profesionales a la búsqueda de novedades, traducciones o noticias. La feria, la más importante del sector editorial, maneja un volumen de datos que, por si no fuera suficientemente abrumador, se ha visto este año notablemente incrementado por la presencia de la cultura catalana como invitada de honor. Así, a los cerca de 280.000 títulos que se presentarán en la feria hasta el próximo 14 de octubre hay que sumar el extenso y ambicioso programa literario y artístico, compuesto por más de 160 actividades, con el que la cultura catalana quiere dejar una profunda huella internacional. El reto de la internacionalización es lo que que persigue el Institut Ramon Llull (IRL) institución encargada de articular un discurso que, bajo el lema de Cultura catalana: singular y universal arranca hoy oficialmente con la inauguración de una muestra que condensa en 2.500 metros cuadrados el papel preeminente de la industrial editorial catalana, la evolución y supervivencia del catalán durante los últimos ocho siglos y la realidad actual de la cultura catalana. Esa realidad, maltratada en los últimos por la falta de escritores en castellano en el programa oficial y las reclamaciones de mayor protagonismo de los editores catalanes, es ahora el centro de todas las miradas y el eje central de un desembarco a dos bandas. Singular y universal, sí, pero por separado y con matices. el cómic y la ilustración y las representaciones teatrales de Tirant Lo Blanc de Calixto Bieito, y A la Toscana de Sergi Belbel. O, rizando en rizo, en el espectáculo inaugural dirigido por Joan Ollé. Arranca la participación catalana en al Feria de Fráncfort y, con ella, un desfile de personalidades políticas encabezado por el presidente de la Generalitat, José Montilla; el vicepresidente, Josep Lluís- Carod Rovira; y el presidente del Parlament, Ernest Benach. De la comitiva oficial sólo se han apeado los representantes del PP catalán y Ciutadans, quienes han rechazado viajar como protesta ante la ausencia en el programa de los escritores catalanes que escriben en castellano. La cara monolingüe Así, mientras las mesas redondas, tertulias y lecturas de autores como Maria Barbal, Pere Gimferrer, Màrius Serra, Imma Monsó, Lluís- Anton Baulenas y Emili Rosales, entre otros, capitalizan la cara más singular y monolingüe de la cultura catalana, la vocación universal habrá que buscarla en las tres noches Sónar, las exposiciones dedicadas a Gaudí, El Macba calienta motores explicando su propia historia FRÁNCFORT. A la espera de la inauguración institucional de esta tarde y del discurso que pronunciará el escritor Quim Monzó, la semana catalana en Fráncfort empezó a calentar motores ayer con la inauguración de la exposición Macba al Frankfurter Kuntsverein que recoge una selección de obras de la pinacoteca D. M. barcelonesa desde una perspectiva novedosa y alejada del tópico. Lo importante es el discurso, no llegar aquí con las joyas de la corona aseguró el director del museo barcelonés, Manel Borja- Vilel, a propósito de una muestra que, con piezas de Tàpies, Oteiza, Palezuelo, Farocki y Haacke, entre otros, se centra en la metodología y la sinergia entre instituciones y explora el proceso de construcción de la identidad y las relaciones entre una sociedad artística como la Frankfurter Kunstverein y un museo como el Macba.