Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 9 s 10 s 2007 ECONOMÍA 43 Gescartera sólo tenía 2,4 millones de euros de los 77 millones invertidos por sus clientes El cantante Jaime García- Morey afirma que cobró 18.000 euros en dos meses como director de relaciones públicas de la agencia, a pesar de no dar ni chapa ABC MADRID. La cuarta semana del juicio oral por el caso Gecartera comenzó ayer con las comparecencias como testigos de los inteventores de la CNMV Carlos Fernández Sánchez- Vilar y Carlos Bucero, solicitadas por el fiscal, Vicente González Mota, informa Ep. Ambos testigos coincidieron en señalar que a fecha de la intervención, Gescartera tenía 2,43 millones de euros (405 millones de las antiguas pesetas) con sólo 218.000 euros (11,6 millones de pesetas) en liquidez, de los 77 millones de euros (12.811 millones de pesetas) invertidos por los clientes durante los diez años de vida de la entidad, lo que supone el 3,1 De ese total, los responsables de la agencia de valores Antonio Camacho y José María Ruiz de la Serna trataron de justificar el mismo 14 de junio de 2001, día de la intervención, la existencia de cerca de 52 millones de euros (8.652 millones de pesetas) de liquidez con certificados de cuentas de clientes en La Caixa y el Santander, que resultaron ser falsos para, cuatro días después, elevar dicha cantidad a 77 millones de euros y justificar su paradero en dos sociedades domiciliadas en el paraíso fiscal de Delaware, en Estados Unidos. Por la mañana dijeron que la liquidez estaba en La Caixa y el Santander, por la tarde en el extranjero afirmó Bucero. Los inspectores de la CNMV explicaron que de los 2,4 millones de euros encontrados, 148.000 euros correspondían a dinero resultante de operaciones de liquidez de las inversiones, 70.000 euros estaban depositados en dos cuentas abiertas en Caja Madrid y el Banco Zaragozano y el resto estaban invertidos en valores. Estas cifras revelan que Gescartera sólo poseía el 3,15 del total del dinero depositado por los clientes. Según explicaron los testigos, durante la intervención se encontraron 143 cuentas individuales abiertas a nombre de clientes de renta variable con un total de 1,3 millones de euros (216 millones de pesetas) así como una única cuenta abierta a nombre de la Compañía Española de Tabaco en Rama (Cetarsa) con una inversión a renta fija por valor de 907.000 euros (151 millones de pesetas) Los dos interventores de la CNMV reconocieron a Camacho y Ruiz de la Serna como responsables directos de Gescartera y como conocedores del agujero patrimonial de la entidad. Asimismo, coincidieron en declarar que el último recurso con el que se intentó justificar la existencia de los fondos fue a través de la documentación referente a las sociedades Martin Investments y LLC Murray, domiciliadas en Estados Unidos y que con el dinero existente no se podía pagar a los clientes También declaró el cantante Jaime García- Morey, que durante dos meses fue director de relaciones públicas de Gescartera Holding, quien afirmó que en ese tiempo cobró 18.000 euros por no dar ni chapa Me pareció una remuneración excesiva indicó Jaime García- Morey en su declaración y señaló que entró en la agencia de valores en abril de 2001, un mes antes de la intervención, por la relación sentimental que su hija e imputada en la causa, Laura García- Morey, tenía con el propietario de Gescartera, Antonio Camacho. Este le prometió que con el tiempo sería la imagen de la agencia de valores. Durante los dos meses que estuvo en la agencia de valores, el cantante aseguró que no se enteró de nada ya que su cargo era honorífico y acudía a la oficina a leer el periódico Anticorrupción pide 9 años de cárcel para De la Rosa por desviar 19 millones ABC MADRID. La Fiscalía Anticorrupción ha pedido nueve años de cárcel para el financiero Javier de la Rosa por los delitos de apropiación indebida y falsedad en documento mercantil al desviar presuntamente en 1988 unos 19,28 millones de euros, dentro de la denominada operación Croesus informa Efe. En el escrito final de acusación, la teniente fiscal Belén Suárez Pantín pidió también cuatro años de prisión para el director financiero del grupo Torras, Miguel Soler, por el delito de falsedad en documento mercantil. El Ministerio Fiscal expuso que, a mediados de 1988, De la Rosa solicitó, sin consentimiento del consejo de administración del Grupo Torras, autorización para que en nombre de Torras Hostench, el grupo kuwaití KIO adelantara 27,4 millones de dólares (3.176 millones de pesetas) por un pago de servicios rendidos a la compañía española, sin que ello supusiese ningún beneficio ni provecho comercial para esta empresa. KIO autorizó este pago a Torras Hostench y lo consideró como un préstamo, pues una filial de Kuwait Investments Office en Holanda- -Kookmeeuw Holdings BV- -hizo una transferencia por 3.176 millones de pesetas a nombre de la sociedad Bigley, cuyo titular era Enrique Sarasola, ya fallecido, de la que salieron más de 5,99 millones de dólares (695 millones de pesetas) para De la Rosa, sin que- -según el fiscal- -haya dado explicaciones de ello Posteriormente, Torras Hostench tuvo que devolver este préstamo a KIO y, para ello, se diseñó un esquema a través de la sociedad instrumental gibraltareña Croesus, a la que Torras Hostench London- -filial en el Reino Unido- -le transfirió 25 millones de dólares (3.073 millones de pesetas) después de firmar un préstamo con el Banco Santander en septiembre de 1989. Este juicio, que comenzó en julio pasado, se celebró después de que en 2006 el Tribunal Supremo estimase un recurso presentado por la acusación particular del Grupo Torras contra la prescripción de estos delitos, motivo por el cual no había sido juzgada la operación Croesus junto con la de ICSA- Impacsa en 2003. El juicio se reanudará el próximo 22 de octubre con los informes finales de las defensas. Trabajo de relaciones públicas Antonio Camacho y Laura García- Morey También explicó que acompañó a Camacho a un almuerzo al que asistió el inspector de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) Antonio Botella, donde le presentaron como la futura imagen de Gescartera y donde no hubo conversación sobre negocios. Otro de los testigos que declaró ayer fue el ex consejero delegado de la Fundación ONCE, José Manuel Pichel, quien afirmó que la Fundación tenía 4,2 millones de euros invertidos en Gescartera y que Cama- JAIME GARCÍA cho le ofreció adquirir una participación el 10 sin desembolso alguno y con la posibilidad de ascender al 25 en pleno proceso de transformación en agencia de valores. y nombró a Pichel miembro del consejo. Gescartera consiguió que la CNMV aceptara su transformación en agencia de valores en julio de 2000, bajo la presidencia de Juan Fernández- Armesto y fue ratificada en octubre de ese mismo año, con Pilar Valiente al frente del supervisor. En el momento de la intervención, la agencia de valores tenía el 3,15 del dinero de los clientes. Camacho ofreció a la Fundación ONCE adquirir un 10 de Gescartera sin desembolso alguno