Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 INTERNACIONAL MARTES 9 s 10 s 2007 ABC Miembros del jurado británico del caso que examina las circunstancias de la muerte de Diana de Gales, ayer en el interior del túnel parisino del Pont de l Alma POOL Tras los pasos de Diana en París El jurado del tribunal que investiga la muerte de la Princesa de Gales visita en París los lugares más directamente relacionados con el accidente en el que perdió la vida junto a su novio Dodi Al Fayed, especialmente el túnel de Alma E. J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Por la noche y frente al pilar número 13 del túnel de Alma de París. Las once personas- -seis mujes y cinco hombres- -que forman el jurado del caso Diana revivieron anoche las escenas que ocurrieron en la madrugada del 31 de agosto de 1997 en ese paso subterráneo. Ya habían ido a primera hora de la tarde, para hacerse mejor idea del lugar a plena luz del día, y luego volvieron por la noche para saber cómo a esas horas pudo ocurrir allí el trágico accidente. En el recorrido por París siguiendo los últimos movimientos de la Princesa de Gales y su novio Dodi Al Fayed, el jurado incluso experimentó un propio accidente, por suerte sin mayores consecuencias. Al llegar al hotel Ritz, en que Diana y Dodi habían pasado sus últimas horas, una de las tres furgonetas que transportaba al jurado chocó con la moto de un policía francés, luego dio contra un pequeño pilar y pinchó una rueda. Al desplazamiento de dos días a la capital francesa han acudido además el juez del caso, lord Scott Baker, los abogados que forman su equipo y los funcionarios del tribunal. Su movimientos están siendo auxiliados por agentes de la Policía francesa, tanto para abrir camino en medio del tráfico de París como para proteger a los miembros del jurado de cualquier contacto con la prensa. Antes de partir de viaje, lord Scott Baker ya advirtió a los medios británicos y franceses que no toleraría ninguna aproximación de periodistas o fotógrafos a las personas del jurado, ni la publicación de imágenes que revelen su identidad. La comitiva de tres furgonetas también acudió ayer al hospital en el que Lady Diana fue trasladada y en el que murió, y siguió las rutas utilizadas por el mercedes que conducía Henri Paul, empleado en la seguridad del Ritz, antes de que el coche entrara en el túnel de Alma. Éste fue cerrado al tráfico para permitir que el grupo pudiera examinar el lugar. Primero los vehículos pasaron en una y otra dirección y luego sus ocupantes bajaron para recorrer el túnel a pie. Se concentraron todos en semicírculo frente al pilar número 13, contra el que diez años atrás se estrelló el mercedes y guardaron un minuto de silencio. Después, lord Scott Baker llamó su atención sobre diversos detalles, como los afilados bordes del zócalo medianero, y les invitó a mirar hacia atrás con el fin de ver el ligero descenso que el piso realiza desde el comienzo del túnel hasta el punto en el que ocurrió el accidente. La investigación judicial por el caso Diana comenzó en Londres la pasada semana, y se calcula que durará unos seis meses. Por requerimiento legal británico, los tribunales deben establecer las causas de las muertes violentas o no naturales, y así ocurre ahora en el caso de Lady Diana y Dodi Al Fayed, con diez años de demora respecto a su fallecimiento debido al retraso impuesto por otros procesos anteriores ante la Justicia francesa y por una investigación previa realizada por Scotland Yard. En la apertura del nuevo proceso, Mohamed Al Fayed ha insistido en presentar el accidente como una acción de los servicios secretos británicos. Seis meses Cuatro muertos al estrellarse el helicóptero que escoltaba a Musharraf MIKEL AYESTARÁN ENVIADO ESPECIAL ISLAMABAD. Tres militares y un cámara de la televisión pública paquistaní perdieron la vida tras estrellarse el helicóptero en el que viajaban acompañando al general Pervez Musharraf. El recientemente reelegido presidente del país salió sano y salvo porque viajaba en una aeronave diferente. Otros ocho ocupantes del aparato, entre ellos el portavoz presidencial, general Rashid Qureshi, resultaron heridos. La comitiva presidencial regresaba de la región de Cachemira tras tomar parte en una ceremonia en memoria en homenaje a las víctimas del terremoto que tal día como ayer, en 2005, asoló esta parte del país. Más de setenta mil personas fallecieron causa de un seísmo cuyas consecuencias siguen padeciendo en el norte de Pakistán. El helicóptero siniestrado iba en segundo lugar, siguiendo al que llevaba al presidente y todo ha ocurrido cuando la primera aeronave ya estaba en ruta. El presidente ha llegado a su destino sin problemas informó el portavoz del Ejército, general Waheed Arshad, instantes después de conocerse un suceso que inmediatamente hizo pensar en un nuevo atentado contra Musharraf. El máximo dirigente del país ha sufrido tres atentados en los últimos años. El último de ellos el pasado mes de julio cuando un grupo de la insurgencia disparó contra el avión en el que acababa de despegar del aeropuerto militar de Rawalpindi. En ese momento se vinculó la agresión a la crisis de la Mezquita Roja de Isla- Tres atentados mabad, que terminó con una operación militar que costó la vida, según datos oficiales, a cien extremistas islámicos. El portavoz militar aseguró que estamos investigando los hechos. Parece que hubo un fallo en el motor y el piloto tuvo que aterrizar de emergencia. Cuando el aparato se precipitó contra el suelo la parte trasera se incendió. No sabemos si es un sabotaje, un ataque o un simple fallo. Hay que investigar, pero todo parece indicar que es un problema técnico En la zona de Cachemira el tránsito de helicópteros es frecuente desde el terrible terremoto. Es el único medio para llegar a muchos puntos que han quedado aislados de las rutas tradicionales y no es extraño este tipo de accidentes.