Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN MARTES 9 s 10 s 2007 ABC AD LIBITUM LOS JÓVENES PERSPECTIVA Y EL MAÑANA INCENTIVOS AL NACIONALISMO ma de los 10.000 MW, más que toda la potencia instalada L auge de los nacionalismos periféricos en Espaen el mundo. Burbuja financiera que ahora el Ejecutivo ña no es una necesidad histórica, no es la fase suno sabe cómo desactivar sin lesionar derechos adquiriperior del capitalismo, que diría Marx, no es ni dos y crear inseguridad jurídica. siquiera consecuencia del centralismo impuesto por el Nadie se ha atrevido todavía a utilizar los incentivos segundo Gobierno Aznar, como gustaban de repetir económicos para poner límites al desarrollo del naciolos portavoces mediáticos socialistas antes de quedar nalismo. No es sólo que el sistema electoral incentive la entrampados en el fiasco de la reforma estatutaria y de aparición de partidos nacionalistas, como es notorio, que descubrieran el poder electoral de la marca Goni tan siquiera que un reparto discrecional, sin bierno de España Es más bien el producto de regla alguna, del gasto público prime la aparidecisiones políticas equivocadas y difíciles de ción de hechos diferenciales. Lo más grave es revertir, tomadas consciente o inconscienteque se ha permitido que las autonomías de todo mente en estos años en que la interpretación signo practiquen el capitalismo de Estado constitucional ha asociado unívocamente descreando empresas públicas y redes clientelares centralización a democracia. Un binomio totalpor doquier. El Estado central ha seguido una lómente accidental, pues la historia de España, gica privatizadora que lo ha desarmado frente a incluida la contemporánea, bien permitía asolas comunidades, mientras éstas se convertían ciar descentralización a caciquismo. Pero lo FERNANDO en el principal empleador de su región. El Gocierto es que las transferencias a las comunidaFERNÁNDEZ bierno de España debería estar en condiciones des han gozado de un plus de legitimidad, sólo de poner en marcha la segunda privatización, la de las comparable a las decisiones que tenían que ver con Euautonomías y corporaciones locales, pero no tiene comropa, inmersas ambas en un clima emocional que asopetencias. Sólo nos queda esperar que nos lo exija Bruciaba las ideas de Europa y Autonomía a la libertad y el selas, con amenaza de sanción incluida. progreso. Ese clima emocional permitió aprobar sin El Partido Socialista ha reaccionado al Plan Ibarreoposición la cesión plena de competencias en educatxe bis paralizando la fusión de las cajas vascas. Parece ción, sanidad, urbanismo o cajas de ahorro. Sólo ahora una exageración, porque si el proyecto tenía sentido fiempezamos a conocer sus efectos, y los resultados no nanciero antes, el referéndum de autodeterminación permiten afirmar que progresamos adecuadamente. no debería quitárselo. Y así sería si la caja resultante no Menos mal que podremos repetir Gobierno con cuatro fuera el embrión de un gran banco de desarrollo públisuspensos. co, que a semejanza de lo que está queriendo hacer KirLa lógica económica se fundamenta en una definichner en Argentina se convertiría en la punta de de lanción discutible de la racionalidad humana, la maximiza de la creación nacional. ¿Cuándo deja una caja de zación de la utilidad y el beneficio, pero que resulta útil ahorros de ser una caja de ahorros? Se preguntaba esta como simplificación. Este Gobierno cree firmemente semana el Finantial Times en su influyente Lex Column en el homus economicus y en que el comportamiento huen relación a Criteria CaixaCorp. Lo mismo deberían mano es modificable mediante los incentivos adecuapreguntarse Solbes y Fernández Ordóñez y pensar en dos, sean subvenciones o impuestos. Los ha utilizado los incentivos perversos que se pueden poner en marcon profusión hasta crearse problemas, porque los indicha. Y que nadie saque a relucir el victimismo vasco, viduos reaccionan con rapidez e intensidad a la apariexactamente los mismos argumentos valen para el proción de rentas. Dada la generosidad de los subsidios a la yecto de fusión de las cajas andaluzas o gallegas. energía solar, por ejemplo, existen solicitudes por enci- N un tiempo y un lugar en que la mayoría de edad se alcanza, con todas sus consecuencias, a los dieciocho años tienen poco sentido las secciones juveniles que, con distintos nombres y formas variadas, impulsan los partidos políticos presentes en el espectro nacional. Las Juventudes Socialistas, que acaban de hacerse notar con una chocarrera parodia de Pasapalabra para ridiculizar a sus antagonistas en las Nuevas Generaciones del PP, no se distinguen en mucho, si es que se diferencian en algo, de sus teóricamente mayores. Si se trata de un camino de meritoriaje, mejor sería que esos jóvenes M. MARTÍN- -muchos de ellos treintaFERRAND ñeros- -invirtieran su tiempo en busca de una más honda formación y unos conocimientos más extensos para que los españoles del mañana no tengan en los nombres del Gobierno, fuere cual fuese su color, un motivo para la risa y el desdén. En este terreno los políticos de impulso centrífugo lo tienen más claro porque los nacionalistas nacen y no necesitan hacerse y, menos todavía, formarse. Ahí tenemos el caso del quinto de los hijos de Jordi Pujol, Oriol Pujol i Ferrusola, que ni tan siquiera ha tenido que cumplir el trámite de pasar por la organización juvenil de CDC y que, ya cuarentón y salvo que lo impida una rabieta de Josep Antoni Durán Lleida, será elevado digitalmente- -por el dedo- -a la condición de portavoz de CiU en el Parlamento de Cataluña. El nacionalismo y sus mañas no se adquieren, se heredan. El que podría ser nuevo portavoz de CiU- ¡el catalanismo moderado! -ya es un viejo conocido. ¿Quién no le recuerda cuando, en la Olimpiada de Barcelona y tras una pancarta que decía Freedom for Catalonia abucheaba al Rey de España? Y eso sin haber pasado por los hornos juveniles en los que los partidos, supongo, calientan el entusiasmo partidista e ideológico de quienes podrán aspirar a liderarlos y conducirlos. Parece claro que los grupos juveniles de los partidos, visto lo que se ve, no contribuyen en mucho a la mejor formación de quienes se inscriben en ellos. Eso concuerda con la doctrina y la praxis del Ministerio de Educación y de sus alborotadas franquicias autonómicas. Es una lástima. Ya que existen y, en los partidos veteranos, forman parte de su tradición podría ser un buen instrumento para que el mañana dispusiera de líderes más sólidos y de mayor enjundia, educados en los principios democráticos, entrenados en la tolerancia que exige la convivencia y convencidos conocedores de los valores que se resumen en la Constitución; pero no parece, para nuestra colectiva desgracia, que sea esa la dirección que llevan unas juventudes que, como las Socialistas, se expresan mejor en lo zafio que en lo solvente. Lo de Oriol Pujol es otra cosa. Llamarle joven sería una provocación y, además, es veterinario de oficio y, como le definió su padre, todo un patriota E E -Vivo obsesionado con mi antecesor en el Gobierno ¿Es grave doctor?