Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 7 s 10 s 2007 CULTURAyESPECTÁCULOS 85 Inspirada Puerta Grande de Bautista FERIA DE OTOÑO Monumental de las Ventas. Sábado, 6 de octubre de 2007. Tercera corrida de la feria. Cinco toros de Puerto de San Lorenzo, serios, encastado el 1 de superior calidad el 5 mansito; y uno de Martelilla (6 manejable y a menos. Miguel Abellán, de malva y oro. Estocada (oreja) En el cuarto, dos pinchazos y media estocada. Aviso (silencio) Juan Bautista, de azul marino y oro. Pinchazo y estocada muy trasera (silencio) En el quinto, estocada en la suerte de recibir (dos orejas) Salió a hombros. Miguel Ángel Perera, de tabaco y oro. Estocada trasera y baja (petición y saludó dos veces desde el tercio) En el sexto, estocada. Aviso (ovación) ZABALA DE LA SERNA MADRID. Los pronósticos al carajo. La expectación la traía un lanzado Miguel Ángel Perera para abrochar su rotundo final de año y Juan Bautista venía de tímida compañía a cerrar una temporada que le ha ido bien. Pero el hombre propone y Dios hace y deshace a su antojo. A Bautista le tocó con la varita que dice hoy va a ser para ti y le puso en el camino a Cantinillo Y con el dedo del soplo de la inspiración le insufló un estado de gracia y torería desconocidos en tal grado en el francés. Cantinillo sueltecito, un tío, ya se estiró en tres remates alados con el capote, y después fue sublime y templada calidad. Juan Bautista enganchó con los vuelos el avión que planeaba a su alrededor, se subió al tren, y gastó la naturalidad innata de su toreo con pulso, gusto y expresión. Filigrana pura, porcelana fina, cada serie medida y librada con sabrosa variedad: cambios de mano, uno del desdén, una trincherilla, un molinete zurdo, los clásicos de pecho. Buscó tablas Cantinillo Bautista se adornó toreramente tras bernadinas regulares. La estocada recibiendo le entregó las dos orejas del tirón, la Puerta Grande esmaltada. Perera estuvo inteligente y tremendo con un tercero que siempre se había vencido por el derecho en capotes. El princi- Juan Bautista cortó las orejas al quinto con una faena de filigrana BOTÁN pio de faena fue todo a izquierdas. Hasta que vio el momento de atacar con su poderosa diestra. Estalló la faena con una tanda de seis o siete ligados. No dudó ante las miradas de cada primer muletazo. Y volvió para despedirse con la zurda. Hubiese sido una oreja con fuerza, pero la espada cayó baja y atrás. Debió dar una vuelta de ley. Luego mató por arriba a un toro manejable y a menos de Martelilla. Faena sobrada. La tarde se decantó por los toros impares de una importante corrida de Puerto de San Lorenzo, y así el que abrió plaza puntuó ya al alza. Abellán estuvo generoso en la distancia y firme en el embroque: aguantar encajado los 614 kilos en franco y encastado galope fue gesto de entrega. De una colada salió con la taleguilla rota. Resolvió de un zambombazo. A su generoso estar se le respondió con una oreja. Se la protestaron. El cuarto sacó genio, le punteó mucho y ya no hubo nada que protestar. Tampoco había funcionado el segundo, y Bautista anduvo breve.