Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos del día D y la hora H. Le faltó tiempo al más famoso fotógrafo de guerra de la historia para completar el pie de foto. Silbaban las balas y Riley fue herido en aquella misma playa. El 8 de junio de 1972 Kim Phuc tenía nueve años. Fue cuando Nick Ut la fotografió en Vietnam. Hasta 14 meses después no vio aquella toma. Durante ese tiempo estuve hospitalizada y cuando volví a casa me la enseñó mi padre. Al principio no me reconocía en la imagen, pero no había duda, alrededor estaban mis hermanos y mis primos. El fuego producido por las bombas de napalm me rodeó, mis vestidos se prendieron Ella dice que esa foto vale más que mil palabras, pero hacen falta las palabras para explicar su historia, para explicar que esta mujer y aquella niña son la misma persona. El fotoperiodista Gervasio Sánchez, quien no sólo fotografía y pregunta, sino que, como en su proyecto sobre las víctimas de las minas antipersona, sigue durante años la peripecia vital de los fotografiados, dice que es algo muy poco habitual en los diarios. Que figure el nombre de la víctima. Para él la foto de Nick Ut es un icono porque desnuda el dolor sin tapujos y muestra el valor de la supervivencia En eso hace también hincapié el fotoperiodista Juan Carlos Tomasi, que, tras pasar una larga temporada vinculado a Médicos sin Fronteras, ha vuelto a trabajar como fotógrafo independiente: Jamás entenderé por qué los periodistas somos autores sin contar con las víctimas, sin ponerles nombres a los retratos. Sin ellos no existirían iconos Algo que tuvo muy claro Steve McCurry, el autor de aquella cautivadora e inquietante imagen que fue portada de National Geographic en 1985, Sharbat Gula, la afgana de ojos verdes, que en- DOMINGO 7- -10- -2007 ABC La persona tras el icono Aquella cara borrosa- -por un error de revelado- -que Robert Capa fotografió el 6 de junio de 1944 en una playa de Normandía tenía un nombre: Huston Hu Riley. Tras cada icono fotográfico del siglo XX hay una biografía que termina por aflorar ALFONSO ARMADA MADRID. Un hombre me ayudó a levantarme, entonces vi la cámara colgada de su cuello y dije: qué demonios hace este aquí Así recordó recientemente Huston Hu Riley, de 86 años de edad. Era aquel soldado que fue portada de la revista Life Más de sesenta años tardó Riley, un vecino de Mercer Island, en el estado norteamericano de Washington, en la costa del Pacífico, en admitir que él era la persona que Robert Capa registró aquella mañana REUTERS Françoise Bornet posó para aquel beso Aunque Robert Doisneau practicó el fotoperiodismo, no lo es El beso Tras dormir el sueño de la inocencia, Doisneau se vio obligado a reconocer que formaba parte de un reportaje sobre enamorados en París, en la que dos actores repiten la escena en distintos sitios -CLEMENTE BERNAD (fotógrafo independiente) Contar con las víctimas ERNESTO AGUDO Kim Phuc era la niña que sintetizó el horror de Vietnam La foto de Nick Ut es un símbolo porque describe con precisión la guerra y la violencia contra los inocentes. Tiene la fuerza del documento histórico porque denuncia el uso de bombas incendiarias contra la población. Es un referente porque humaniza a la víctima y la presenta con su nombre y apellido: Kim Phuc -GERVASIO SÁNCHEZ (fotógrafo independiente) Jamás entenderé por qué los periodistas somos autores sin contar con las víctimas, sin ponerles nombres a los retratos. Sin ellos no existirían iconos (Tomasi) tonces vivía en un campo de refugiados en Pakistán. Dos décadas más tarde, McCurry la volvió a encontrar, aunque Shabat Gula tuvo que levantarse el burka que la cubría por entero para que viéramos en su rostro parte de las devastaciones sufridas por su pueblo. François Bornet, que ahora tiene 77 años, era la mujer que con aparente desenvoltura y espontaneidad se besaba con un muchacho ante el ayuntamiento de París. Ella subastó hace dos años la copia que su autor, Robert Doisneau, le había enviado autografiada. Doisneau tuvo que acabar por reconocer que aquella foto que parecía tan espontánea era en realidad un montaje. El fotógrafo Clemente Bernad, que, como a Lyon (que antes de asumir la jefatura del departamento fotográfico de AP se jugó el tipo en los frentes de Bosnia y en otras guerras) Sánchez y Tomasi le gusta involucrarse durante mucho tiempo en sus historias, dice que la imagen tomada por Doisneau no serviría para hablar de fotoperiodismo, sino de uno de los temas más fascinantes respecto a la utilización de fotografías, y es el uso