Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 ECONOMÍAyNEGOCIOS En portada s La vivienda en la costa española pierde su encanto DOMINGO 7 s 10 s 2007 ABC (Viene de la página anterior) RADIOGRAFÍA DEL MERCADO DE LA VIVIENDA (PRIMER SEMESTRE) Variación anual en porcentaje No obstante, García se muestra cauto y tilda de moderada la caída de la demanda, ya que esta tendencia se viene produciendo desde hace dos años. Según los cálculos de la consultora, en 2004 las transacciones de vivienda de segunda residencia descendieron hasta las 120.000 unidades; en 2005, hasta las 110.000; y, en 2006, hasta alrededor de las 91.000. Una opinión que, por cierto, no comparten otros expertos del sector, que se muestran más alarmistas. Con datos bajo el brazo, desde Standard Poor s afirman que el mercado de la vivienda en España podría estar enfriándose y generando serios riesgos para el conjunto de la economía del país. Además, la agencia de calificación de riesgos, que cita otro informe sobre el mercado inmobiliario del BBVA, añade que el hecho de que el 54 de la nueva construcción se concentre en zonas de costa, confiere al sector un carácter desequilibrado que podría desembocar en un importante riesgo para el conjunto de la economía Una zona, como decíamos, en la que la venta de vivienda empezó a ralentizarse desde principios del presente ejercicio. De hecho, si hace dos años las nuevas promociones de pisos se tardaban en vender entre dos y tres meses, ahora el periodo se amplia bastante y se tarda entre 20 y 22 meses, con el contrasentido de que los precios aún se mantienen altos y sin visos de cambiar, de momento. Sólo ajustando los cada vez menores beneficios de los promotores podría bajar el precio en obra nueva, y esos promotores no pueden mover una estructura sin margen de beneficio y un colchón asegura un analista del sector inmobiliario español. Los expertos explican que la razón del alargamiento de los plazos es la desaparición en algunas zonas costeras de los inversores oportunistas, que antes compraban viviendas pensando en su rentabilidad, y han visto como las acciones contra la corrupción urbanística acababan con las gangas. Esta nueva situación les ha llevado a buscar destinos nuevos, pero en la costa- -distintos a los clásicos, Oropesa, Salou, Benalmádena o Gandía, ya saturados- -u otros mercados similares al litoral español pero fuera de nuestras fronteras, sobre todo, en Europa del Este, Marruecos o Iberoamérica, por este orden. Ahora bien, los promotores reconocen que durante este Tasaciones inmobiliarias NÚMERO TOTAL- 18,8 %520.384 422.307 MAYORES CAÍDAS DE TASACIONES POR CC. AA. -36,2- 35,7- 33,7- 26,0- 21,0 Subidas de precios MEDIA ESPAÑA 10,8 %5,8 MAYORES INCREMENTOS Murcia Extremadura Ceuta y Melilla Baleares Galicia 2006 2007 Asturias 9,4 9,1 8,7 7,8 7,1 ABC Navarra Madrid Ceuta y Melilla Galicia Com. Valenciana Cataluña 7,5 2006 2007 -20,0 EXTRANJEROS QUE COMPRAN EN ESPAÑA En porcentaje %2006 Otros Suecia Holanda Noruega Reino Unido Portugal Italia Irlanda Francia Alemania 2 3 4 6 7 ABC Fuente: Grupo i 2011 7 4 13 5 6 7 2 4 33 32 5 3 8 24 29 Fin de las gangas año se ha venido ajustando la oferta al nuevo ritmo de la demanda, por lo que en los próximos tiempos el número de viviendas nuevas ofertadas en la costa española pasará de las 140.000 a las 90.000. Si la economía alemana se recupera y los ciudadanos ingleses se mantienen fieles a sus hábitos de antaño de veranear en las costas de España, en 2008, esas 90.000 se podrían convertir en 100.000 expli- can desde la consultora Grupo i. Pero los altos precios siguen siendo un hándicap a la hora de intentar arreglar este desaguisado. Estos se han disparado tanto (los últimos datos disponibles hablan de que, de media, el metro cuadrado supera los 2.000 euros en la mayoría de los principales enclaves) que los inversores, sobre todo, los Los precios, un hándicap extranjeros, buscan destinos nuevos. Para la compañía especializada en mercados inmobiliarios emergentes Property Secrets, las promociones que todavía sobreviven, con más o menos holgura, son las que operan a una media de 1.500 euros el metro cuadrado. El promedio, por ejemplo, de la costa de Algeciras o de las inmediaciones de Elche. Incluso en ubicaciones del prestigio de Marbe- Los inversores, tanto españoles como extranjeros, se van a Europa del este, Marruecos e Iberoamérica a buscar vivienda Cada vez más españoles e inversores extranjeros, que hasta hace unos años sólo pensaban en comprar casa en España, han decidido adquirir nuevas viviendas, de primera o segunda residencia, o para alquilar, fuera de nuestras fronteras. Europa del este, Marruecos e Iberoamérica, son los destinos más buscados. En Marruecos, la revalorización del suelo certifica su nuevo poder de atracción para el inversor. Por ejemplo: sólo en los últimos doce meses ha habido incrementos del 60 y 70 en Tánger, lo que ha ocasionado una subida de los precios de entre el 15 y el 20 Pero el país que más se está beneficiando de la saturación del mercado español es Polonia. La revalorización media de las viviendas allí en los últimos cinco años se ha situado en un 20 Polonia es ahora lo que hace 20 años era España para los ingleses y alemanes. Los expertos dicen que lo normal es que el español compre para alquilar cuatro o cinco años para esperar la evolución de los precios, para después vender su propiedad cuando considere que puede sacar mayor rentabilidad a su inversión. lla el aumento de la cotización de la vivienda en 2006 apenas bordeó el 8 una cifra modesta comparada con crecimientos precedentes aseguran sus expertos. Pero la huida de los inversores no nacionales es evidente. Clarificadores son los últimos datos del Banco de España sobre la inversión extranjera en bienes inmuebles en este país, que ha registrado un significativo descenso del 12,1 desde los 4.555 millones de euros en 2005 a los 4.005 en 2006. Los inversores extranjeros- -los británicos, los que más- -chocan contra los elevados precios actuales (por ejemplo, más de 3.000 euros el metro cuadrado en Castelldefells o de 3.800 euros en San Sebastián) con los altos tipos y con las reprobaciones urbanísticas europeas en la Comunidad Valenciana o las polémicas en Andalucía y Mallorca, por lo que se replantean la situación asegura un analista de Property Secrets. Además, la misma fuente, insiste en que en esta tesitura, si buscan sol, apuntan a otros mercados mediterráneos. Confían en la estabilidad política y económica de España, además de en su infraestructura, pero los precios marcan ya la diferencia, y en algunos tramos de la costa turca o marroquí, por ejemplo, pueden adquirir una vivienda por la misma cantidad total que en España supone su revalorización en medio año. Es decir, entre 15.000 y 25.000 euros, aunque, eso sí, les retraen los recelos que todavía generan esos mercados Pero existe otra alternativa. Sobre todo para los pensionistas extranjeros, que no tienen que emigrar de España para adquirir una vivienda de las dimensiones y características que demandan, aunque deben renunciar a la costa o, al menos, a sus principales y más transitados enclaves. Entre ellos, los jubilados británicos, alemanes o austríacos, que no se sienten en países musulmanes tan a gusto como en España. Un informe de Barclays detecta que los británicos ya no eligen, preferentemente,