Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 ESPAÑA DOMINGO 7 s 10 s 2007 ABC FOSOS Y COCODRILOS Álvaro Delgado- Gal bierno, tiende a olvidarse de la fase ulterior. Quiero decir, de la que sobrevendría una vez que hubiese logrado apañar su hipotética mayoría. ¿Qué podría hacer con la última? ¿A qué problema importante podría dar respuesta desde su consorcio? ¿Cómo se las arreglaría para contentar a una base electoral que habría estado con él cuando el enemigo inmediato era Zapatero, pero que contemplaría de muy mala gana una política sesgada hacia una Cataluña irreversiblemente desmarcada de los equilibrios del 78? ¿Cómo enfrentarse a la ya iniciada metástasis estatutaria después de haberse tragado el Estatut, más las dos o tres guindas que Mas considerara preceptivo colocar encima de la tarta? La urgencia de instalarse en el poder, espanta estas reflexiones molestas. Es comprensible. Una cosa es seguir la corrida desde la barrera, y otra, torear. Pero hay más. Pudiera suceder que los problemas prospectivos se adelantaran a la fecha que está prevista en el calendario. Estos días han tenido lugar acontecimientos muy graves que también salpican al partido de la gaviota. Me refiero... a la ofensiva contra la corona. No vale consolarse diciendo que unos cuantos necios pirómanos no representan a la nación. Esos necios son eso, necios, pero operan dentro de contexto. Y aquí está lo grave. En el origen de nuestros males, se encuentra la irresponsable denuncia que el PSOE de Zapatero ha hecho de la Transición. El rey y la Transición se encuentran estrechamente unidos, y no es dable conmover ésta sin generar traslaciones que al cabo rebotan en aquél. Para suma de desdichas, la COPE, ariete del Partido Popular en muchas ocasiones, se ha sumado a la movida. Se abre, por tanto, un nuevo frente. Y también toma cuerpo una deplorable contradicción. El PP que echa cuentas con los dedos de su mano derecha y al tocar el pulgar pronuncia, como si recitara un ensalmo, la c la i y la u es un partido conservador, en el buen y mal sentido de la palabra. En el bueno, porque no quiere bromas. En el malo, porque se comporta como si no nos hubiéramos movido desde el 96. Pero insisto en lo que he dicho: es un partido conservador, no el levantisco y cimarrón que se ha inventado la izquierda. Algunos de sus agentes mediáticos, por el contrario, se han convertido en antisistema y cultivan una idea de la política que terminará catapultándoles, me temo, por encima del orden constituido. ¿Cómo conciliar tendencias tan dispares? ¿Cómo cabalgar sobre algo que ya no es un caballo, sino un camello? Esto, como afirmaba un personaje de Disney, es un lío medieval. Con fosos y cocodrilos. Llamazares junto a Marga Sanz, que quiere disputarle la candidatura a presidente del Gobierno EFE Llamazares se juega su futuro en unas primarias por correo Se enfrentará a Marga Sanz, secretaria general del Partido Comunista de España (PCE) de la Comunidad Valenciana S. E. MADRID. El coordinador general de Izquierda Unida (IU) Gaspar Llamazares, se enfrentará a la candidata impulsada por el Partido Comunista de España (PCE) Marga Sanz- -secretaria general del PCE de esa Comunidad- -en unas elecciones primarias por correo una fórmula que el PCE amenaza con recurrir ante los Tribunales. En efecto, el Consejo Político de IU acordó ayer por 91 votos a favor, 58 en contra y 10 abstenciones, celebrar una consulta por carta en la que sus 55.000 afiliados escogerán a su candidato a la presidencia del Gobierno en las próximas elecciones generales. De esta forma, una vez que las federaciones remitan los censos actualizados a la sede de IU en Madrid, los afiliados de Izquierda Unida recibirán en las próximas semanas una carta con dos papeletas y un código de barras, único elemento que identificará al elector. Sin embargo, el resultado de la consulta no será vinculante y deberá ser ratificado en una reunión del Consejo Político de IU a principios del próximo mes de noviembre. Esta fórmula de votación, que ha contado con el apoyo del 57 por ciento del Consejo, ya ha sido duramente criticada por la dirección del PCE que considera que el método es exótico e ilegal por lo que amenazó con acudir a los Tribunales. Por el contrario, el sector afín al coordinador general, José Francisco Mendi se felicitó, con ironía, de que el PCE haya presentado una candidatura alternativa, para que pueda medirse la fuerza real que tienen los comunistas en el conjunto de IU. La actual dirección de IU negó que las primarias sean una democracia postal y defendió su plena legalidad. El Consejo Político fue también escenario del primer cara a cara entre Gaspar Llamazares y Marga Sanz, que al mediodía formalizaba su candidatura gracias a 85 avales, el 34 por ciento del máximo órgano de IU entre asambleas. Gaspar Llamazares expresó su absoluta lealtad al candidato que elijan los militantes y su respeto y aprecio por la candidata del PCE. Pero, advirtió de que seguirá en su puesto de coordinador general hasta la próxima asamblea de IU sea cual sea el resultado. El líder de IU anuncia que seguirá como coordinador general del grupo hasta su próxima asamblea Todo está cambiando en España a gran velocidad. Nada es como lo habíamos dejado el día anterior, salvo algunas consignas refractarias al tiempo. Destaca, entre las últimas, la noción popular de que la alianza con CiU es condición indispensable para gobernar. El argumento es aplastante: sin los escaños que podría aportar CiU, no cuadran las cuentas. Por lo mismo que para llegar a cuatro desde tres, se necesita uno, para llegar a La Moncloa desde Génova, se necesita a la federación nacionalista. No hay nada más que hablar. Ni, probablemente, que pensar. Confieso cierto desvío hacia los argumentos aplastantes. Con frecuencia, el razonamiento en línea recta nos hace olvidar que el plano aloja dos dimensiones, y que sigue existiendo espacio a izquierda y derecha de la línea. La apuesta unívoca del PP aunque racional, acusa dos carencias o debilidades en absoluto desdeñables. La primera, y más clara, es que no existe evidencia alguna de que los apremios amistosos del PP hallen un eco recíproco en CiU. Conozco a multitud de gente que me asegura conocer a multitud de convergentes deseosos de juntar amarracos con el PP Pero se trata, se. guramente, de una conspiración silenciosa, o de un vasto movimiento clandestino. Lo que se observa desde fuera, es más bien lo contrario. Mas llegó al extremo portentoso de jurar ante notario que jamás se dejaría contaminar por los populares; Pujol, del que se rumorea que quiere volver a la política activa, tal vez montado en un escaño del Congreso, se ha puesto a cantar madrigales de inspiración independentista; y así por el estilo. Si esto son ganas de franquear la puerta al partido de Rajoy, que venga Dios y lo vea. A ello hay que añadir que el PP no tiene nada sustancioso que ofrecer a CiU. Lo único que interesa a los convergentes es gobernar en Cataluña, y para ello tienen que ponerse al habla con el PSC o ERC, no con el PP Mi conclusión es que al PP le encantaría tener una aventura con los convergentes; que les envía recados y piensa en lo felices que serían en su casita de madera en Canadá; pero que ha de suceder algo inédito para que este tráfago de ilusiones se sustancie en algo más que una simpática ensoñación. El segundo punto es más sutil, y más serio. El PP al concentrar sus fuerzas visivas en un solo objetivo, a saber, el de formar go-