Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA Brote separatista en Canarias DOMINGO 7 s 10 s 2007 ABC EVOLUCIÓN ELECTORAL EN CANARIAS En porcentaje Partido Popular PSOE Coalición Canaria 42,2 37,8 34,1 33,2 31,4 30,1 27,6 PSOE 1993 Generales 37,5 33,0 29,8 31,0 25,8 22,4 35,8 34,8 35,3 Gran Canaria y Tenerife, una rivalidad histórica llevada al extremo M. C. LAS PALMAS. La división de Canarias en dos provincias en 1927, Las Palmas y Tenerife, abrió una rivalidad entre las dos islas más grandes del archipiélago canario que ha alcanzado tintes esperpénticos. El Estatuto de Autonomía vigente establece que la capitalidad es compartida. La sede del Presidente del Gobierno autónomo alternará entre Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas por periodos legislativos, el vicepresidente residirá en sede distinta a la del presidente y el Parlamento se localizará en Santa Cruz. En Las Palmas presumen de ser una ciudad más cosmopolita y abierta que Tenerife; en Santa Cruz reclaman la vuelta a la capitalidad única. Desde algún medio se critica incluso que Gran Canaria sea Gran y se pide que se quede simplemente en Canaria. Los independentistas prefieren que la capital se sitúe en la isla del Teide y denuncian que se haya impuesto el divide y vencerás con las dos provincias. La pugna entre chicharreros y canariones llega al extremo de producirse críticas al texto del Estatuto de Autonomía por hacer una relación de islas por orden alfabético, y no por su tamaño, lo que coloca a Gran Canaria por delante de Tenerife. 30,0 25,7 23,3 1995 Autonómicas 25,2 1996 Generales 24,8 24,6 2004 Generales 24,4 1999 Autonómicas 2000 Generales 23,5 ABC 2003 Autonómicas 2007 Autonómicas Viaje al feudo radical El brote independentista que ha surgido en Canarias no ha prendido en la población, ajena por completo a la fantasía nacionalista radical, ni siquiera en sus supuestos feudos Lanzarote y Tenerife POR M. CALLEJA FOTO J. GARCÍA ARRECIFE. Si preguntas a un independentista canario cuáles son sus feudos en las islas siempre dicen dos: Tenerife y Lanzarote. La primera no se sabe muy bien por qué, será porque allí vive su líder Antonio Cubillo. Encontrar una pintada, un símbolo radical, no digamos una bandera de las siete estrellas en la isla del Teide es más complicado que ver una bandera de España en buena parte del País Vasco. Tenerife es para los independentistas el quid de la cuestión, la isla madre. En su delirio proponen que la capital de la República se sitúe en el Valle de la Orotava, en las faldas del gran volcán. Por lo demás, los tinerfeños no les hacen ni caso. En las últimas fiestas del Puerto de la Cruz, sin ir más lejos, había más banderas rojigualdas que en Madrid. Y cuando juega la selección española de fútbol, la isla se paraliza. Es cierto que si se rasca, en seguida se encuentra descontento entre muchos ciudadanos. Malestar con el Gobierno de Zapatero por olvidar a Canarias. Sólo hace cuatro meses de las últimas elecciones autonómicas, cuando el PSOE sufrió en carne propia lo que significa quedarse en la oposición pese a ganar en las urnas, y muchos canarios sienten ya que el Ejecutivo les castiga El otro supuesto feudo, en teoría el más radical, es Lanzarote. En concreto, Cubillo y sus simpatizantes hablan con orgullo de Teguise y Arrecife. Allí ondea la bandera de las siete estrellas verdes proclaman con la cabeza alta. En Teguise, la plaza del 18 de Julio recibe al visitante. Aquí gobierna el PSOE junto al Partido Independiente de Lanzarote (PIL) El Ayuntamiento está situado en la Plaza del General Franco, y en su fachada ondea la bandera de Canarias aprobada en el Estatuto de Autonomía, junto a la de España. Intento fallido. Hay que ir a las afueras de la villa para ver una enseña de las siete estrellas verdes. Pintadas, ni una. En Lanzarote, salvo excepciones, las casas están obligadas por ley a pintarse de blanco, según nos comentan en el Ayuntamiento de Haría. Las fachadas están blanquísimas en casi toda la isla. Otra historia es Arrecife. Aquí las cosas cambian, aunque el gobierno local sigue siendo del PSOE y del PIL. La ciudad tiene un ambiente mucho menos turístico y más dado a radicalismos. En la zona del puerto, los independentistas han marcado su territorio con pintadas del estilo ¡Viva Cubillo! Muy cerca de allí, otro aviso: Canarias para los canarios En el centro de la ciudad y en zonas poco recomendables para dar un paseo nocturno aparecen carteles con los símbolos independentistas y la proclama: ¡El grito está lanzado! ¡Patria y libertad! Un lema que recuerda, de forma inquietante, a otro utilizado por los terroristas en el País Vasco. De nuevo, otro ¡Viva Cubillo! al que están empeñados en convertir en héroe canario. El debate no está en la calle. Hay un caldo de cultivo que ha dado pie a algunos medios de comunicación y a los políticos a hablar de una cuestión, el nacionalismo radical, que no ha calado en la sociedad. En Arrecife pueden verse carteles y pintadas a favor de la lucha por la independencia En la capital de Lanzarote, Cubillo es considerado un héroe por parte de las organizaciones más radicales