Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA Brote separatista en Canarias DOMINGO 7 s 10 s 2007 ABC En las calles de Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife puede verse alguna pintada antiespañola como ésta, aunque no están extendidas El independentismo anida en Canarias Por ahora es un brote, pero suficiente para que salten las primeras alarmas. El problema de la inmigración, las expectativas frustradas con el nuevo Estatuto y la ruptura del modelo de financiación han creado un caldo de cultivo que ha dado aire al movimiento radical POR MARIANO CALLEJA FOTO JAIME GARCÍA LAS PALMAS. Canarias se organiza, en tanto que Estado soberano o Nación, en una República Federal Independiente y soberana, miembro de las Naciones Unidas Su territorio está constituido por siete islas, Tenerife (Chinet) Fuerteventura (Erbani) Canaria (Tamaran) La Palma (Benahoare) Lanzarote (Titeroygakat) Gomera (Gomera) y Hierro (Hero) y seis islotes, a saber La Graciosa, Alegranza, Montaña Clara, Roque del Este, Roque del Oeste e islote de Lobos Este es el delirante artículo 1 del proyecto de la Constitución de la República Federal Canaria inventado por Antonio Cubillo, líder del movimiento independentista canario, y que, de manera sorprendente, ha provocado el debate entre los medios de comunicación locales. También pide la sustitución del euro por el Áfrico y la enseñanza del Berber en las escuelas. En realidad, el asunto sería digno de una sonrisa y poco más, si no fuera porque forma parte de un brote nacionalista radical que ha reaparecido en los últimos meses en Canarias, y sobre el que el Gobierno regional ha dado la voz de alarma. El presidente autonómico canario, Paulino Rivero, de Coalición Canaria, ha sido el primero en advertir del resurgimiento de un movimiento independentista que parecía acabado hace décadas, precisamente cuando Cubillo decidió que su organización Mpaiac dejara de poner bombas. En Canarias se ha creado un caldo de cultivo propicio- -explica Rivero- -para que anide el independentismo, y el Gobierno de Zapatero no lo ve, sufre de miopía y no se ha dado cuenta de los riesgos La causa principal es el problema de la inmigración. Los canarios son testigos excepcionales de la llegada de pateras y cayucos a sus playas. Muchos han visto los cadáveres de quienes no lograron su objetivo, mientras las islas ya no dan abasto ante la avalancha y se sienten desamparadas por el Gobierno de la Nación. Sólo en lo que va de año han llegado unos siete mil inmigrantes ilegales en pateras y cayucos a las islas. Los menores inmigrantes son un problema adicional, ya que no pueden ser devueltos a sus países de origen, y la tutela corresponde a las Comunidades Autónomas. En Canarias hay más de 800 menores, que tienen derecho a recibir una educación y una asistencia completa. Cuando son mayores de edad, pueden agruparse con su familia. La inmigración no es la única causa del descontento político y social en las islas. Cuando Zapatero abrió el melón de la reforma del modelo de Estado, al dar vía libre al nuevo Estatuto de Autonomía de Cataluña y al animar al resto de Comunidades a hacer lo propio, se crearon unas expectativas que no se han satisfecho y que han acabado en frustración. El Estatuto canario lleva camino del bloqueo total, ante la falta de entendimiento de los partidos en el Gobierno regional, CC y PP, con el principal partido de la oposición- -y ganador de las elecciones- el PSOE de Juan Fernando López Aguilar. El caldo de cultivo de movimientos radicales se completa con los agravios comparativos respecto a otras Comunidades de España, a cuenta de la financiación autonómica y los Presupuestos Generales del Estado. El modelo de financiación ha saltado por los aires con las nuevas cuentas públicas, en las que Cataluña y Andalucía han tenido un trato preferente, por el hecho de que sus nuevos Estatutos fijan la cantidad que el Estado debe invertir en su territorio. Los canarios tienen otra ley, la de Régimen Económico y Fiscal de las islas, que establece que la inversión en Canarias debe ser similar a la media del PIB por habitante. En la actualidad, el dato real queda muy lejos: 143 euros por habitante por debajo de la media, según Coalición Canaria. Si metemos estos elementos en una coctelera, añadimos un punto de lejanía territorial, otro de afán de protagonismo en una legislatura en la que tienen más los que más piden y más gritan, e introducimos un poquito de victimismo, siempre vital en estos casos, y lo agitamos todo, el resultado puede ser explosivo. En la calle, los ciudadanos van a lo suyo. Porque el movimiento independentista canario choca irremediablemente con algo fundamental: los canarios. Es un movimiento radical sin base social, en las islas no hay un solo concejal que apoye sus tesis, en las elecciones sus resultados son insignificantes (a menudo ni se presentan) están divididos en varios partidos y tienen más sentimiento insular que regional, cada isla defiende con uñas y dientes lo Menores inmigrantes Sin base social El Gobierno canario advierte que Zapatero sufre de miopía y no ve el malestar que existe en las islas Coalición Canaria cifra en un dos por ciento el apoyo ciudadano a los más radicales