Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 6- -10- -2007 81 presidente de la Asociación Española de Pediatría y catedrático de la Universidad del País Vasco, considera esencial educar a los niños en unos hábitos alimentarios correctos. Esta labor hasta la adolescencia es crucial. En su opinión corregir la dieta de un chaval de 15 años es casi una tarea imposible. Es imprescindible mantener una alimentación equilibrada, que aporte al organismo todos aquellos nutrientes necesarios desde el momento de su nacimiento. El doctor Delgado defendió en Pamplona el uso de la leche materna y la vuelta a la dieta mediterránea tradicional en el menú infantil, con un gran aporte de cereales, legumbres, frutas y verduras, frente a las actuales dietas proteínicas. nidas en pescados azules, aceites vegetales y frutos secos son beneficiosas, por lo que se recomienda que de las grasas consumidas pertenezcan a este grupo. Sin embargo, que sean saludables no quiere decir que no engorden ni que se pueda abusar de ellas, advirtió Javier Salvador, director del departamento de Endocrinología y Nutrición de la Universidad de Navarra. Como no todas las grasas son iguales, los consumidores deberían conocer bien este aspecto antes de comprar y planificar la dieta. Pidió más claridad en el etiquetado de los productos de alimentación y campañas de información a los ciudadanos. OFTALMOLOGÍA El éxito de la cirugía en el desprendimiento de retina, en un test N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. El desprendimiento de retina es una de las urgencias oftalmológicas más comunes. Cuando se produce la cirugía es inedulible. Pero en un 10 de los casos, el tratamiento quirúrgico provoca una grave complicación difícil de tratar que puede dañar de forma irreversible la visión. Ese efecto secundario se llama vitreoretinopatía proliferante y se desencadena por una cicatrización exagerada. No es consecuencia de una mala práctica, sino de una predisposición de cada persona a tener esa complicación. El problema está en los genes. Un grupo de médicos e investigadores españoles, coordinados por el Instituto de Oftalmobiología Aplicada de la Universidad de Valladolid (IOBA) ha encontrado la fórmula de identificar a esos pacientes de riesgo. Sus trabajos permitirán ahora desarrollar un test genético para conocer antes de la intervención si el paciente tendrá complicaciones. En los casos positivos, se podrán aplicar terapias biológicas antes de la cirugía, para intentar controlar esa excesiva cicatrización. La aplicación de ese tratamiento previo de rutina no estaría justificado, salvo que conociéramos previamente la existencia de un riesgo explicó José Carlos Pastor, director del IOBA. Se pierda o no visión, la aparición de estas complicaciones es siempre un desastre asegura Pastor. El tratamiento es muy complejo, obliga a realizar numerosas intervenciones y su coste puede alcanzar los 7.200 euros por enfermo. Ademas del centro de Valladolid, en la investigación han participado el hospital Donostia de San Sebastián, el Vall d Hebrón y la Clínica Barraquer de Barcelona, la Clínica Vissum de Alicante, el hospital Reina Sofía de Córdoba, los hospitales Río Hortega y el Clínico de Valladolid. Los investigadores realizaron un estudio genético con la sangre de 450 personas que habían sufrido un desprendimiento de retina. En 150 de estos pacientes, la cirugía tuvo complicaciones y el ojo cicatrizó de forma exagerada. Las muestras fueron remitidas al Centro Nacional de Genotipado de Santiago de Compostela, una plataforma de alto rendimiento que realizó el estudio genético, centrándose en 230 polimorfismos. Una vez analizadas las muestras, el IOBA identificó cuatro genes implicados en esta complicación. El trabajo ha permitido desarrollar también tres modelos de predicción que deben validarse. Con estos resultados, el kit comercial que contenga esas variaciones genéticas para pronosticar el riesgo no tardará en llegar. Probablemente, antes de fin de año. El demonio de las grasas Las grasas trans son un auténtico demonio en la familia de los lípidos, cada vez más presente en la dieta pues se encuentran en buena parte de los alimentos manufacturados, desde la bollería a los precocinados. Los ácidos trans prácticamente, no existen en la naturaleza, se forman al solidificar grasas de origen vegetal mediante procesos de hidrogenado y son una verdadera a menaza para la salud, ya que a parte de su enorme aporte calórico, elevan el colesterol malo (LDL) y hacen que descienda el bueno (HDL) En la mayoría de las etiquetas no se refleja su existencia, pero cuando aparece grasas vegetales entre los ingredientes de un producto, podemos tener la certeza de que se trata de grasas hidrogenadas y por tanto ricas en ácidos trans. Entre la lista de productos a evitar Salvador citó las margarinas, la bollería industrial (incluidos los panes de molde) las patatas fritas y de más aperitivos y snacks los helados, y buena parte de los platos preparados. El temor a los transgénicos Ningún estudio aporta pruebas definitivas, pero son muchos los que dejan entrever ciertos temores. No obstante hasta el momento nadie ha muerto o enfermado gravemente por comer soja o maíz transgénicos. La problemática de estos productos se encuadra más en el ámbito del medio ambiente, o lo que es lo mismo, afecta más a la salud del planeta que a Sólo se logran efectos saludables con dosis muy bajas. En varones, no más de 28 copas de vino por semana y 17 en la mujer Cuatro genes implicados la de los individuos, ya que supone un atentado contra la biodiversidad y la agricultura sostenible y sólo beneficia a las grandes industrias agroalimentarias. Las semillas no se han modificado para aumentar la productividad y reducir el hambre en el mundo. Se ha empezado, por lo más fácil, por modificar los genes que tienen que ver con la resistencia de las plantas a las plagas y los herbicidas. bres y 170 gramos para las mujeres. Una copa de vino, una cerveza o medio whisky tienen 10 gramos de alcohol puro, por lo que un hombre podría tomar 28 copas de vino a la semana y una mujer 17. Según todos los estudios la mayoría de los españoles son sin saberlo bebedores de riesgo. La cara y la cruz del azúcar Como las grasas, también el azúcar es un producto indispensable para el organismo, aunque maldito, ya que lleva asociados la obesidad y enfermedades tan crueles como la diabetes. La doctora Mirentxu Oiarzabal, jefe de sección de Endocrinología Pediátrica y diabetes del hospital Virgen del Camino (Pamplona) llamó la atención sobre la diabetes tipo 2, que es la que aparece en adolescentes obesos a la que calificó de auténtica epidemia del siglo XXI y sobre la necesidad de evitar las calorías vacías de, por ejemplo, los refrescos ricos en azúcar. El pastelero catalán Jordi Butrón, premio Nacional de Gastronomía 2006, demostró como se puede reducir el nivel azúcar en los postres, combinando elementos ácidos, especias, hierbas, etc, con lo que se logra un juego de contrastes que hacen que el comensal no eche de menos el azúcar. Salud a pequeños sorbos Según el profesor Antoni Gual, miembro de la unidad de alcohología del Hospital Clínico de Barcelona y una referencia nacional en la materia, estudios epidemiológicos han demostrado fehacientemente que consumido con regularidad y en dosis muy bajas el alcohol tiene un efecto protector del sistema cardiovascular, siendo especialmente demostrable en varones entre los 40 y los 60 años. Si bien a dosis más altas tal efecto desaparece y los riesgos se incrementan de forma exponencial. Destacó que establecer unos límites de consumo adecuados para el individuo es de vital importancia en una cultura como la nuestra y fijó las cifras en 280 gramos de alcohol semanales para los hom- El poder de la grasa saludable Las grasas son elementos imprescindibles para el buen funcionamiento del organismo. Sin embargo unas grasas son más beneficiosas que otras. Los huevos, la mantequilla, el tocino, y en general las grasas animales pertenecen al grupo de la llamadas grasas saturadas cuyo consumo debe vigilarse (no más del 10 Las grasas insaturadas y especialmente las ricas en ácidos grasos Omega 3 y 6, conte- Cuando se opera un desprendimiento de retina, el ojo puede reaccionar con una cicatrización excesiva Más información: www. ioba. med. uva. es La vitreoretinopatía proliferante es una grave complicación AFP